Menú

El eterno retorno de la Junta: en 1984 reconoció 40 zonas marginales; en 2018, 93

Hay 870.000 personas en riesgo de exclusión, las mismas que en 2008 según la propia Junta.

0

En un documento oficial de la Junta para diagnosticar la situación de exclusión en Andalucía de 2017 se reconocía que en 1984 había 40 barrios necesitados de intervención. En 1989, se decidió intervenir en 8 de ellos, número que ascendió hasta 55 en 2013. En el foro de presentación del borrador de la Estrategia regional de intervención en las zonas desfavorecidas en Andalucía del pasado martes 30 de enero, la consejera de Asuntos Sociales del gobierno de Susana Díaz, María José Sánchez Rubio, ha reconocido que hay ahora 93 zonas desfavorecidas. Pero no esboza siquiera una autocrítica del fracaso evidente de las políticas sociales del PSOE andaluz.

Según la consejera, ya hay un borrador de la Estrategia que incluye "un proyecto que mejorará las condiciones de vida de más de 870.000 personas". La nueva estrategia cuenta con una inversión de más de 169 millones de euros hasta 2022 (37,2 millones en 2018) y "facilitará la inserción socio-laboral de las personas en situación o en riesgo de exclusión social de 93 zonas desfavorecidas de Andalucía, a través de la activación de itinerarios integrados y personalizados de inserción", explicaba la consejera.

A pesar de llevar 36 años en el gobierno de la Junta y del ingente personal público que estudia y participa en estas políticas, la consejería recurrió, según dijo, a una empresa externa para que le facilitara un diagnóstico y el posterior diseño y elaboración de la estrategia de intervención en zonas desfavorecidas de Andalucía. Según sus propias cifras, el Gobierno andaluz habría invertido 568.700 euros, de los un 80 por ciento eran financiados por el Fondo Social Europeo para el periodo 2016-2020.

Para justificar tan caro estudio, la Junta se inspiró en que la tasa de riesgo de pobreza de Andalucía alcanzó en 2016 el 35,4 por ciento, superando en 13,1 puntos la media española, según el Instituto Nacional de Estadística que se actualiza, como los datos del paro, periódicamente. También se ha basado en un estudio anterior de 2008 sobre "Vulnerabilidad del tejido social de los barrios desfavorecidos de Andalucía" editado por el Centro de Estudios Andaluces en 2008 que ya contabilizaba en "861.135 andaluces, el 10,8% de la población", la población desfavorecida. Casi la misma que se admite 10 años después.

Lo escandaloso es que, en el borrador que ha consultado La Razón, la Junta hace un "demoledor análisis de la situación social de la región, a la cola en términos de empleo –el principal lastre– y renta media de los hogares. Y después, señala 93 barrios que merecen una actuación preferente, dado que "presentan un mayor riesgo de padecer problemas graves de pobreza o exclusión".

  • En Almería, entre otras zonas, señala a los barrios de La Chanca-Pescadería, El Puche y Fuentecica-Quemadero, junto a El Barranquete (Níjar) o La Gangosa (Vícar).
  • En Cádiz, a la barriada de Loreto, los distritos Sur y Oeste de Jerez y los barrios Alto y Bajo de Sanlúcar de Barrameda.
  • En Córdoba se refiere al distrito Sur y la barriada de Las Palmeras, junto a la barriada del V Centenario de Palma del Río o la del poeta Juan Rejano de Puente Genil.
  • En Granada, anotan a Santa Adela y el distrito Norte, junto a San Antonio (Motril), Alcazaba (Loja) y Santa Ana (Fuente Vaqueros), además de otros.
  • En Huelva capital destacan Marismas del Odiel, El Torrejón, Pérez Cubillas y La Orden, junto a la barriada del Rocío (Isla Cristina) o La Garza (Nerva), entre otros.
  • En Jaén figuran los barrios de San Vicente de Paúl, Antonio Díaz y La Magdalena.
  • En Málaga Palma-Palmilla, Campanillas o La Corta, entre otros.
  • En Sevilla se quiere atender a los barrios más pobres de España según los estudios del INE: Tres Barrios-Amate y Polígono Sur, junto al Polígono Norte y Padre Pío-Palmete, entre otras zonas de la capital y la provincia.

Las zonas afectadas están radicadas en 62 municipios de la comunidad autónoma donde habita el 10,37 por ciento de la población andaluza. A la cabeza de personas afectadas está Cádiz con 181.025 personas (20,81 por ciento del total), seguida de Sevilla con 140.675 personas (16,17 por ciento) y Almería con 124.060 personas (14,26 por ciento). La provincia que cuenta con un menor número de población es Córdoba, con 55.265 personas (6,35 por ciento).

Tras el nuevo estudio, para la Junta, en la que gobierna el PSOE desde hace 36 años, el mapa de la pobreza en Andalucía "es extenso y afecta a un importante número de zonas del ámbito urbano y rural" cuya situación se ha agravado con la última crisis económica. Entre los factores determinantes están los datos de paro, diez puntos por encima de la media nacional, un dato que se conoce desde siempre, y otros datos oficiales como el paro juvenil y femenino, el de larga duración y la precarización del empleo, todos ellos viejos conocidos del retraso andaluz.

La Junta reconoce que, a pesar de las acciones que se ha llevado desde hace décadas, la situación real es de desánimo e impotencia y alude a que la convivencia en estos barrios se mantiene gracias a los servicios públicos y a entidades sin ánimo de lucro y el voluntariado.

El eterno retorno de la exclusión

En documento titulado Proyecto "Diagnóstico y posterior diseño y elaboración de la estrategia regional de intervención en zonas desfavorecidas de Andalucía" que contempla el período 1989-2017, se admitía que se habían realizado inversiones en esta materia, al menos, desde 1989, esto es, hace casi 30 años.

En 1984, se admitió la existencia de 40 zonas o barrios para intervenir de modo inmediato. En 1989 se declararon 8 barrios para atender preferentemente, que ya eran 11 en 1990, 14 en 1993 y 55 en 2013. Desde entonces se han sucedido diferentes planes de barriadas. Luego, en 1993, se llamó a la acción social Intervención en Zonas con Especial problemática Social y en 1998, se cambió a Zonas con Necesidades de Transformación Social.

Tras numerosos cambios de denominación de los planes, de titularidad polítca de las acciones y de cambios incesantes de estrategia, ahora se recurre a una empresa privada para que ponga orden en este sucesivo cúmulo de planes y proyectos que no logran reducir la exclusión social de una población andaluza cercana al millón de personas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia