Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Gobierno catalán recupera las llaves de la caja sin renunciar a la unilateralidad

Exige a Sánchez una negociación inmediata sobre los presos y fugados e insiste en la agenda de choque.

(Barcelona)
0
Torra hablando con los medios en Estremera | EFE

La primera providencia del nuevo vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, de la cuota de ERC, ha sido avisar a sus compañeros de gabinete de que vuelven a tener las llaves de la caja. Ya no hay que justificar los gastos, el dinero volverá a fluir en las cuentas congeladas de la Generalidad. El PSOE abunda en el control financiero, pero se refiere al análisis mensual de Cristóbal Montoro, una supervisión de escaso calado y que permitió al ejecutivo de Puigdemont acometer la fase final del golpe de Estado sin cortapisas financieras.

Aragonés, que resistió al 155 en el cargo de secretario de Economía, ha dado por liquidada la intervención también en materia económica, lo que permite al separatismo volver a financiar las extensiones "cívicas" del ejecutivo autonómico, sus medios de comunicación, las defensas de los presos y fugados, el sostenimiento del "exilio" y la "Casa de la República" en Waterloo, la recomposición de la red de "embajadas" y de la red clientelar.

Los consejeros de ERC han irrumpido en sus despachos en medio del alborozo de los funcionarios. En Salud, Justicia, Exteriores. Agricultura y Economía han recibido a los titulares con flores amarillas, lazos, pancartas por los presos y fugados y efusivas muestras de alivio y alegría. Los consejeros de Quim Torra y Puigdemont se han mostrado más moderados, salvo en el caso de Jordi Puigneró, de Políticas Digitales y Administración (antes Gobernación), que fue recibido con un pasillo de honor. Al no poder hacerse las fotos de traspaso de carteras con la mayoría sus antecesores, se ha decidido que los consejeros que suplen a presos y fugados viajen a las cárceles y a Bruselas para departir con los exconsejeros y "oficializar" el relevo. El simbólico trámite en Estremera está previsto para este mismo martes.

Las dos corrientes principales del separatismo vuelven a disponer de los recursos públicos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) que nutren a la Generalidad para impulsar la transformación de Cataluña en un "estado independiente en forma de república", según la fórmula que no se cansa de repetir Torra, presidente de la Generalidad en Barcelona.

Se reactivan las repartidoras de la administración catalana mientras el Govern se entrega a una agenda de choque. Torra ha vuelto a visitar a los exconsejeros presos en Estremera. Ha sido una visita de dos horas y media en una estancia sin cristalera. Primero han pasado Joaquim Forn, Jordi Turull y Josep Rull y una hora y media después se han sumado Oriol Junqueras y Raül Romeva.

Error estratégico

A la salida, Torra ha exigido a Sánchez una reunión urgente para determinar "si estamos ante el PSOE que despenalizó la convocatoria de referéndums o el que apoyó el 155". En cuanto a la reunión con los exconsejeros, Torra afirma haberles agradecido que renunciaran a la restitución. En Junts per Catalunya hay dudas sobre la maniobra de Torra, que cedió a la presión del moribundo Gobierno de Rajoy. La negativa de Moncloa a publicar los nombres de los presos y fugados como consejeros en el Diario Oficial de la Generalidad propició un pulso en el que Torra tiró la toalla el martes 29, dos días antes de la moción que tumbó al Ejecutivo. La precipitación frustró una prenda para negociar con el PSOE y catar hasta dónde está dispuesto a llegar para "desescalar" el conflicto.

Malestar en la CUP y la ANC

Tanto la CUP como la Assemblea Nacional Catalana (ANC) mostraron su malestar por la cesión ante el Estado que supuso sustituir a los exconsejeros encarcelados o en el extranjero. ERC no ha querido saber nada de la restitución y se desmarcó desde el principio, pero para JxCat es un asunto crucial. El principal objetivo de Torra, según afirma en todas las entrevistas, es que Puigdemont vuelva a ser el presidente de la Generalidad. El primer paso es reunirse con Pedro Sánchez con una lista en la que figura el traslado de los encarcelados por el golpe de Estado a cárceles catalanas, bajo la administración autonómica, y un tratamiento radicalmente diferente del caso por parte de la Fiscalía.

Todo ello sin renunciar a la unilateralidad, tal como ha expresado este lunes Elsa Artadi en su estreno como como portavoz del Govern. Artadi considera que el ejecutivo catalán no puede renunciar a ninguna vía para lograr su objetivo de implantar la república votada y proclamada, si bien matiza que es mejor llegar a esa situación por la vía de la negociación con el Estado.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios