Menú

Jordi Cañas: "El 155 debería haberse aplicado a partir del 8 de septiembre y no convocar elecciones"

Tras haber sido absuelto por la Justicia, Jordi Cañas vuelve al plano político para debatir sobre la inmersión lingüística y el golpe de Estado.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Tras haber sido absuelto por la Justicia, Jordi Cañas vuelve al plano político para debatir sobre la inmersión lingüística y el golpe de Estado.

Jordi Cañas, exportavoz de Cs, ha vuelto a la política tras ser absuelto por la Justicia. Cañas dimitió en 2014 de todos sus cargos tras ser acusado de fraude fiscal. En aquel momento no quiso perjudicar a su partido y centrar en demostrar su inocencia. Una vez conseguido vuelve al ruedo político.

En Es la Mañana de Federico ha defendido la posición de Ciudadanos frente al 155. "Quién impulsa políticamente la necesidad de aplicar el 155 es Cs, Albert Rivera lo puso sobre la mesa", pese a que reconoce que durante un tiempo el partido defendía evitarlo. "Eran situaciones novedosas, había que ir con precaución". Cañas ha asegurado que en su opinión el 155 se debería haber puesto en marcha "a partir del 8 de septiembre, tras el golpe de Estado el 6 y 7" que supusieron "una ruptura violenta con la Constitución y el estatuto, ninguneando los derechos de los diputados y tirando por tierra el Estado de Derecho".

Además da un tirón de orejas a Rajoy añadiendo que "debería haberlo impulsado el propio Gobierno" sin previa petición de nadie. No obstante, ha remarcado que "Cs ha demostrado una lealtad absoluta, no al Gobierno del PP sino al Gobierno de España" y que "en general se ha hecho bien aunque en parte insuficiente". Del PSOE ha apuntado que se sumó al 155 porque "se vio obligado por la presión de la nación". Sobre el apoyo al PP ha querido dejar claro que "no somos socios de gobierno, sino socios de investidura".

Sobre la convocatoria de elecciones, Jordi Cañas ha asegurado que "en aquel momento pensé que era lo más adecuado, había una tensión en el ambiente que no había vivido en mi vida". Sin embargo, pasado el tiempo ha reconocido que "ahora no lo haría" ya que "a pesar de la dureza de la aplicación de 155, se intentó limitar ese impacto de buena fe y con buenas intenciones". Pero vistos los acontecimientos posteriores, "deberíamos haber dejado un poco más de tiempo porque había medidas que se tenían que adoptar".

Garantizar estudiar en castellano

El ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, ha dicho que no pueden cambiar el modelo educativo en Cataluña, pese a que actualmente es el consejero de educación catalán gracias al 155. Cañas ha recordado al ministro que "no hay que cambiarlo, hay que aplicarlo". De esta forma ha leído parte del artículo 11, punto 4 de la ley educativa catalana del año 1998. "En el curso escolar en el que los alumnos inicien la primera enseñanza, los padres cuya lengua habitual sea el castellano pueden instar en el momento de la matrícula a que sus hijos reciban la educación en castellano".

Dicha ley también recoge que "los padres pueden escoger la lengua de enseñanza a sus hijos de 3 a 6 años". Por tanto, "Méndez de Vigo no tiene que legislar nada nuevo sino aplicar la ley aprobada por el propio parlamento catalán y las sentencias judiciales" porque "los niños tienen derecho a recibir la primera enseñanza en su lengua habitual y la administración debe garantizar este derecho".

Cañas ha criticado duramente la inmersión lingüística a la que ha calificado como "anomalía" y ha subrayado que "sólo existe en Cataluña y Groenlandia". Además ha dicho que es mentira que sea un modelo de éxito", como demuestra que "el 76% de los alumnos repetidores y el 86% con fracaso escolar severo son castellanoparlantes". Esto se debe a que es "un modelo escolar que los ricos de Cataluña no lo usan, no es un modelo de inmersión sino monolingüe en catalán que genera severos retrasos en los castellanoparlantes". Un modelo, además que "es antisocial porque no favorece la cohesión" como demuestra que "después de 30 años de inmersión lingüística tenemos la sociedad catalana dividida".

Por ello ha pedido "un modelo que incorporare con naturalidad los dos idiomas como lenguas vehiculares". Cañas ha dicho que "queremos el modelo educativo de aquellos que se pueden permitir 1.000 euros al mes como Artur Mas".

Jordi Cañas ha afirmado que "gobernaremos sin complejos, con un proyecto de nación para el conjunto de ciudadanos" al mismo tiempo que "somos coherentes, prudentes pero sin tener miedo ni estar acomplejados ante esa enfermedad política que quiere acabar con la nación española".

En cuanto a la devolución de competencias al Estado ha comentado que "nuestra Constitución y modelo competencial tiene 40 años de desarrollo, podemos hacer una evaluación para ver qué ha funcionado y qué no" teniendo en cuenta que "la España del 78 no es la de 2018 y menos la relación con Europa y con un escenario en el que transferimos competencias a Europa".

Entre las competencias que Jordi Cañas sí tiene claro que devolvería al Gobierno central está Seguridad, "apuesto por un modelo centralizado y más con las amenazas globales en temas de terrorismo".

Memoria histórica

"La ley de memoria histórica ya sabemos por qué nació y con qué objetivo, Zapatero tenía una intención guerracivilista". Además, como historiador, ha explicado que "la memoria es personal y selectiva mientras que la historia es historia". Es decir, "las sociedades no tienen memoria sino historia".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD