Menú

'El País' niega a Arrimadas el derecho a presidir Cataluña por no ser 'hija del catalanismo'

El CIS provoca un terremoto en la prensa y a algunos casi un infarto.

0
El CIS provoca un terremoto en la prensa y a algunos casi un infarto.
Inés Arrimadas en una manifestación en Barcelona. | Olivia Moya

A El Mundo parece que le ha tocado la lotería. "Arrimadas es la más votada y el independentismo se estanca". Se estanca. O sea, que un grupo de listillos vende a dos millones de personas una burra ciega, les toma el pelo, les deja abandonados para largarse a Bruselas al día siguiente de dejarles con la miel en la boca, les aboca a comer berzas en breve y no se mueve un voto. Están para encerrar. Francisco Rosell, sin embargo, está animado con el "hecho histórico de que por primera vez en Cataluña un partido de centro no nacionalista aparezca como primera fuerza de intención de voto". No podrá gobernar, pero ya con cualquier cosilla nos conformamos. "La candidatura de Arrimadas aglutina el voto útil del constitucionalismo de centro y de derecha a costa del PP y se perfila como principal herramienta para revertir el proceso independentista", dice el editorial. "El CIS parece reflejar un hartazgo del procés que, de confirmarse en las urnas, equivaldría en la práctica a su arrumbamiento", dice como unas castañuelas pese a que el independentismo no baja ni con la que ha caído. Arcadi Espada le da un repaso al juez del Supremo que ayer hizo pinto, pinto, gorgorito con los golpistas. "El auto del juez Llarena es confuso, patéticamente autorreferencista e injusto para los que quedan en libertad y para los que no".

El País dice sin mucho entusiasmo que "la campaña catalana se abre con Ciudadanos por delante". A Arrimadas no la menciona ni en el editorial. Habla de la sentencia, que "además de ser respetada y acatada admite la discrepancia. Pero carecen de legitimidad para formularlas quienes vienen denigrando a los tribunales españoles al negar su independencia". Que son legión, incluido este periódico. Del CIS habla poco Cebrián. "Está empujando con fuerza la participación y por tanto, las posibilidades de triunfo de los partidos que quieren recuperar la normalidad política". Uy, uy, uy. Conociendo a este periódico sospecho que este arrinconamiento de Arrimadas responde a una campaña por Iceta manque pierda. Lo confirma Lluis Bassets en la página de al lado, en la que dice sin rubor "cómo debe ser quien presida Cataluña". No dice debe ser Iceta le voten o no, pero se sobreentiende. "Hace falta una señal fuerte y clara para que regresen las empresas y se recupere la confianza y el prestigio deteriorados; pero la señal debe ser la personalidad misma del presidente, su capacidad de diálogo y empatía". Ya empezamos con el diálogo. ¿Y empatía con quién, concretamente? En opinión de Bassets "la Generalitat es hija del catalanismo y por eso no cabe que su presidente se instale a sus espaldas". Racismo puro. ¿Quiere eso decir que Arrimadas no puede presidir Cataluña porque no es hija de catalanes? Vaya, El País haciendo suyo el supremacismo indepe. "Alguien que no divida ni separe, sino que una a los catalanes y recupere la convivencia y el pacto", que "defienda la lengua, la cultura y la identidad nacional". Definitivamente, El País asume sin disimulo el relato independentista de identidad. Sólo les ha faltado llamar fascista a Arrimadas y mandarla a Cádiz. Aunque a Enrique Gil Calvo le falta el canto de un duro. "Las expectativas para el 21-D ya no favorecen a los extremos polarizadores sino a los candidatos transversales como Iceta o Domenech". Pucherazo en El País. Este periódico hay días que da náuseas.

ABC: "Junqueras seguirá en prisión para que no lidere más actos violentos". Como si Junqueras lo hubiera hecho todo el solito. A Rubido le parece "un auto equilibrado y justo" mitad fuera, mitad dentro, equilibrado sí que es. Lo más interesante es la tunda que le da a Iceta por haber criticado la sentencia. "Esta reacción contra el magistrado marca la tendencia que tendrá este partido en el futuro, sumándose a comunes y separatistas. Parece una apuesta por allanar el terreno a un acuerdo de izquierdas" y dejar fuera al partido más votado. Otro Pacto del Tinell. Como el PSOE vuelva a traicionar a los españoles tras el 21-D con sus pactos aquí se va a armar la marimorena.

La Razón: "Del procés al canvi". Dice Marhuenda que "por primera vez una fuerza que no procede de la tradición catalanista –y sus continuos trasvases al nacionalismo– podría conseguir la presidencia e la Generalitat". Si no hacen cordón sanitario, claro. "El sondeo está mostrando que el independentismo tiene un techo electoral y que solo podría continuar en la Generalitat con apoyo" de Podemos, lo que produce escalofríos porque cualquiera sabe lo que podría hacer Iglesias con una llave, aparte de romperle la crisma a todo el que no esté de acuerdo con él. "Lo fundamental es que el bloque de los constitucionalistas gana posiciones, que se confirma la tendencia y que es posible que el independentismo que hasta ahora gobernaba en la Generalitat sea sustituido por partidos que apuesten por un país abierto, tolerante y que trabaja por el bienestar colectivo (…) Son unas elecciones normales", dice. Sí, normalísimas, con un candidato forajido, otro en prisión, otros procesados. De lo más común. La Razón se apunta a la última moda: someter a la tortura de ver TV3 a un periodista. El castigo le ha tocado a Sabino Méndez. "La consigna más repetida: llamar fachas a todo quisqui que no piense como ellos". Pues qué poca imaginación, eso lo llevan haciendo años.

La Vanguardia dice que "la campaña empieza sin los candidatos independentistas". Oh, si eso fuera cierto, qué hermoso sería. El CIS casi les provoca un infarto. "Ciudadanos se dispara y el soberanismo roza la mayoría". "La sorpresa del sondeo es que Arrimadas superaría a ERC en votos y empataría en escaños". El susto les ha provocado tal estado de shock que les ha dejado mudos. Ni palabra en el editorial. Y busco y rebusco otro artículo de Enric Juliana alarmando ¡qué viene el lobo!, pero nada. Vamos, Juliana, ánimo, otro artículo contra Rivera y Arrimadas y lo mismo les regalas mayoría absoluta.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia