Menú

Mas deja la presidencia del PDeCAT para afrontar un calvario judicial

Dos años después de ser apartado por la CUP y a pocos días de la sentencia del caso Palau, el expresidente que desencadenó el proceso tira la toalla.

(Barcelona)
0
Artur Mas | LD

Artur Mas da un segundo paso atrás. Niega que se retire de la política, pero deja la presidencia del PDeCAT, el partido heredero de Convergència, tal y como ha adelantado esRadio. Sostiene que con su renuncia quiere contribuir al ensanchamiento del partido y de Junts per Catalunya, la plataforma de Carles Puigdemont. Alega razones políticas, la necesidad de renovación, de que haya nuevos liderazgos y la oportunidad de dejar la primera fila al comienzo del curso tras el 21-D. También apunta causas jurídicas, pero estas las sitúa en segundo plano.

El Tribunal Supremo le acaba de comunicar, dijo, que se le investiga en la causa del 1-O y hechos posteriores. Está pendiente también del recurso ante el mismo tribunal por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que le inhabilitó por dos años y debe encarar el juicio del Tribunal de Cuentas por el que se le ha embargado cautelarmente su domicilio habitual. Mas considera que en este panorama, la presidencia del partido le resta margen de maniobra.

En cuanto a la sentencia del caso Palau, que se dará a conocer el próximo lunes, Mas ha negado toda relación de su abandono con el fallo sobre el pago de comisiones a Convergencia a través de Fèlix Millet. "Convergencia ya pagó el precio del caso Palau, que fue desaparecer. ¿Qué otro partido ha desaparecido? Lo decidió la gente de Convergencia y el precio fue muy alto. Si fuese verdad que mi dimisión está ligada al caso Palau, les puedo decir que ya se pagó el precio, la autoliquidación de Convergencia. En el juicio no fui llamado ni como testigo. No había ni la más mínima prueba para que yo pasara por ese juicio. Si indagan un poco en el caso del Palau verán que el comienzo viene de los años noventa, época anterior a mi etapa en el partido", ha alegado.

El origen de Junts per Catalunya

El expresidente de la Generalidad aseguró que hacía meses que había tomado la decisión y que se la comunicó antes del verano a Puigdemont, así como a la coordinadora general del partido, Marta Pascal. También se refirió a los "excelentes" resultados de las elecciones y reivindicó incluso la creación de Junts per Catalunya: "Junts per Catalunya fue una fórmula electoral que nació en Bélgica y que se convino con Puigdemont. Este resultado abre una posibilidad de oro para que el Partido Demócrata pueda ampliar su base de una manera más acelerada. Hay que dejar espacios libres para que determinadas personas puedan encabezar este proyecto de cara al futuro".

Mas niega cualquier enfrentamiento con Puigdemont, a pesar de que es contrario a precipitar unas nuevas elecciones, como pretende su sucesor en caso de no poder ser investido de manera telemática. También difiere con Puigdemont en la estrategia de choque frontal con el Estado y asegura ahora que el 47’5% de los votos no es suficiente para que el independentismo imponga la implantación de la república. La presidencia del partido, según Mas, pasará a manos de Neus Munté.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco