Menú

Pilar Rahola se revuelve contra 'La Vanguardia': a muerte con su 'puto amo'

Madrid ya tiene presidente nuevecito, a ver si aprenden en Cataluña.

0

El Mundo dice que "Rajoy liquida todo el poder del PP de Madrid tras 15 años de guerra". Ha puesto a Ángel Garrido como sucesor de Cifuentes para "conducir el gobierno de Madrid hasta el año electoral sin más sobresaltos y con la máxima estabilidad posible". Vamos, que al hombre le han encargado hacer el trabajo sucio para luego poner una estrellita brillante como candidato de verdad. Y luego dicen que estallan guerras en los partidos. Para el partido Rajoy ha colocado al "experimentado Pío García Escudero", el joven Pío, que junto a Javier Arenas representan la renovación del PP. "Rajoy ha impuesto así su autoridad en un partido, el de Madrid, con el que la dirección nacional arrastra un largo historial de desencuentros", dice el editorial. "Pese a que todas las encuestas auguran un desplome de la marca, el PP sigue siendo el primer partido de España", dice Rosell. Garrido y Escudero "tienen un año por delante para restituir en lo posible el prestigio perdido". Contento debe estar Pío, con lo bien que vivía él en su retiro del Senado y ahora le colocan el marrón de poner orden en el PP.

El País dice que "Rajoy coloca a dos veteranos fieles al frente del PP en Madrid". En realidad le importa un comino lo que haga Rajoy en el PP, así que editorializa sobre Cataluña, que siempre sirve de comodín cuando la actualidad es un peñazo, como hoy. Dice que "Esquerra tiene miedo". Que "o los republicanos se plantan ante Puigdemont o les engullirá su estrategia". El País se desvela por sacar a Junqueras de la cárcel, "una situación que desde distintos puntos de vista sería deseable revertir". ¿Pero no fue ERC quien empujó a Puchi a lanzarse de cabeza a la declaración de independencia bajo amenaza de convertirle en un traidor? ¿Nos hemos olvidado de las 155 monedas de plata del Rufián de ERC?

ABC dice que "Rajoy no quiere más experimentos en el PP de Madrid". "La gobernabilidad de Madrid va a ser tan relevante para el PP como el proceso de recuperación anímica para los dirigentes y la militancia deben activar para mantener el poder", dice el editorial. Suerte, porque la cosa está verdaderamente chunga. Ramón Pérez Maura arremete contra Ciudadanos. "La histórica victoria de Ciudadanos en las elecciones catalanas se ha visto después traducida en la nada. La movilización del constitucionalismo en favor de la fuerza de Albert Rivera ha servido para tener una Inés Arrimadas desaparecida del escenario, sin una voz firme que lidere con claridad la oposición al secesionismo". Algo de razón no le falta. ¿Dónde leches está Arrimadas?

La Razón asegura que "García-Escudero 'limpiará' el PP con fichajes como Casado". Vamos, que reconoce que el PP está lleno de porquería. Marhuenda está muy contento. "Es imprescindible que el PP de Madrid pase página lo más rápidamente posible con un cartel electoral a la altura de su proyección y trayectoria, que devuelva la confianza a sus votantes y que mire al futuro". Hombre, con Pío ahí quién puede dudar de que hay futuro. De Garrido, el "sucesor designado", dice Beaumont que es un "fontanero eficaz, afable, con mano izquierda". Guay, ¿a quién no le viene bien tener en casa un fontanero con dos manos? De Pío, que "se lleva bien con todas las familias del PP. Pasó de ser un aznarista puro al más fiel de los escuderos marianistas". Vamos, un chaquetero profesional. Aunque esto es lo de menos hoy en La Razón. Ellos sí que han hecho un fichaje, nada menos que a Agatha Ruiz de la Prada. "Ayer dijo que se siente muy querida y arropada en la casa de La Razón porque había perdido un periódico. Nosotros nos alegramos de contar con su colaboración todos los domingos. Hemos ganado una amiga". A lo largo de 14 páginas para ella solita, Agatha hace algunas declaraciones golosas. Que las ha pasado canutas con el divorcio de Pedro J., algo que ya sabíamos. Que para superarlo "he hecho mucho caso a mis amigas. Si me decían tomar un orfidal, no me saltaba ni uno de noche. Y si me aconsejaban ver Downtown Abbey, lo hacía aunque nunca había visto una serie en un iPad". También desvela cómo ha desembocado en La Razón. "El año empezó con un trauma y me quedé sin un periódico. Pero conocí a Mauricio Casals y me dijo: 'No te preocupes para nada que aquí tienes uno'. Y ese es un superperiódico", no como el de antes, que era una birria, seguro que quería decir. "Me he hecho íntima de Francisco Marhuenda. Nos divertimos mucho a pesar de que él solo beba agua".

La Vanguardia dice que "ERC reclama a Puigdemont que pacte los próximos pasos". Suplica más bien. Pilar Rahola reivindica a su 'puto amo' después de que ayer le dieran p'al pelo. "Si el presidente Puigdemont hubiera cedido a la primera amenaza del Estado y en enero hubiéramos tenido el Gobierno de rebajas que quiere imponer Rajoy, la muerte súbita habría tenido éxito. Habría sido una genuflexión ante la fuerza represiva, y no habríamos levantado la cabeza en generaciones. Ahora, en cambio, hemos mantenido una posición de dignidad, Catalunya permanece bajo la lupa internacional, se deshace el relato de Llarena y el proceso está vivo. Esperar, pues, se ha demostrado más efectivo que hacer un gobierno efectivo precipitado que habría consolidado la estrategia represiva del Estado". Lo que tú digas, mujer, mejor no llevarle la contraria, hoy tiene delirios de baja agresividad.

Temas

En España

    0
    comentarios