Menú

Iglesias llama "miserables" a los que comparan los escraches con poner una pancarta en su chalé

El líder de Podemos mantiene que los escraches son “jarabe democrático de los de abajo". 

0
El líder de Podemos mantiene que los escraches son “jarabe democrático de los de abajo". 
Montero e Iglesias en sus escaños | EFE

Los escraches son "jarabe democrático" mientras que colocar una pancarta en su futura casa es una "amenaza fascista". Así lo ha explicado Pablo Iglesias este lunes en los pasillos del Congreso.

El líder de Podemos era preguntado por unas declaraciones que realizó en su programa de Hispan TV en las que decía que los escraches eran "jarabe democrático de los de abajo". Iglesias ha dicho no arrepentirse de esos términos ya que "los escraches expresaban en este país a movimientos sociales que estaban pidiendo a algunos dirigentes políticos que no siguieran llevando a cabo desahucios y que no siguieran aplicando políticas de dolor. Quien compara eso con las amenazas fascistas o con las convocatorias de coordinadoras fascistas es un miserable".

Declaraciones que pronunciaba después de que este domingo las juventudes de Vox, denominadas Cañas por España, colocase en el exterior del chalé de los Iglesias-Montero una pancarta en la que se podía leer "Welcome Refugees & Ocupas" (Bienvenidos refugiados y okupas) y después también de que este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordara el escrache que sufrió su familia en 2013: "Si Pablo Iglesias reivindica el derecho a la intimidad de su familia ¿qué pasa, que nuestros hijos y nuestras madres son de peor condición que la suya?", se ha preguntado la número dos del Ejecutivo. Cuestión que ha sido respondida por Iglesias: los escraches eran para que no se "siguieran aplicando políticas de dolor".

Los hijos de Iglesias"

Eso sí, en las mismas declaraciones, Iglesias defendía que su familia no puede estar expuesta . "Yo estoy dispuesto a asumir niveles de exposición nada agradables para un ser humano pero una cosa bien distinta es obligar a mis hijos a que asuman esos niveles de exposición", decía el líder de Podemos que no se arrepentía de la compra de su casa de 600.000 euros.

"Al contrario, creo que hemos tomado una decisión personal legítima. Y si alguien pone en cuestión nuestra credibilidad, nos toca dar un paso al frente y preguntar a las bases. No es habitual en la política española y sería bueno que todos los responsables políticos de este país actuaran de la misma manera", ha dicho Iglesias sobre su "coherencia".

En España

    0
    comentarios

    Servicios