Menú

De la "tranquilidad" de Sánchez con Màxim Huerta a la comparecencia urgente

Fuentes del Gobierno piden “esperar un poco" y no descartan la dimisión. En el PSOE avanzan que “Maxim cae”.

0
Màxim Huerta. | Cordon Press.

Los rumores se disparan. Después de que el Gobierno asegurara por la mañana que "Pedro Sánchez no se ha planteado en ningún momento pedir la dimisión" de Maxim Huerta, el ministro de Cultura y Deportes ha convocado una rueda de prensa de urgencia en la sede del ministerio a las 18:00 horas de este miércoles. Fuentes de Moncloa no descartan que se produzca la dimisión del ministro y piden "esperar un poco".

Las fuentes gubernamentales consultadas por LD avanzaban este miércoles que "el tema no está zanjado" sino "resuelto, por ahora", y que "si surgen nuevos acontecimientos, capearemos el temporal y tomaremos decisiones".

Pedro Sánchez, "tranquilo"

Por la mañana, pese a existir dos condenas por fraude y a no haber sido informado previamente, Pedro Sánchez quería mantener en su puesto a Màxim Huerta. Fuentes de Moncloa consultadas por Libertad Digital aseguraron que el presidente estaba "tranquilo", no se había planteado el cese de Huerta "en ningún momento"y no comparecería públicamente para dar explicaciones. Pero pocos fueron los miembros del gabinete que salieron a dar la cara por su compañero.

Las fuentes gubernamentales consultadas por este diario descartaron "en principio" que Sánchez vaya a ofrecer una rueda de prensa este jueves al término de su reunión con el primer ministro de Irlanda. "No está previsto" , pese a que es habitual tras la visita de mandatarios internacionales. Sánchez no da la cara públicamente desde la semana pasada, cuando anunció el listado de los ministros. Entonces, tal y como lo hizo en su día Mariano Rajoy, sin aceptar preguntas de los informadores.

Según la información que facilitaron en Moncloa, las "explicaciones solventes" que ha dado el ministro de Cultura y Deporte dan por "resuelto" un caso que minimizan por tratarse de un asunto del pasado que ya está solucionado. "El ciudadano Màxim pagó hace 10 años", sentenciaron, en relación a la información de El Confidencial. Es más, en el Gobierno creen que esta ‘tormenta’ no supone un borrón en el expediente del Gobierno y enmarcaron la polémica dentro de lo razonable porque "el listón estaba muy alto y sigue muy alto tras las explicaciones de Huerta", lo que se traduce en un apoyo aparentemente sin fisuras.

"No se ha planteado el cese en ningún momento", señalaron estas fuentes, que revelan haber recibido el martes por la noche la información que motivó la conversación telefónica entre Sánchez y Huerta. Fue entonces cuando idearon el gabinete de crisis y se recomendó al ministros entrevistas en medios generalistas para intentar apagar el incendio político, extremo al que accedió Huerta.

Al margen del aparente respaldo, una parte del Ejecutivo mostró sus reservas hacia quien ocultó esta información al presidente del Gobierno y no dio por zanjado el asunto. "¿Acaso en política se puede dar por zanjado algo?", preguntaron las fuentes consultadas, sin descartar que pueda ocurrir como con el caso Cifuentes y surjan nuevas informaciones: "Si surgen nuevos acontecimientos habrá que capear el temporal y tomar decisiones", explicaron.

Ronda mediática de Huerta

El ministro no compareció en rueda de prensa, pero sí atendió a dos medios de comunicación, como pactó con Moncloa. "No hubo mala fe, no oculté nada", afirmó en Onda Cero, se exculpó diciendo que "cambió el criterio fiscal porque cotizaba como sociedad y Hacienda revocó esa manera de tributar", lo que supuso un fraude de 218.000 euros a la Hacienda Pública.

Tras esas primeras explicaciones, el ministro de Cultura optó por hacer una ‘ronda mediática’ por diversos medios como la Cadena Ser y Telecinco, donde descartó dimitir y admitió que informó de sus problemas al presidente del Gobierno cuando le ofreció la cartera ministerial: "No lo compartí con Pedro porque fue una cuestión privada en la que yo asumí mis responsabilidades y lo explico con transparencia. Ya he hablado con Pedro Sánchez. Este es un gobierno que quiere ser claro y transparente".

Pese a tratarse de dos sentencias judiciales, el ministro aseguró que "no defraudé a Hacienda" y que la regularización "afectó a muchos creadores. Es un asunto cerrado. Yo pagué hace diez años por esa cuestión. Es un asunto cerrado, una cosa caducada".

Sus compañeros de gabinete, de perfil

Mientras, en el Gobierno fueron pocos quienes quisieron pronunciarse públicamente para salir en defensa de su compañero de gabinete. La titular de Transición Energética y Cambio Climático, Teresa Ribera, manifestó en la Cadena SER que "no tengo capacidad ni creo que me corresponda a mi contestar sobre la noticia de Huerta. Es él quien debe responder y al presidente". Tampoco quiso hacer valoraciones al ser preguntada la responsable de Política Territorial, Meritxell Batet, quien guardó un escrupuloso silencio al ser preguntada por la cuestión.

Desde el PSOE, la vicesecretaria general, Adriana Lastra, restó peso a las informaciones publicadas porque a su juicio "Huerta se equivocó en unas deducciones que no se podían hacer pero lo solucionó hace ya tiempo", dijo en Radio Nacional. Afirmó también "con total seguridad" que el ministro y el Gobierno "darán explicaciones oportunas".

Fuentes no oficiales explicaron que "todo responde a un cambio en la regulación por parte del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que afecta a muchísimos profesionales de los medios de comunicación" que incurrieron en un supuesto fraude por una modificación en la regulación del impuesto de Sociedades.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios