Menú

Gravísimos disturbios en el madrileño barrio de Lavapiés tras la muerte de un mantero

La alcaldesa lamenta su muerte y anuncia una investigación al respecto, pero no condena los disturbios. La APMU anuncia medidas legales contra Espinar

0

Mamme Mbage, un mantero senegalés de 35 años, ha fallecido este jueves de una parada cardiorrespiratoria, según han explicado fuentes policiales. Varios testigos y un compañero del vendedor aseguran que la muerte se produjo tras una persecución de los agentes, que iban en motocicleta. Según han indicado a Efe fuentes de la policía, el hombre estaba vendiendo perfumes en la plaza Mayor y al percatarse del control policial emprendió la huida.

Una vecina de la zona que conocía a la víctima ha relatado a Efe que dos manteros corrían delante de dos policías municipales en moto y uno de ellos se ha desplomado a la altura del número 10 de la calle del Oso minutos antes de las 17:00 horas. Los dos agentes han comenzado a reanimarle, tarea que han continuado sin éxito sanitarios del Samur-Protección Civil.

Es en ese momento cuando se ha desatado una gravísima ola de disturbios en el barrio: quema de contenedores y entidades bancarias, formación de barricadas y daños en el mobiliario urbano. Entre otros incidentes, un incendio en un cajero en la calle Mesón de Paredes ha provocado desperfectos en la fachada del inmueble, según han indicado a Europa Press desde la Jefatura Superior de Policía.

Los graves acontecimientos han hecho necesaria la intervención de un amplio despliegue policial y de bomberos. Un total de 19 personas han resultado heridas, 15 de ellos agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, según han informado a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid.

Del total de heridos, los 15 agentes de la Policía que han tenido que recibir asistencia médica presentaban contusiones de carácter leve. De ellos, tres efectivos han sido trasladados hasta la Clínica La Moncloa para la realización de diversas pruebas médicas. Además, otras cuatro personas que participaban en las protestas han sufrido heridas de carácter leve. Se trata de un hombre que presentaba cortes en la cara y el cuello y que ha precisado traslado hospitalario para sutura y otro con una contusión en la cabeza que ha sido dado de alta en el lugar. También han resultado heridas dos mujeres, una de ellas con una brecha en la ceja, que ha pedido el alta voluntaria, y otra que presentaba una brecha en la cabeza y contusiones en la espalda.

Robo de televisiones en los altercados

Un grupo de personas ha aprovechado los disturbios para entrar en una sucursal bancaria incendiada en la calle Ave María, esquina con Plaza de Lavapiés, y sustraer diversos televisores de pantalla plana que estaban en el interior de la oficina. Según ha podido presenciar Europa Press, el robo ha tenido lugar cerca de las 23:30 horas.

Diversos ciudadanos han contemplado lo sucedido y algunos han grabado con sus aparatos móviles la escena. Varios de los presentes han recriminado la actitud de las personas que se estaban llevando los aparatos electrónicos. "No aprovechéis esto para robar", les ha espetado uno de los vecinos. Algunos de los que han entrado llevaban extintores y los han usado en varios momentos para no ser vistos.

Además, la toma de imágenes de la escena ha provocado una pelea entre un grupo de jóvenes que estaba en las inmediaciones. Al parecer, la grabación de los hechos ha generado un intercambio de puñetazos que ha cesado cuando uno de los implicados se ha alejado hacia la boca de Metro de Lavapiés perseguido por otro grupo. En las inmediaciones de la estación del suburbano ha continuado la pelea hasta que se han personado en el lugar agentes de los antidisturbios para dirigirse al interior de la sucursal.

"Policía asesina"

Paralelamente, los agentes han sido increpados al grito de "Policía asesina" por parte de un grupo de 30 personas que se encontraban en la Plaza de Lavapiés y que han lanzado objetos a los agentes, que han respondido con disparos al aire de pelotas de goma. En la calle Sombrerete se han apostado los ciudadanos que estaban congregados y que han cogido adoquines para lanzarlos a la Policía.

A las 00:10 horas se mantenían los antidistubios en las entradas a la Plaza, que ofrecía una imagen deteriorada, con los restos de contenedores quemados y adoquines arrancados de la calzada y de una obra cercana.

Ni una palabra de condena ni de apoyo a la Policía

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha escrito un tuit donde se limita a lamentar la muerte del mantero y a prometer una investigación de lo sucedido. Ni una palabra de condena por los gravísimos sucesos y tampoco por los policías heridos.

Exactamente de la misma manera se ha pronunciado Rita Maestre. Ni una palabra de condena por lo sucedido ni de aliento para Policía, Samur, Bomberos o vecinos.

Por su parte, la Asociación de Policía Municipal de Madrid (APMU) ha anunciado que tomará "medidas legales" contra el portavoz de Unidos Podemos en el Senado y secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, por un tuit donde calificaba la muerte de un mantero en el barrio madrileño de Lavapiés como un "fracaso como democracia". "Señor Ramón Espinar, si hoy hay algún disturbio y herido por su culpa tomaremos medidas legales contra usted".

Por su parte, Juan Carlos Monedero ha escrito esto:

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation