Menú

JxCat no forzará la investidura de Puigdemont y busca presidente de paja

El grupo parlamentario del expresidente presentará un cuarto candidato para evitar la repetición de las elecciones.

El grupo parlamentario del expresidente presentará un cuarto candidato para evitar la repetición de las elecciones.
Carles Puigdemont en Berlín | EFE

Junts per Catalunya (JxCat), la formación del fugado Carles Puigdemont, no desobedecerá al Tribunal Constitucional (TC). Uno de los portavoces del grupo, Eduard Pujol, exdirector de la emisora del conde de Godó, apunta que no forzarán a la mesa del Parlament a tramitar la investidura de Puigdemont. El TC ya ha advertido a los diputados del órgano rector de la cámara que la admisión a trámite del recurso del Gobierno cierra cualquier vía legal a la candidatura del expresidente catalán.

Dados los precedentes, con la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, en prisión provisional y los miembros separatistas de la mesa de la pasada legislatura procesados, JxCat escenifica la renuncia escalonada de la operación Puigdemont. El riesgo de una repetición electoral en caso de seguir adelante con la intentona pesa más que el empecinamiento de los "legitimistas" que rodean al líder separatista. Se mantiene el pleno del próximo 3 de mayo para aprobar los cambios en la ley de presidencia de la Generalidad, unas modificaciones que el Consejo de Garantías Estatutarias ha calificado de inconstitucionales y contrarias al Estatut. El duro dictamen ha causado cierto impacto en las filas separatistas a pesar de que el informe no es vinculante.

El mensaje de JxCat consiste ahora en amagar de cara a la galería y hasta el último minuto con la investidura de Puigdemont mientras se prepara una investidura de verdad con un candidato o candidata que se decidirá en los próximos días, un cuarto nombre tras los de Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull. En palabras de Eduard Pujol: "Es necesario mantener la opción de Puigdemont sabiendo que no entraremos en un escenario de desobediencia porque nuestra apuesta no es generar nuevos problemas".

"Consejo de la república"

La "idea" es investir a alguien que acepte la dirección de Puigdemont desde Berlín o Bruselas, que sea leal al expresidente y someta el gobierno autonómico a las directrices que se marquen desde el exterior a través de un fantasmal "consejo de la república" presidido por el fugado y con sede en la mansión de Waterloo.

Elsa Artadi vuelve a ser la favorita para ocupar una presidencia supeditada a Puigdemont. En la quiniela figuran también la alcaldesa de Gerona, Marta Madrenas, el expresidente de Òmnium, Quim Torra, y Eduard Pujol, que ha manifestado que lo que no está descartado es hacer presidente a Puigdemont a lo largo de la legislatura que podría arrancar en dos semanas.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro