Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El separatismo no consigue reventar la visita de Felipe VI a Tarragona

El presidente de la Generalidad anuncia que "rompe relaciones" e insulta al jefe del Estado; el presidente Sánchez calla.

(Barcelona)
0
Felipe VI, Pedro Sánchez y Quim Torra en la inauguración de los Juegos del Mediterráneo. | EFE

Quim Torra ha estado en misa y repicando. El presidente de la Generalidad de Cataluña ha actuado como presidente de los Comités de Defensa de la República (CDR) y después se ha sentado en el palco del estadio del Gimnástico de Tarragona para asistir como una autoridad a la ceremonia inaugural de los Juegos del Mediterráneo.

Acudió a la manifestación de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y azuzó a las trescientas personas que habían respondido a la llamada. "En España no hay justicia", proclamó Torra. Volvió a exigir al Rey una rectificación, "que pida perdón", por su discurso del 3 de octubre pasado y asistió complacido a la recuperación de algunos de los eslóganes del proceso: "las calles serán siempre nuestras" y "ni un paso atrás" volvieron a sonar, igual que las cacerolas.

El separatismo quería dar una lección al Rey de España, demostrar que Cataluña ya es una república y exhibir músculo amarillo. También había manifestantes de signo contrario convocados por Vox. Los Mossos d'Esquadra ejercieron de fuerza de interposición.

Torra se ha dedicado desde el miércoles a arremeter contra Felipe VI. Anunció en el "Parlament" el envío de una carta firmada también por Mas y Puigdemont en la que pedía una "cumbre" con el jefe del Estado. En la misiva también reclamaba al Rey que "reflexionara" y le responsabilizaba de la actuación policial durante el referéndum ilegal.

En el relato nacionalista, el Rey es el jefe de los antidisturbios y también en el de los jueces que investigan el golpe de Estado. Siguió el jueves y ha intensificado la campaña separatista contra el jefe del Estado este viernes sin que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se considerada concernido.

Más banderas de España

A pesar de sus denodados intentos, Torra no pudo reventar la inauguración de los Juegos del Mediterráneo. Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y unos pasos por detrás Quim Torra accedieron al palco a los sones del himno catalán, "Los segadores". Torra lucía en la solapa el lazo amarillo. El Rey y Sánchez, un pin de los Juegos Mediterráneos de Tarragona.

Durante la interpretación del himno nacional, Torra ha guardado las formas. Se han oído algunos pitos pero más aplausos. El diputado de la CUP Carles Riera ha desplegado una estelada y se ha marchado. Predominaba un público festivo con banderas de España, una contrariedad en el guión separatista. Entre el Rey y Torra ejercía de parachoques físico el presidente del Gobierno.

La ceremonia se ha llevado a cabo en un estadio con los fondos desiertos y una asistencia regular de público. El certamen deportivo se tenía que haber celebrado hace un año y no había despertado gran interés hasta que la Generalidad decidió convertir la presencia del Rey en "casus belli".

Torra ha roto oficialmente las relaciones con el jefe del Estado. Ha dicho que no invitará al Rey a ningún acto que organice la Generalidad y que ningún miembro del gobierno "autonómico" asistirá a actos organizados por la Casa Real. También ha dimitido como vicepresidente de la Fundación Princesa de Gerona. El Rey no es bienvenido en Cataluña, han proclamado Torra, Mas y Puigdemont, los tres últimos presidentes catalanes, los del proceso. Sánchez se ha hecho fotos en el avión presidencial, ha mostrado un libro de firmas con una cinta de la bandera de España y no ha reaccionado a los exabruptos de Torra contra el Rey.

Las fotos de Torra

El presidente de la Generalidad ha difundido a través de la cuenta en Twitter del gobierno regional una foto que recoge el instante en el que entrega al Rey un informe del defensor del pueblo autonómico sobre el 1-O. Sucedió en el antepalco. Durante la ceremonia de inauguración, Sánchez departió amablemente con Torra.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios