Menú

Rahola, furiosa con las CUP: han jorobado "la firma que se habría tenido que tragar el Rey"

Trepidante capítulo en la serie El Procés de Cataluña que acaba con otra investidura interruptus. Le toca tirar a Llarena.

0

El Mundo dice que "La CUP revienta la operación Turulll para burlar al Supremo". Hay que ver la mala leche que tienen lo cuperos, cuatro gatos mal contados y las que arman. Forcadell, Rovira y Bassa salen por patas de la serie -a estas horas literalmente en el caso de Rovira- y "dejan el escaño antes de comparece ante Llarena". Ahí os quedáis que yo tengo nietos. "Revolcón de los jueces al fiscal general por intentar liberar a Forn". El bofetón da cuenta de que los jueces están hasta el moño de Rajoy. ¿Primero nos cuelgas el muerto de solucionar el tema catalán y ahora que lo tenemos encarrilado quieres meter las narices? ¡A Parla, hombre! Dice el editorial que "bastaba comprobar la abulia con la que Turull leyó su plúmbeo discurso de investidura, y las caras de sopor y desinterés en la bancada separatista, para certificar la colosal pérdida de tiempo de la sesión de ayer". "Más triste que un Dies Irae", define Santiago González, donde Turull "demostró tener más miedo a su comparecencia en el Supremo que a la CUP". Muy sensato. De hecho a mi me ronda una pregunta desde hace tiempo por la cabeza. ¿Cuando Llarena les dijo a los golpistas aquello de tranquilos, esto no es la Audiencia Nacional, estaba practicando el sadismo? "El independentismo puede seguir porfiando en presentar como candidatos" a dirigentes con un pie en el trullo, continúa Francisco Rosell en su editorial, pero "la realidad es que no harán más que alargar el 155". Y cobrar sin currar, Rosell, no te olvides. Federico Jiménez Losantos atiza al "orate Sabría" que dijo "a la vencedora de las últimas elecciones que se había equivocado de país". "La media Cataluña golpista niega el derecho a existir a la otra Cataluña que, pese a TV3 y la Sorayexta sigue siendo española". Manuel Hidalgo tiene una idea. "En tiempos de oro de las series televisivas, la política catalana es una de esas que se extiende y se extiende durante varias temporadas", que "se dilata por entregas y mantiene al público en vilo y expectante. Cuando parece que el interés de la acción decae o pasa por una fase plana, el autor colectivo del novelón se saca de la manga nuevos lances y nuevos personajes, y la atención de la audiencia reverdece con giros y golpes de efecto imprevistos. Algunos protagonistas, desgastados, pasan a la sombra -dicho sea sin doble intención- y surgen nuevos personajes, en ocasiones rebuscados entre los antes secundarios o inadvertidos, que atrapan la atención de los seguidores de la saga con fresco brío, extrañamente compatible con la sensación de hastío, impaciencia y aburrimiento". Pues no quiero hacer spoiler, pero en el siguiente capítulo a Soraya se le fuga Marta Rovira. Añadir a mi lista.

El País dice que "Turull se presenta al Supremo sin lograr ser elegido presidente". Desde luego como Netflix le deje a El País resumir los capítulos no se come un colín, ¡qué aburridos! "Desde el 21-D , los tacticismos de los independentistas han devenido en un juego de sombras chinescas en los que ha sido imposible distinguir la verdad de la mentira, los anuncios se desmienten al poco de haberse formulado y los candidatos se retiran o desmienten incluso antes de formalizarse". Es para darle emoción a la serie, hombre. "Las idas y venidas del independentismo y sus candidatos han añadido aún más hastío y bochorno lo que sin duda son ya las páginas más sombrías de la historia política de la Cataluña democrática", qué dices sombría, si nos lo estamos pasando como los indios. Ese "fracaso es un triunfo que debería animar al Gobierno y a los partidos constitucionalistas". Bueno, el Gobierno no debe estar muy animado hoy después de que se le haya pirado Rovira en sus narices. Xavier Vidal-Foch envía un mensaje de consuelo a los indepes. "Un récord", oye, "en solo dos años y medios el secesionismo catalán ha consumido tres presidentes fallidos". Mira, sí que han hecho Historia. Algo es algo.

"Reos de su farsa", titula ABC. Bueno de su farsa y algo más. "La anarquía provocada por el separatismo en Cataluña alcanza ya cotas alarmantes (...) O el separatismo rectifica su farsa, o el 155 se mantendrá vigente hasta nuevas elecciones". Uy, y mucho más allá, esto puede superar incluso a Cuéntame. Compruebo con alivio que David Gistau firma su columna habitual -menudo susto nos diste ayer, hijo-. "Ha de ser frustrante: tanto daño infligido a una sociedad, tanto quebrantar la ley y soltar discursos pomposos, para luego no pasar de Carlitos o Puchi", dice en referencia a la visita de ayer a Waterloo del presidente de Tabarnia, Albert Boadella. "Si lo que quería era ser tomado en serio como mártir y no convertirse en un chiste ambulante, lo que tendría que haber hecho es quedarse en España y dar la cara en los tribunales". Y un cuerno, con la de visitas que está recibiendo. Ignacio Camacho se centra en el papel -papelón más bien- del Gobierno, que "ansioso por abordar los presupuestos vería con buenos ojos cualquier solución que levante el 155: les ha salido el tiro por la culata". Llarena "le atizó al avispero un patada seca que hizo salir a los secesionistas zumbando". Y encima "le han entregado al juez la llave de la cárcel por si considera conveniente volver a encerrarlos". Como apunta Carrascal, "la cárcel es el único idioma que entienden". Ya te digo, mucho mejor que el castellano desde luego.

La Razón sentencia que "la CUP inhabilita a Turull". "Si el independentismo insiste en presentar candidatos procesados, la situación quedará enquistada". Ya Marhuenda, pero es que es harto difícil encontrar a algún indepe que no esté procesado. Y como sigan dándose el piro no va a quedar ni Dios. "Aceptar el fracaso es sin duda un mal trago porque ha sido una derrota con alto coste social, económico, político y también personal, pero es la condición jurídica necesaria y también política para que Cataluña pueda reemprender la marcha". No, si lo de la marcha sí que se lo están tomando en serio. Como no espabile Llarena y los entrulle ya cuando llegue el juicio no queda ni el tato. Porque ahora no nos dirá Ferreras que no hay riesgo de fuga ¿verdad?

La Vanguardia dice que "El tiempo de Turull fracasa y ahora decidirá el juez". Y dan por hecho que se repetirán las elecciones. "Activada la cuenta atrás hacia unas elecciones que serían en julio". Eso si quedan candidatos, claro. Es lo que tiene pedir algo con insistencia. Queremos votar, no nos dejan votar, pues toma, urnas. Aquí por los Madriles nos ha pasado algo parecido con la lluvia. Que llueva, que llueva, Virgen de la Cueva y mira, a la de la Cueva se le ha ido la mano y, hala, de agua hasta las narices. Pilar Rahola mataría a los cuperos, los mataría. Ella disfrutaba por adelantado con el "reto al estado que representaba esta investidura", con "la firma que se habría tenido que tragar la Corona" y van estos niñatos y lo joden. "Y así acabó el día, con las risotadas de unos, con la satisfacción de la Moncloa, con la tranquilidad del Rey y con unos medios que aplaudirán con las orejas". Mira, ahí te voy a dar la razón. Plas, plas, plas, este capítulo ha molado mogollón. Lo habéis bordado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios