Menú

La mujer embaraza a la que golpeó Bódalo: "Me dijo que me fuera a mi casa a limpiar platos"

En plena polémica por la obra "Presos políticos", Eva Rico, víctima de Bódalo, explica en Es la Tarde de Dieter la agresión que sufrió en 2002.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Editorial de Dieter: ¿Presos políticos? Es la Tarde de Dieter

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Editorial de Dieter: ¿Presos políticos?" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
La mujer embaraza a la que golpeó Bódalo: "Me dijo que me fuera a mi casa a limpiar platos"
Eva Rico, heladera agredida por Andrés Bódalo | Archivo

Una de las noticias de la semana ha sido la retirada en Arco de la obra "Presos políticos en la España contemporánea". Una obra que se compone de veinticuatro fotografías en las que aparecen, entre otros, Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y también el exconcejal de Podemos, Andrés Bódalo, condenado en 2015 a tres años y medio de cárcel por agresión.

Bódalo, convertido ahora en obra de arte, protagonizó en 2002, en la localidad jienense de Úbeda, un ataque a la propietaria de una heladería embaraza de seis meses que no quería secundar la huelga general. En Es la tarde de Dieter, esa mujer, Eva Rico, ha querido recordar su caso en un momento en el que hay quién defiende al sindicalista.

En primer lugar, se ha referido a la obra "Presos políticos" en la que figura el sindicalista andaluz y ha afirmado que"el autor no estaba bien informado. Andrés Bódalo no está en la cárcel por política". Ha recordado que en su caso, el sindicalista fue condenado dos años "por violencia".

Eva Rico ha querido recordar cómo fue el ataque que sufrió en aquella Huelga General de 2002. Ha descrito que se encontraba trabajando en su heladería cuando llegaron los piquetes y "con los palos de las banderas rompieron los escaparates". La cosa no quedo ahí. Esta mujer jienense afirma que "me dijeron puta fascista y que me fuera a mi casa a fregar platos, que no tenía que estar trabajando". Ha recalcado que ella y su compañera estaban embarazadas en aquel momento.

En este sentido, Rico ha lamentado que, a pesar de la gravedad de su ataque,"ninguna asociación feminista ha ido a darle apoyo nunca".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios