Menú

El gobierno Sánchez mueve ficha: los presos de ERC tienen preferencia

Traslado de Junqueras, sus exconsejeros y los Jordis a cárceles catalanas competencia de la Generalidad; los tres presos convergentes irán detrás.

(Barcelona)
0
Furgón trasladando a Junqueras a una de sus declaraciones ante el juez | EFE

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, el "exministro" de Exteriores catalán, Raül Romeva, la exconsejera de Trabajo Dolors Bassa, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, y el expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ya están camino de cárceles catalanas con grandes comodidades. Forman parte de la primera tacada de traslados. Los otros tres golpistas presos irán detrás. Son Quim Forn, exconsejero de Interior, Jordi Turull, exconsejero de Presidencia y portavoz y Josep Rull, extitular de la cartera autonómica de Fomento. Los tres pertenecen a la vieja Convergencia, ahora partida entre el PDeCAT, los blandos, y Junts per Catalunya (JxCat), los "irreductibles" de Puigdemont y Torra.

Los separatistas no comparten letrados y los letrados de los separatistas no comparten tono ni estrategia, tanto en el caso de los preventivos como en el de los fugados. De los seis primeros trasladados, cuatro son de ERC y los otros dos, los "activistas" Cuixart y Sànchez. El ministerio de Interior ha dado preferencia a los de "Esquerra", que en su última "conferencia" de partido se han mostrado partidarios de la unilateralidad si el presidente Sánchez no se aviene a la república catalana. En cambio, los del PDeCAT y JxCat son partidarios de no negociar. Línea Torra, ruptura con la Casa Real, agitación y propaganda internacional más Comités de Defensa de la República. A falta de seis días para la "cumbre" en Moncloa, Torra tiene el encargo de Puigdemont de dinamitar todos los puentes.

Junqueras en acción

Llega tarde. El traslado de Junqueras a una prisión de la Generalidad alienta toda clase de expectativas sobre el retorno del líder de ERC a la política activa. Hasta ahora se había tenido que limitar a recibir a emocionadas delegaciones de su partido y las entidades separatistas en prisión y a redactar cartas a favor la paz mundial. En una cárcel catalana se da por descontado que tendrá una notoria libertad de acción en comparación con las condiciones de Estremera. El "exiliado" Puigdemont, omnipresente en TV3 y los medios subvencionados, deberá competir con un Junqueras de vuelta en Cataluña y con capacidad de interlocución redoblada.

El escenario que propicia la estancia de los golpistas en cárceles gestionadas por la Generalidad es casi tan favorable para las maniobras políticas como el "exilio" del que presume Puigdemont y da pie espectaculares "performances" amarillas en las puertas de las cárceles previas o paralelas a los pases de día y de fin de semana para los golpistas.

Sánchez quiere dialogar y ya ha cumplido con parte del plan, el traslado de los golpistas. El separatismo exige ahora el traslado de los "exiliados", un indulto general y el reconocimiento de los resultados del 1-O.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios