Menú

Histeria colectiva ante un panorama terrorífico: Sánchez ganará pero Rajoy no dimitirá

Todas las miradas están clavadas en Aitor Esteban mientras la histeria se apodera de los principales diarios del país.

0

El Mundo titula: "España, en manos del PNV". Francisco Rosell está alarmado, a la par que asustado, a la par que expectante ante una moción que "genera más inquietudes que esperanzas". "El heterogéneo amontonamiento de siglas en torno a la candidatura de Pedro Sánchez no permite anticipar nada bueno para los intereses generales de los españoles", un cóctel molotov "apenas enhebrado por el hilo de la voluntad de poder de Pedro Sánchez. Eso no es un proyecto para España: es el atajo de un irresponsable que se ha confiado a cualquiera que le apoye con tal de abrazar la expectativa de poder que las urnas le niegan, mientras cubre cínicamente la maniobra con el manto de la ética". "El destino del Gobierno pende en estos momento del PNV. Si traiciona a Rajoy aún a costa de que peligren unos presupuestos tan ventajosos para ellos será porque esperan mayores prebendas de Sánchez". "Solo una pronta convocatoria electoral puede despejar este horizonte sombrío. Los votantes expresarán su preferencia y castigarán la deslealtad, el oportunismo y la vergonzosa incongruencia de los líderes implicados en tan chapucera operación de derribo". Que Dios nos coja confesados, comulgados y extremauncionados.

El País dice que "Sánchez y Rajoy dejan su suerte en manos del PNV". Francamente, Cebrián, la suerte de Rajoy y Sánchez nos importa un rábano. El editorial utiliza a Rajoy de saco de boxeo y le cae una ensalada de tortas memorable. Le acusa de "someter al sistema democrático a una tensión insoportable". Tras la Gürtel "tenía que haber presentado su dimisión de forma inmediata y convocar elecciones anticipadas", pero entonces no sería Rajoy. "Con su empeño en seguir, además de dañar a la democracia, genera una peligrosa inestabilidad (…) La resistencia de Rajoy a dimitir no deja otra opción que recurrir a la moción de censura", pero no así, no era esto Pedro, no era esto. La "obligación" de Pedro es "llevar esta moción a buen puerto democrático, que no puede ser otro que el de dar la palabra a los ciudadanos cuanto antes". Y dale con Rajoy. "Conviene recalcar que nos encontramos ante este diabólico dilema exclusivamente por culpa de Rajoy, que se ha negado a dimitir", que vaya por delante. "Pero nadie debería caer en esa trampa y ahondar en el error de procurar sacar provecho de esa lamentable decisión. Estamos convencidos de que el partido que lo haga lo pagará gravemente en las urnas", dice a modo de advertencia a Pedro de lo que le espera.

ABC calca a El Mundo (o viceversa): "España, en manos del PNV". Bieito Rubido tiene un ataque de nervios. "El único dato objetivo es que la legislatura de Rajoy es rehén de los cinco escaños del PNV y, en segunda instancia, de Cs". Aquí Ciudadanos ni pincha ni corta. Sus votos son prescindibles. "Lo cierto es que la legislatura tiene ya muy poco recorrido" pero el "panorama político resulta malo". ¿Malo? Yo diría estremecedor. "A España no le conviene un gobierno liderado por Sánchez", "Sánchez no es fiable". Ay, hijo, ¿y quién lo es? "La crisis es de profundo calado porque es mucho lo que está en juego: la estabilidad política, la certidumbre económica y la propia unidad de España". Y como solución propone que los partidos constitucionalistas, entre los que no incluye a Podemos, claro, acuerden "una salida razonable" y "canalizar lo que quede de legislatura". Eso sí, no da ninguna pista sobre qué considera él una salida razonable. Vamos, que mucho bla, bla, mucho oh, ah, pero no se atreve a pedir elecciones, ni dimisiones, ni a proponer nada concreto. Un editorial cobarde y banal que no aporta nada.

La Razón pinta un panorama terrorífico: "Rajoy no dimitirá" y "Sánchez da al PNV los presupuestos y retrasará las elecciones para echar a Rajoy". Marhuenda, previsible, la voz de Rajoy. Que si no hay condena, que si el Gobierno no tiene nada que ver con Gürtel, y tal y pascual. Pedro Sánchez ha cometido "una gran irresponsabilidad", "una verdadera traición democrática que daña gravemente el acuerdo de Estado que los constitucionalistas habían forjado para frenar el golpe independentista. Una moción de censura en estas condiciones es un acto de deslealtad difícil de comprender". El ejemplo de lealtad ha salido rana. Tras poner a caer de un burro a Pedro por querer "asaltar la Moncloa sin pasar por las urnas", y acusarle de "chantajear a PNV y Cs", amenaza al PNV. "Esperemos que el PNV no acepte un chantaje que no se va a poder cumplir. No, por lo menos, con el favor del Gobierno, que le cabe un recurso legítimo: tumbar los presupuestos en el Senado, donde tiene la mayoría". ¿Y este habla de chantajes? ¿Esto qué es, una sugerencia? Hay que tener cara. Para hacernos una idea del estado de enajenación mental en la que están el Gobierno y sus voceros basta este titular. "A esta situación nos ha llevado Rivera". Sí, Rivera mató a Manolete. Qué obsesión. Carmen Morodo cuenta cuál es la intención de Rajoy si la moción prospera. "Rajoy estaría dispuesto a pasar a la oposición frente al caos de Sánchez en estrepitosa minoría. Teniendo en cuenta que en cualquier caso las elecciones no pueden tardar". Vamos, que aquí os espero y arrieritos somos y en el caminito nos encontraremos. Comienza la fiesta.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia