Menú

Hoteles de Calella expulsan a 400 policías y guardias civiles alojados en ellos

Los independentistas llevan semanas presionando a los establecimientos. El domingo por la noche hicieron un escrache

0

Los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil que forman parte del dispositivo para evitar el referéndum ilegal tendrán que abandonar al menos tres de los hoteles en los que se encuentran alojados en Calella, una localidad ubicada en la comarca del Maresme (Barcelona), a unos 45 kilómetros de la Ciudad Condal, después de que los responsables de los establecimientos les hayan solicitado que abandonen los mismos debido a las continuas presiones del entorno independentista.

Según han confirmado a Libertad Digital fuentes policiales, en estos establecimientos se encuentran hospedados entre 100 y 150 agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP), conocidos popularmente como antidisturbios, y la gerencia del Hotel Catalonia y Hotel Les Palmeres les habrían dado de plazo hasta mañana martes para buscarse un nuevo alojamiento y sacar sus pertenencias de ambos establecimientos.

Las mismas fuentes han indicado que los sindicatos policiales, que ya anunciaron ayer que llevarán a los Mossos d´Esquadra a los tribunales su "escandalosa" actuación y "vergonzosa ligereza" para impedir la celebración del referéndum, están ya estudiando denunciar a estos establecimientos por un posible delito relacionado con la discriminación, que el Código Penal recoge dentro de los delitos relativos al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas.

Exactamente, en el artículo 512 del Código Penal: "Los que en en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denegaren a una persona una prestación a la que tenga derecho por razón de su ideología, religión o creencias, su pertenencia a una etnia, raza o nación, su sexo, orientación sexual, situación familiar, enfermedad o minusvalía, incurrirán en la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio, industria o comercio, por un período de uno a cuatro años".

La misma decisión han tomado poco después los responsables del Hotel Vila, alrededor del cual un centenar de independentistas se ha concentrado durante toda la madrugada de este lunes. También se les ha dado de plazo hasta mañana para que abandonen las instalaciones. La decisión afecta a unos 250 agentes que pertenecen a los Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) y a los Grupos de Acción Rápida (GAR).

En España

    0
    comentarios

    Servicios