Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

"Carroñero", "fascista", "machista" y "misógino" el que ose acusar a Ana Julia

Espectáculo lamentable en el contexto del día de la mujer y en la semana de la prisión permanente revisable.

0

El Mundo dice que "la asesina urgió al padre de Gabriel a ofrecer un rescate". Arcadi Espada examina el léxico que han utilizado los periódicos en este caso. Dice que unos usaban "pasional", que suena a viejuno, y otros "emocional", mucho más de moda. Pero ninguno dijo lacra. "Ni pasional ni emocional habrían aparecido en los periódicos si el sospechoso hubiese sido un hombre. No hay duda, en cambio, que lacra habría sido el lacre, debidamente estampado sobre machismo, que clausurara cualquier exploración por los bajos fondos (…) De la minuciosidad analítica, sin embargo, ha de extraerse la conclusión correcta, y solo ella. La indiscutible superioridad de la mujer". El editorial evita la batalla de hombres, mujeres y viceversa desatada tras la manipulación del día de la mujer y va por la prisión permanente revisable que le ha jorobado la semana al PSOE. "Han salido a relucir los mantras habituales: no hay que legislar en caliente y justicia no es venganza. No hay que politizar el dolor", y frasecitas hechas que no se creen ni ellos. "Los tiempos mediáticos no pueden ni deben coincidir con los legislativos. Pero un Parlamento desconectado de la demanda social mayoritaria (más de tres millones de firmas) volvería la espalda a la sociedad a la que representa y abriría una ventana de oportunidad al populismo". Y estos son a los que se les llena la boca de consultas ciudadanas, que la gente diga. Siempre que la gente diga lo que quieren oír Pedro y Pablo, si no, no vale.

El País no duda de titular en caliente. "La madre del niño Gabriel Cruz pide que no se extienda la rabia". "Patricia Ramírez no solo aporta una lección de calma a un ambiente enrarecido por la exigencia en la calle y en las redes de un castigo ejemplarizante rayano en la venganza, sino que sitúa a toda la sociedad ante un estándar moral de gran altura del que nadie debería permitirse descender", dice el editorial. Habrá que oírlos como a la madre se le ocurra protestar por una condena corta, lo que no es descartable. "A estas alturas, la madurez política y democrática debería haber hecho aprender que el debate sobre cualquier cambio legal con respecto a las penas debe celebrarse en frío y no al calor de los sucesos que conmocionan el país". Ya, lo que ocurre es que el debate se va a producir porque PSOE y Podemos lo han llevado al Congreso y ¡oh, putada!, ha coincidido con el asesinato de Gabriel. Lo que no habría que hacer es opinar en caliente. Y menos utilizar a una madre que acaba de perder a su hijo para apoyar una opinión política.

ABC: "Patricia, lección de vida". El editorial se pone enfermo con la muletilla de legislar en caliente. "Lo precipitado y oportunista es el empeño de la izquierda en derogar una pena prevista en la inmensa mayoría de los países de la UE (…) En todo caso España ha legislado tarde, pero no en caliente". "La izquierda busca un conflicto con el Gobierno en un asunto en el que tiene en contra a la opinión pública". Vamos, que más que caliente la cosa está que arde. Cuartango denuncia el espectáculo en las teles. "La especulación sobre los autores del crimen, los detalles morbosos, la localización de los escenarios, la exhibición del dolor y el protagonismo de algunos periodistas han contribuido a convertir este desgraciado suceso en la muestra de la degradación de unos medios que lo transforman todo en puro espectáculo". ¡Que el pudor no me quite un punto de audiencia! Mientras, "Iglesias da la espalda a las víctimas al negarse a recibir al padre de Diana Quer". Hombre, qué cosas tienes, Iglesias sólo se reúne con agresores y violentos, sus víctimas le dan tirria.

La Razón dice que "Ana Julia no se arrepiente" y "ha dormido a pierna suelta". Y avisa de que le caerán "diez años menos de cárcel sin prisión permanente revisable". Marhuenda, con un poco más de seso que otros, prescinde de explotar a la madre y editorializa sobre la PPR (prisión permanente revisable). "No tiene justificación la postura del PSOE frente" a este tema, "porque desatiende la voluntad de la mayoría abrumadora de los ciudadanos sin distinción". Fernando Rayón le atiza un mamporro a Ciudadanos, que "tras abstenerse en la votación ahora pide endurecer las penas". Rivera debería tener cuidado, últimamente patina mucho. Ussia recuerda a todos los varones blancos que han sido acusados de algún asesinato en los últimos tiempos. Barra libre para ponerlos a caldo. Pero "que nadie ose acusar a Ana Julia Quezada de haber asesinado a Gabriel. El que lo haga es un fascista, un racista y un machista" porque la presunta asesina "es mujer, es negra, inmigrante y de izquierdas". Puf, lo de que es de izquierdas es nuevo. Ya estoy viendo a Iglesias visitándola en la cárcel y difundiendo su inocencia. O culpando al padre, que tampoco extrañaría a nadie.

En La Vanguardia, Javier Ricou escupe odio con la "tormenta perfecta". "Inmigrante, mujer y negra, las tres etiquetas usadas por usuarios de las redes que confunden solidaridad con mensajes racistas y misóginos". "Hay carroñeros ávidos por despedazar a la presunta asesina por negra, por inmigrante y por mujer". Y otros carroñeros ávidos por sembrar toda la cizaña posible alrededor del cadáver de un niño de 8 años.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. ¿Por qué es tan peligrosa la 'trampa' que prepara el Pacto de Toledo sobre las pensiones?
    2. Tamara Gorro comparte su desnudo integral más reivindicativo
    3. Sánchez respalda a una "quemadísima" Delgado que deja KO al Gobierno
    4. El misterioso trabajo de Adriana Lastra a los 14 años
    5. La todavía ministra Delgado definió a Marlaska como "un maricón" en su comida con Villarejo
    0
    comentarios

    Servicios