Menú

Rivera propone un límite del 3% nacional en las generales que dejaría sin representación a los nacionalistas

Junto a Vargas Llosa en Málaga, pide que "los españoles no estén en manos" de quienes con menos de un 1% del voto "cambian gobiernos".

0
Twitter

La segunda presentación de España Ciudadana este sábado en Málaga tenía sustanciales diferencias con la puesta de largo de la iniciativa hace unas semanas en Madrid. Entonces aún no se había producido el terremoto político que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa y a Mariano Rajoy camino de un registro de la propiedad en Santa Pola.

Con un panorama totalmente distinto, Rivera optaba por un acto de acento mucho más político, con menos folklore y con más peso intelectual, como atestigua un telonero de lujo, el Nobel Mario Vargas Llosa, quien enardecía a los cuatro mil asistentes asegurando que "la unidad española no la van a romper los grupos independentistas, que quisieran destruir lo que ha sido forjado con el esfuerzo de tantos españoles y españolas a lo largo de los siglos".

Rivera, que en su discurso de Madrid había evitado toda referencia política concreta, se lanzaba en esta ocasión a la yugular del presidente del Gobierno, al que acusaba, entre gritos de "queremos votar," de haber entrado "por la puerta de atrás en La Moncloa" gracias a oscuros pactos con los partidos separatistas. El presidente de Ciudadanos recogía además el guante de la reforma constitucional pretendida por el actual Ejecutivo socialista para reiterar que él está a favor de una modificación de la Carta Magna, pero "para beneficio de todos" y no para contentar a los independentistas.

Una reforma electoral que dejaría fuera a los nacionalistas

En ese sentido, el líder naranja lanzaba una propuesta de reforma electoral (que afectaría a la Constitución al estar fijada en ella la provincia como circunscripción) que supondría todo un aldabonazo a los partidos nacionalistas: instaurar un mínimo de un 3% del voto a nivel nacional, y no provincial como establece actualmente la LOREG, para obtener representación en el Congreso de los Diputados.

Tomando como ejemplo las últimas elecciones generales, celebradas en junio de 2016, el grupo nacionalista que mejor resultado obtuvo, ERC, se quedó en un 2,63% del voto en toda España, por lo que de instaurarse una norma como la que pretende Ciudadanos quedaría fuera de la Cámara Baja, donde actualmente tiene grupo propio con nueve parlamentarios.

"Queremos ir a votar con una ley electoral justa, eso significa que los votos de los españoles valgan igual. Y eso significa también, que los españoles no estén en manos del 0,5% o del 0,7% de partidos nacionalistas, que cambian gobiernos, deciden presupuestos o tienen privilegios. Eso se tiene que acabar", afirmaba Rivera, interrumpido por una fuerte ovación del público.

En el acto, celebrado en plena calle en la Plaza de la Constitución de la capital andaluza, participaban también el empresario Kike Sarasola, la catedrática María Elvira Roca, la magistrada María José Torres y el exseleccionador nacional de baloncesto, Javier Imbroda, quien recordaba sus éxitos al frente del equipo malagueño de ese deporte que le terminarían llevando a dirigir el combinado nacional.

España Ciudadana seguirá su gira en julio con un acto en Palma de Mallorca, ya que en las Islas Baleares, aseguraba Rivera, "algunos están intentando que el pancatalanismo, que el nacionalismo, llegue allí. Y también en Baleares hay mucha gente que quiere que se defienda la igualdad, la solidaridad, que uno pueda ser médico y trabajar en Baleares, Andalucía o Madrid sin que nadie te ponga barreras para ayudar a las personas" afirmaba el líder de Ciudadanos en referencia a la barrera del catalán para trabajar en la Sanidad pública.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco