Menú

Toque de atención de Rivera al líder de los liberales europeos por criticar el encarcelamiento de Junqueras

"El respeto a la Justicia nos atañe a todos" le advierte a su correligionario Verhofstadt. 

0
Toque de atención de Rivera al líder de los liberales europeos por criticar el encarcelamiento de Junqueras
Albert Rivera, este martes en el Congreso. | EFE

Hace casi dos años, en diciembre de 2015, el líder del grupo liberal ALDE en la Eurocámara, el belga Guy Verhofstadt, cerraba junto a Albert Rivera la campaña de las elecciones generales en la Plaza de Santa Ana en Madrid.

Desde entonces, Ciudadanos se ha afianzado como una de las primeras formaciones de la familia de los liberales europeos, que cuenta con media docena de primeros ministros en la Unión Europea, pero que nunca había tenido un partido tan fuerte en uno de los grandes países comunitarios, como es España.

Sin embargo, la presencia en el mismo grupo de los nacionalistas vascos del PNV y catalanes del PDeCAT ha sido un permanente foco de tensión, dado el antagonismo con estas formaciones de los naranja. Algo que en la actual situación, en pleno desafío secesionista, se hace más evidente y que ha llevado al propio Albert Rivera a desautorizar expresamente a Verhofstadt (sin citarle por su nombre) por sus críticas al encarcelamiento de los ex consejeros del Gobierno catalán, incluido el que fuera vicepresidente, Oriol Junqueras.

"No comentaré lo que hagan los jueces belgas"

En un comentario en las redes sociales, el político de Bélgica, el país donde permanecen el expresidente Carles Puigdemont y varios de sus consejeros, había calificado de "desproporcionado" el encarcelamiento de los antiguos miembros del Gobierno autonómico decretado por la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, confiando en que el Tribunal Supremo, en línea con lo que plantean estos días los separatistas, revierta en el futuro esa decisión.

Escueto pero contundente, Rivera le daba un toque de atención este martes, en declaraciones a los medios antes de la reunión del Grupo parlamentario de Ciudadanos: "El respeto por la Justicia nos atañe a todos. Yo no voy a hacer de comentarista de lo que hacen los jueces belgas y espero que los demás tampoco hagan de comentaristas de lo que hacen los jueces españoles".

Las palabras de Rivera traslucen un malestar que poco a poco se filtra en privado en las filas naranja, donde se cuida con mimo la campaña catalana de diciembre, el reto más importante en la historia del partido, que una década después de irrumpir en el Parlament aspira a liderar un Gobierno constitucionalista con Inés Arrimadas al frente. Precisamente por ello, en el cuartel general de Ciudadanos son conscientes de hasta qué punto puede ser perjudicial cualquier paso en falso, y en ese sentido, además de la contundente respuesta del presidente del partido, ni se contempla que Verhofstadt pueda volver a aparecer como telonero en alguno de los actos de campaña. Eso pese a que, como afirman fuentes de la campaña naranja, "nosotros siempre metemos el marco europeo en las campañas, y en esta ocasión con más motivo".

El propio Rivera ha puesto de relieve sus gestiones a nivel comunitario para contrarrestar la campaña propagandística que el ex presidente catalán está llevando a cabo en Bruselas: "Yo tengo clarísimo que España es un Estado de Derecho, así lo he transmitido a los primeros ministros liberales, a nuestros compañeros de grupo, y de hecho ayer Ciudadanos fue el que impidió que Puigdemont pudiera utilizar el Parlamento Europeo. Y también quiero dar las gracias a los liberales que han colaborado para que Puigdemont no utilice una institución como esa para hacer propaganda de su golpe de Estado".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios