Menú

La primera visita de Puigdemont en la cárcel es un político de ultraderecha

Uno de los fundadores de Alternativa para Alemania asegura que el expresidente catalán "se siente bien" tratado en la prisión de Neumünster.

0
Uno de los fundadores de Alternativa para Alemania asegura que el expresidente catalán "se siente bien" tratado en la prisión de Neumünster.
El fundador del LKR, Bernd Lucke, entra en la prisión de Neumünster. | EFE

Después de encontrar asilo junto a la extrema derecha flamenca, el expresidente catalán Carles Puigdemont ha recibido este miércoles a su primera visita en la cárcel. Se trata del europarlamentario alemán Bernd Lucke, uno de los fundadores del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania.

El europarlamentario euroescéptico asegura que Puigdemont "se siente bien" tratado en la prisión de Neumünster, en el norte de Alemania, donde es considerado un preso más, sin ningún trato especial, y vive con "tranquilidad" y "confianza" en la justicia su proceso de extradición.

Lucke, uno de los miembros fundadores del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD) (actualmente denominado Reformadores Liberal-Conservadores (LKR)), ha visitado durante una hora y media al expresidente catalán en la prisión a la que fue trasladado tras su arresto el pasado domingo para trasladarle su solidaridad.

En declaraciones a la prensa tras su salida de prisión, el eurodiputado ha señalado que el líder de Junts per Catalunya (JxCat) es tratado en prisión como todos los demás presos, sin trato especial alguno. "Él cree que está siendo bien tratado. Se siente bien", ha indicado Lucke.

Puigdemont puede escribir y hacer llamadas, aunque no puede recibirlas, según ha explicado, y tanto el personal de la cárcel como los demás presos le tratan de manera muy correcta y educada. "Por ello no tiene razón alguna para quejarse", ha apostillado.

Según ha concretado, el expresidente catalán confía en un veredicto justo de la Justicia alemana sobre la euroorden dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y cuenta con pasar dos meses en prisión. Puigdemont, ha relatado el eurodiputado, "no quiere ceder en su lucha a favor de los derechos de los catalanes" y quiere poder representar los intereses de su pueblo con dignidad y responsabilidad.

"Una huida está totalmente descartada", ha señalado Lucke, que ha asegurado que el expresidente catalán le ha dado "su palabra de honor" de que "no abandonará Alemania mientras la justicia alemana no haya dictaminado sobre su proceso de extradición".

Durante el encuentro, se ha abordado la posibilidad de una solicitud de asilo político en Alemania y, según ha comentado el eurodiputado, es algo a lo que Puigdemont sabe que no tendría derecho.

Para el eurodiputado, Puigdemont es "un ejemplo clásico de perseguido político" y ha tildado de "vergonzoso" que esté "sentado en una celda como un vulgar criminal". Por ello, ha reclamado su puesta en libertad mientras dure el proceso judicial sobre su extradición.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia