Menú

"Escándalo", "chalaneo", "impúdico mercadeo": a Sánchez se le cae otra careta con RTVE

Tras entregar la vicepresidencia en la sombra a Pablo Iglesias, ahora Sánchez le regala RTVE. ¿Para cuándo el CNI?

0

El Mundo dice que "fracasa un doble intento de Podemos para controlar RTVE". Bueno, fracasa de momento, ya veremos el lunes, para el jefe podemita la tele es un asunto crucial. Francisco Rosell se echa las manos a la cabeza con el nuevo embuste del presidente del Gobierno. "En pocos asuntos empeñó tanto su palabra Pedro Sánchez desde la oposición como en la despolitización de RTVE. Sin embargo, como presidente del Gobierno ya ha dejado claro que no piensa renunciar a la tentación de usar la radiotelevisión pública como un instrumento de propaganda". Lo de ayer fue "un bochornoso ejercicio de chalaneo partidista, absolutamente impropio de formaciones que dicen abanderar la regeneración". Ya no engañan a nadie. "En la forma, por el lamentable cambalache del PSOE con Podemos", "y en el fondo, porque deja claro que la izquierda concibe la renovación de la radiotelevisión pública como un mero intercambio de cromos". Lo de ayer fue "un impúdico mercadeo entre Sánchez e Iglesias para cabildear un perfil de su gusto". Con su habitual falta de vergüenza, Iglesias tuvo la cara de decir que "TVE tiene que dejar de ser un aparato de propaganda del partido que gobierne" mientras se rompía el espinazo para colocar a uno de los suyos. "Si lamentable es la arrogancia demostrada por el líder de Podemos, aún lo es más la falta de decoro del Ejecutivo, que ayer no se conformó con la cacicada de RTVE sino que designó a José Félix Tezanos como presidente del CIS". A Pedro se le va viendo el plumero a la velocidad del rayo. "El PSOE y sus socios no han escondido su voluntad de someter a RTVE a su dictado, lo que no solo resulta descorazonador para los 6.400 empleados que conforman su plantilla. El conjunto de los ciudadanos asiste atónito a la incapacidad de nuestra clase política para fraguar una televisión pública objetiva y erradicar la manipulación informativa en sus espacios". Qué poco ha durado la imagen centrista que pretendió dar con el gobierno mono.

El País dice que "Sánchez afronta su primera crisis parlamentaria al ceder RTVE a Iglesias". El País no se atreve ni a editorializar, no vaya a ser que tenga que criticar a Sánchez. La información de Carlos E. Cué da cuenta de que en este asunto Pablo no va a dar su brazo a torcer. "El líder de Podemos, tras un largo forcejeo, propuso a Andrés Gil y Sánchez lo aceptó" "a regañadientes". "Pero la forma de negociarlo, con una exhibición de poderío de Iglesias, provocó un fuerte malestar en partidos clave de la nueva mayoría que apoya a Sánchez". Podrá decirle Pedro a Pablo que, 'jopelines, me dijiste que me apoyarías sin darme el peñazo con dame, dame y dame a todas horas'. Y Pablo le replicará, con razón, 'oye, ¿tú me has visto cara de tonto?'. Y por cierto, ni un leve reproche al nuevo engaño de Sánchez con lo de despolitizar la televisión pública.

ABC dice que "el PNV frustra el intento de Sánchez de entregar RTVE a Podemos". No estaría yo tan segura, el problema no era Podemos, era que no les habían consultado. Ya se encargará el amo podemita de hacerle la rosca a Esteban para que pase por el aro. Y ya sabemos lo que vale la palabra del PNV, depende de cómo esté el mercado ese día. "Entre el ridículo y el escándalo", dice el editorial. "La cadena de torpezas que está cometiendo el Gobierno en la renovación de la presidencia de RTVE ha dejado al descubierto el pacto de asociación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias". Vamos, que no hemos tardado ni un mes en comprobar las consecuencias aterradoras de votar al PSOE. Los trabajadores están que trinan. "Y no es para menos que se sientan engañados, porque el mercadeo que se traen entre manos Sánchez e Iglesias con este organismo es cualquier cosa menos una apuesta por su despolitización". "Ahora suenan un tanto hipócritas las críticas de la izquierda al PP a cuenta de la falta de imparcialidad de RTVE, pero el contraste permite señalar el carácter vacío de los compromisos de Sánchez con la renovación de RTVE está oscilando entre el ridículo y el escándalo". Y la estafa, añado.

La Razón: "Guerra entre el PSOE y sus socios por el control político de RTVE". "Estamos asistiendo a una exhibición de partidismo sin complejos como no se recuerda en España, en la que Iglesias lleva la batuta y propone y aventa nombres de candidatos sin el menor respeto a la discreción que se supone a cualquier oferta laboral". Bueno, eso se agradece. Mejor que todo el mundo vea lo que es Podemos y lo que pretende. Y a dónde lleva votar al PSOE, a que gobierne Podemos de facto. Si nos dejan votar alguna vez, claro. A Pedro Sánchez se le ha caído la careta en menos que canta un gallo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot