Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El conflictivo pasado de Ana Julia Quezada en Burgos

Una de las hijas de la presunta asesina de Gabriel Cruz se cayó por la ventana que da al patio de luces en el año 1996.

0
Manifestación ayer frente a la comisaría donde estaba detenida Ana Julia. | EFE

Un amplio grupo de periodistas se concentran a última hora del domingo en Casa de La Vega, la zona en la que vivía Ana Julia Quezada durante los años que residió en Burgos. Muchos de los vecinos todavía la recuerdan. Una de las hijas de la presunta asesina de Gabriel Cruz se cayó por la ventana que da al patio de luces en el año 1996. "A día de hoy, todavía recuerdo el ruido de la niña al caer", relata una de esas vecinas.

El atestado policial quedó sobreseído. La pequeña, nacida en República Dominicana, tenía cuatro años cuando falleció. Por aquel entonces, Ana mantenía una relación con Miguel, un transportista de Salas de los Infantes (Burgos) con el que se había casado y con el que había tenido a su segunda hija. Esta niña tenía dos años cuando falleció su hermanita. Ahora es una joven de unos veinte años y todavía vive en Burgos.

Además de la hija, en Burgos también reside una hermana de la detenida con la que "no se hablaba", según afirma una de las personas que la conoce. Cuenta que fue compañera de trabajo de Quezada durante unos tres meses en el bar Iruñako, pero ambas nunca llegaron a congeniar: "Acabé discutiendo con ella porque era una caradura". Según relata, los desacuerdos se debían principalmente a que "ella no echaba una mano, se largaba y me dejaba con toda la faena".

Ana trabajó en una carnicería y en varios bares. También mantuvo una relación con un hombre de origen burgalés que regentaba varios bares en la localidad y que falleció debido a un cáncer en 2012. Uno de los hijos del fallecido relata que a partir de entonces, a Ana Julia "sólo le interesaba el dinero" e incluso afirma que "dejó limpias las cuentas" bancarias de su padre. Él mismo llegó a interponer una denuncia por el robo de joyas y movimientos extraños en las cuentas.

Ana intentó una boda por el juzgado antes de que su pareja falleciese, según publica El Diario de Burgos, un enlace que nunca llegó a celebrarse, pero sí fue beneficiaria de un seguro de vida que acabó cobrando.

Poco después entabló una relación con un trabajador en un taller de impresión, Sergio. Ambos se trasladaron a Almería y montaron un bar en un centro comercial. La relación no iba bien y acabaron rompiendo. Entonces, Ana conoció a Ángel Cruz. Tras una relación de año y medio aproximadamente, Quezada fue detenida ayer como presunta autora de la muerte del hijo de su pareja, el pequeño Gabriel.

Ingresada la hija mayor de Ana Julia

La hija de 24 años de Ana Julia Quezada que reside en Burgos se encuentra ingresada en el hospital de Burgos por una crisis de ansiedad. Según han informado a Efe fuentes de la investigación, la joven, que reside en Burgos junto a su padre y cerca de la carnicería en la que trabajaba su madre, sufrió un ataque de ansiedad al conocer que su progenitora había sido detenida por la muerte del niño de 8 años Gabriel Cruz en Las Hortichuelas (Níjar, Almería).

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El Gobierno baraja castigar fiscalmente a los 9 millones de españoles que tienen planes de pensiones
    2. Las cinco razones por las que Carmena está encareciendo el alquiler en Madrid
    3. El Gobierno blinda a Dolores Delgado y consigue esquivar sus escándalos
    4. Una encuesta de Carmena le da la alcaldía a Villacís
    5. Gobierno y separatistas se alían en la presión a los jueces del golpe
    0
    comentarios

    Servicios