Menú

Pablo Iglesias manipula de nuevo: ¿Sacan los niños catalanes "mejores puntuaciones" que los del resto de España?

"A mí, si algo me enorgullece como español, es la escuela catalana", aseguraba este lunes en RNE el líder de Podemos. 

0
Pablo Iglesias. | EFE

"A mí, si algo me enorgullece como español, es la escuela catalana", así respondía este lunes Pablo Iglesias en RNE a la pregunta de qué le parecía que el Gobierno de Mariano Rajoy plantee introducir la casilla del castellano como lengua vehicular en la prematrícula escolar en Cataluña. El líder de Podemos añadía que "cuando vemos los datos, tanto a nivel internacional como del Ministerio de Educación, vemos que los niños y niñas en Cataluña están por encima de la media con respecto al resto del Estado. Tenemos que estar orgullosos del sistema educativo que existe en Cataluña y sería inaceptable que un grupo de corruptos venga a destruir algo que funciona muy bien y que es, además, una referencia a nivel mundial".

"Los niños y niñas catalanes obtienen puntuaciones mejores que niños del resto del Estado", insistía el líder del partido morado. Pero, ¿qué hay de cierto en esta afirmación?

Informe PISA

En el último informe PISA, el de 2015, los alumnos de 15 años en España lograban una media de 493 puntos en ciencias, 496 en lectura y 486 en matemáticas. En ese informe de Evaluación Integral de Alumnos, nuestro país alcanzaba la media de la OCDE. Pero, si se separaban estos datos por comunidades, se podía ver que ni mucho menos Cataluña era la que mejor puntuación obtenía. Destacaban las notas de Castilla y León, Navarra, Madrid y Galicia.

Estos eran los resultados por materias de las comunidades autónomas con mejores notas:

Ciencias

  • Castilla y León – 519
  • Madrid – 516
  • Navarra – 512
  • Galicia – 512
  • Aragón – 508
  • Cataluña – 504

Lectura

  • Castilla y León - 522 puntos
  • Madrid – 520
  • Navarra – 514
  • Galicia – 509
  • Aragón - 506
  • Cantabria – 501
  • Cataluña – 500

Matemáticas

  • Navarra - 518 puntos
  • Castilla y León – 506
  • La Rioja – 505
  • Madrid –503
  • Aragón – 500
  • Cataluña – 500

Como puede verse, es cierto que las notas de los escolares catalanes son algo mejores que la media nacional. Pero ni mucho menos se puede afirmar que los niños catalanes "obtienen puntuaciones mejores" que los niños del resto de las comunidades autónomas, porque la idea que se transmite (que las notas en Cataluña superan al resto de regiones) es completamente falsa.

En este sentido, hay que destacar que Cataluña aparece en el informe PISA (y en muchas otras comparativas, pero tomaremos el Informe PISA por ser el que genera un consenso más amplio a la hora de medir los resultados de los diferentes modelos educativos) siempre por detrás de Castilla y León, Madrid y Navarra (por cierto, tres regiones gobernadas durante décadas por el PP).

Pero no sólo eso. Aquí hay que hacer un apunte interesante que tiene que ver con la renta y los resultados académicos. En España (y en prácticamente todos los países del mundo) las notas de PISA están muy relacionadas con la renta y la educación de los padres. Es decir, las regiones más ricas y con una población adulta con una titulación más elevada, tienden a tener unas notas mejores que las regiones más pobres. Es lógico y pasa también dentro de las ciudades y dentro de cada una de las regiones: a más renta y más educación de los padres, los colegios obtienen mejores resultados para sus alumnos.

Por eso, más que medir a Cataluña con la media de España (o "del Estado" como hace Iglesias, como si los que se examinaran fueran funcionarios) es interesante saber cómo lo hace Cataluña frente a regiones de similares características socioeconómicas. Y aquí las conclusiones son obvias: las notas de los escolares catalanes están muy lejos de las que tienen los madrileños o navarros (dos comunidades con un perfil-renta per cápita parecido). No sólo eso, si comparamos con las notas de Castilla y León (o incluso Galicia) lo que vemos es que Cataluña queda muy por detrás de aquella región, incluso a pesar de que su renta y nivel educativo de los progenitores están muy por encima de aquella.

Comparar las notas de Cataluña (una de las regiones más ricas de España) con la media nacional (en la que se incluyen también las regiones más pobres, que tienen unos resultados académicos también bastante bajos) implica, como mínimo, una cierta manipulación. Si encima se insinúa que los niños catalanes son los que mejores notas sacan de todo el país, directamente se cae en la mentira.

Y no sólo eso: la última edición del informe PISA también dejaba un dato relevante que fue analizado en un estudio realizado por Convivencia Cívica Catalana (CCC): los alumnos catalanes castellanohablantes rinden peor, repiten más cursos y se sienten menos integrados que los catalanohablantes en las escuelas. Según CCC, la "inmersión lingüística" es la que da lugar a unos resultados tan desastrosos entre los castellanohablantes. Por poner sólo un ejemplo: "Los datos de la evaluación internacional ponen de relieve que en Cataluña hay casi 3 veces más castellanohablantes que catalanohablantes entre los repetidores de 1 curso (72% vs. 28%) y nueve veces más castellanohablantes que catalanohablantes entre los repetidores de 2 o más cursos (90% vs. 10%)". Aquí puede haber un cierto componente económico (porque los niños castellanohablantes provienen, en Cataluña, de entornos más desfavorecidos, de media, que los catalanohablantes. Habría que hacer un análisis más detallado, algo que la Generalidad catalana nunca ha querido hacer. A Iglesias, que de cada 100 niños que repiten 2 o más cursos, 90 sean castellanohablantes (y que estos niños provengan de hogares de menores ingresos respecto a los catalanohablantes) le parece un "modelo de éxito" y una "referencia mundial".

Otros informes

Pero no solo PISA contradice las declaraciones de Pablo Iglesias. El pasado noviembre, un informe bajo el título Collaborative problem solving, evaluaba la capacidad de los alumnos para resolver problemas de forma colaborativa. La media de los países de la OCDE se situaba en los 500 puntos. Desgranados los datos por comunidades autónomas, era Madrid con 519 puntos el territorio que se colocaba en cabeza. Después, Castilla y León (517), Navarra (505). Cataluña obtenía 505 puntos.

El pasado diciembre también se hizo público el informe PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study). Un estudio de la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) que evalúa la comprensión lectora de los alumnos en 4º de Primaria. De las siete comunidades autónomas que se presentaron a esta revisión, Madrid y Asturias, se situaban en cabeza con 549 y 548 puntos, mientras que La Rioja lograba 546. Tras estos territorios, los alumnos castellanos y leoneses conseguían 546 puntos, por encima de andaluces (525) y catalanes (522).

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios