Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La condena de Correa es mayor que la de los etarras que secuestraron, torturaron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco

Las condenas del caso Gürtel son más severas que las impuestas en algunos de los crímenes más execrables de la historia reciente. 

Libertad Digital
Txapote y Amaia durante el juicio. | Archivo

La sentencia del caso Gürtel deja unas condenas que llaman la atención por su dureza, especialmente si se comparan con la habitual laxitud de la justicia española en crímenes mucho más graves como asesinatos, secuestros y violaciones.

Llama la atención que un mismo sistema penal condene a 51 años a Francisco Correa, 33 años a Luis Bárcenas y 15 años a Rosalía Iglesias (esposa de Bárcenas) por amañar contratos y delitos económicos, cuando, por ejemplo, el secuestro, tortura y asesinato de Miguel Ángel Blanco supuso una condena de 50 años a los etarras Txapote y Amaia.

Si nos fijamos en otro caso más reciente y muy mediático, José Bretón fue condenado a 40 años por matar a sus hijos pequeños y quemar sus restos en una hoguera. Una pena similar a la de Bárcenas y sensiblemente inferior a la de Correa.

La setencia de Gürtel tampoco resiste la comparación con otros caso de corrupción similares (tanto en la cuantía de dinero como en el modus operandi) como el caso Palau o Filesa. En el primero la condena más alta fue de 9 años para Félix Millet. En el segundo las condenas fueron de 11 años de cárcel al ex diputado socialista Carlos Navarro; tres al senador Josep Maria Sala; 10 años para Luis Oliveró y Alberto Flores -dueños de Filesa-; dos años y cuatro meses para Aída Alvarez -ex coordinadora de Finanzas del PSOE- y para su compañero, Miguel Molledo, y seis meses de arresto para los empresarios Juan Antonio Molina Vivas (Enasa) y Eugenio Marín (Cepsa).

Temas

En España

    Lo más popular

    Servicios