Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Leguina: lo de Cifuentes "lo sabía todo el mundo" y "la llevaron al matadero"

A Gallardón "le persigue un fiscal que no le debe tener un especial cariño" y "va a quedar en nada".

LD/Agencias
0
Joaquín Leguina. | David Alonso Rincón.

El expresidente madrileño Joaquín Leguina asegura que "esto que ha salido" de Cristina Cifuentes "lo sabía todo el mundo", desde Mariano Rajoy hasta "las secretarias", porque "si vas a poner a una persona de presidenta de la Comunidad tienes que saber quién es. Lo sabían, la llevaron al matadero".

En una entrevista en el diario ABC, afirma que si en el PP "hubieran analizado el currículum de esta señora sabrían que no podía ser presidenta de la Comunidad, que no podía ser la presidenta que va a hacer la gran regeneración del PP".

Leguina (el presidente que más tiempo dirigió la Comunidad de Madrid, desde 1983 hasta 1995) cree que la situación en la que se encuentra el Gobierno regional tras la dimisión de Cifuentes y con otros expresidentes salpicados por la corrupción es "triste para la institución". No obstante, cree que no todos son iguales, y que el caso de Alberto Ruiz-Gallardón "va a quedar en nada". "Lo que pasa es que un fiscal le debe tener un especial cariño y le persigue, pero no quiere decir que acabe condenado. Es una cuestión mediática", dice con ironía.

Cifuentes que, según Leguina, "sabía quién era Ignacio González y ha ejercido una venganza contra él, tiene un problema de conducta, por decirlo suavemente", un "problema psicológico importante". "Hurta dos cremas. Hombre, por favor... Ella es de una familia acomodada, su padre era general del Ejército. Que su currículum universitario era un desastre lo sabía todo el mundo", agrega. La anécdota del hurto, sigue diciendo, "la conocía todo el mundo", y sostiene que también Mariano Rajoy porque era algo que conocían hasta "las secretarias". "Es evidente que alguien se ha guardado ese tiro para disparar en el momento adecuado", afirma.

Joaquín Leguina dice sentirse "bastante triste" y cree "hay que preservar la dignidad y buena forma de una institución", a la que no se puede "meter en el agujero". También cree que "hay que salvar" el prestigio de la Universidad Rey Juan Carlos, por sus alumnos y sus profesores, aunque asegura que es una universidad que "nació malparida" y que "nunca debió nacer".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios