Menú

Enric Juliana le arrea un 'bofetón' a Pilar Rahola por el "puto amo"

La prensa madrileña celebra al detención de Puchi y pasa bastante de la violencia nacionalista. Eso es ya el pan de cada día.

0

El Mundo dice: "Puigdemont, apresado". "El independentismo tensiona las calles" y "El CGPj pide a Interior protección para el juez Llarena tras las amenazas de Arran". Francisco Rosell dice en el editorial que "la policía alemana puso ayer fin al periplo europeo" del forajido. "Es tranquilizador constatar, por fin, que en un Estado de derecho nadie está por encima de la ley, que la Justicia funciona con los ritmos que imponen los jueces y que la cooperación policial europea es una realidad". "Es hora de que el independentismo recapacite. A estas alturas ya deben saber que fuera de la ley sólo hay lágrimas". Ya te digo si lo saben, menuda serenata nos dieron el sábado. Federico Jiménez Losantos arroja un jarro de agua fría sobre la euforia con grandes dosis de realidad. Mientras perviva el "telegolpismo" no hay nada que hacer. "De nada sirve que toda Europa se vuelque en ayudarnos contra el golpismo catalán si el Gobierno del señor Rajoy y la señorita Soraya siguen tolerando, financiando y mimando el aparato de propaganda y agitación del golpismo, cuya fuerza reside en las televisiones". Este fin de semana La Sexta ha dejado en pañales a TV3 en propaganda golpista. "Esto no puede continuar así", dice Federico. "Cuando acabe por haber víctimas en las algaradas promovidas por esas televisiones golpistas, sin las que nada podrían hacer los desastrados vencidos del Prusés, vendrán algunos a pedir prudencia. Lo más prudente, desde hace años, era cerrar a cal y canto cualquier ventana al golpismo. El Gobierno las mantiene de par en par".

El País dice que "la caída de Puigdemont liquida la farsa del Gobierno en el exilio". No dedica ni un subtítulo ni una foto en portada a las revueltas callejeras, aunque pide auxilio para los jueces frente a los vándalos separatistas. "El Poder Judicial pide a Interior protección para Llarena y los jueces catalanes", atacados ayer por la horda indepe alentada por el telegolpismo. Xavier Vidal Folch dice que la caída de Puchi "resulta políticamente abrumadora" y "obedece a un error de cálculo, causado muy probablemente por un exceso de confianza en sus propias ensoñaciones". Ahora que la práctica totalidad de los golpistas están bajo la justicia, "es hora de convertir los fuertes sentimientos de dolor (y los inversos de alivio) en aprendizaje sereno de la lección sobre lo que no debe hacerse: decretar revueltas contra la democracia y la autonomía. Desmadejado y descabezado el procés, el soberanismo solo sobrevivirá si vuelve a los raíles de la ley. Y ojalá convenza a sus entusiastas más sanguíneos de que la convivencia exige evitar toda violencia". Pues chico, no se entienda nada. ¿Para qué tiene que sobrevivir el soberanismo? ¿Y cómo va a volver a los raíles de la ley si sus fines son ilegales? ¿Y cómo van a predicar la no violencia si la están alentado a todas horas? ¿Y de qué convivencia está hablando si sienten un odio africano a todo el que no comulga con el independentismo? Ni les saludan por los pasillos del Parlament. Vidal Folch debería hacérselo mirar. O miente descaradamente o vive en Babia.

ABC dice que "Alemania acaba con la fuga y farsa de Puigdemont". "El arresto provocó protestas violentas en Cataluña y el acoso al consulado alemán en Barcelona". Bieito Rubido está eufórico. "El mensaje de la detención de Puigdemont es demoledor para el separatismo: la farsa se ha terminado, la justicia española es imparable y la UE no tolera crisis separatistas". No sé por qué, pero a mi me da que esto no ha hecho más que empezar. "Los grupos más radicales y violentos podrían tomar el relevo a los fracasados dirigentes nacionalistas y frente a ellos el Gobierno debe responder con máxima severidad. No es cierto que el separatismo catalán sea un movimiento pacífico. De entrada, ha coaccionado durante años a los catalanes que discrepan del nacionalismo. Pero además ha practicado la violencia de facto, como el asalto a la consejería o ayer mismo con serios incidentes en varias ciudades catalanas. El acoso anoche al consulado alemán retrata ante toda Europa la médula intransigente de este movimiento sectario". No estaría de más que el ministerio de Exteriores alemán recomendara a sus ciudadanos salir a toda pastilla de Cataluña, esta gentuza es muy peligrosa y violenta.

"Puigdemont entra en la cárcel", titula La Razón. Dice Marhuenda que "es de esperar que, poco a poco, se vaya abriendo paso en la conciencia colectiva del separatismo catalán la inexorabilidad de la Justicia ante unas conductas delincuenciales". Ja, no se lo cree ni él. "Es hora de que el nacionalismo catalán se apreste a pasar página y a buscar una salida, desde el respeto a la legalidad y a las instituciones, al bloqueo político que paraliza Cataluña". Pero es imposible con un tipejo como Torrent como presidente del parlamento, que lleva días soltando "una catarata de insultos, injurias y falsedades". "Carles Puigdemont es ya historia, triste historia, que no puede condicionar el futuro de Cataluña". Será historia para ti, Marhuenda, para esta tropa que vive de símbolos es un mártir muy vivo. De partirse la caja es la columna de Eduardo Inda. "En los últimos días han brotado como setas magistrados del Supremo en forma de periodistas (...) No me refiero exclusivamente a los ayudantes de cámara del independentismo. Los periodistas de estricta obediencia podemita, mayoritarios en la profesión, han puesto a caer de un burro al instructor del 1-O y, lo que es más delirante, le han corregido sistemáticamente". El primero tu amigo Ferreras, Inda, en cuya tele tienes un espacio fijo diario, así que lo tienes fácil. Díselo a la cara. Y a la indepe Talegón que escribe en tu diario.

La Vanguardia se refiere a los disturbios con insistencia. "La detención de Puigdemont en Alemania aviva la tensión". "Oleada de protestas por el arresto". "Torrent llama la calma". ¿Que Torrent llama a la calma? Pero si ha sido el principal instigador de las revueltas, hombre señor Godó, no nos tome el pelo. Menudo fanático que han puesto al frente del Parlament. Enric Juliana le arrea un bofetón a su compañera Pilar Rahola por su "insensata adulación" a Puigdemont. "¡Eres el puto amo!", le alabó en Twitter. Dice que todo está en manos de Alemania. "Si Puigdemont es entregado con todos los cargos, el triunfo político será para Rajoy y para nadie más", dice en atento guiño a Ciudadanos. "Si la entrega fuese denegada, el bofetón a Rajoy sería tan fuerte, que el PP podría entrar definitivamente en barrena", dice disfrutando con antelación. "Si fuese entregado sin reconocimiento del delito de rebelión, el teorema de la violencia en Catalunya construido con tanto afán por el juez Llarena saltaría por los aires". Pero Enric, corazón, si el teorema de la violencia en Cataluña, incluidas amenazas a jueces y acoso a los alemanes, dio ayer la vuelta al mundo gracias a tus televisiones favoritas TV3 y La Sexta. La prensa internacional ya ha visto con sus propios ojos cómo son las sonrisas indepes. Puñetazos, fuego, empujones, insultos. Sólo faltan los tiros.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia