Menú

Ana Julia Quezada se resiste a confesar y duerme "a pierna suelta" en el calabozo

Este miércoles, la Guardia Civil agotará el plazo máximo de 72 horas y Ana Julia pasará a disposición del Juzgado Número 5 de Almería.

Libertad Digital
0
Ana Julia Quezada, con el padre de Gabriel | EFE

La presunta asesina del niño Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, se resiste a confesar. Tras su detención este domingo, a la Guardia Civil le quedan menos de 36 horas antes de que pase a disposición judicial y, según informa El Confidencial, la detenida sigue manteniendo que es inocente.

En la mañana del domingo, la Guardia Civil fotografió a Quezada sacando el cuerpo de Gabriel del pozo que tiene la familia Cruz en el Valle de Rodalquir y, en torno a la una del mediodía, la detuvo mientras lo transportaba en el maletero de su coche. Pese a ello, la pareja del padre de Gabriel sigue sosteniendo que no tiene nada que ver con el asesinato del menor.

Este miércoles, la Guardia Civil agotará el plazo máximo de 72 horas y Ana Julia pasará a disposición del Juzgado de Instrucción Número 5 de Almería. Entonces, el juez decidirá si decreta prisión provisional para ella.

"Ha dormido a pierna suelta"

Por su parte, La Razón cuenta que Quezada "ha dormido toda la noche a pierna suelta". Fuentes próximas a la investigación, consultadas por el diario de Planeta, cuentan que la primera noche que pasó en el calabozo de la Guardia Civil, la detenida parecía absolutamente tranquila, lejos del nerviosismo del pasado viernes, cuando se le tomó declaración.

Quezada aparenta ser una mujer "dura" que está dispuesta a afrontar lo que va a deparar su futuro inmediato y que no expresa, al menos hasta el momento, signo alguno de arrepentimiento.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios