Menú

Los ediles de Guadiana del Caudillo se dan de baja del PP por la falta de apoyo ante la memoria histórica

La diputación de Badajoz les retira las subvenciones y Monago les despide: "En esta casa no son bien acogidos".

LD/Agencias
0

El alcalde de Guadiana del Caudillo (Badajoz), Antonio Pozo, y el resto de concejales del PP se han dado de baja en el partido al considerar que éste se ha puesto de "perfil" ante la decisión de la Diputación de Badajoz de retirar al municipio las subvenciones, tras negarse el pueblo a cambiar su nombre.

La Diputación pacense decidió no otorgar subvenciones a los municipios que no aceptasen las directrices de la comisión provincial de expertos para la retirada de vestigios franquistas, en aras al cumplimiento de la ley de memoria histórica.

En una carta dirigida a los vecinos, Pozo señala que se ha informado personalmente a la población, casa a casa, sobre los motivos que han llevado a tomar esta "difícil" decisión.

"Principalmente se ha tomado por la política del Partido Popular de Extremadura, que solo sabe ponerse de perfil en los asuntos que afectan directamente al municipio, como lo han sido las pretensiones del presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, de querer quitar las subvenciones que corresponden por ley", explica el regidor.

Todo ello, según asegura, con la "complicidad" de los concejales de la oposición en el municipio, que piensan que "les beneficiará políticamente" y que se han prestado a presentar procedimientos judiciales contra el Ayuntamiento que "paga su partido".

Pozo ha recordado que son ya seis las sentencias judiciales que le han dado la razón al Consistorio, incluida una del Tribunal Supremo, que "tiran por tierra" que en Guadiana del Caudillo se incumpla la ley de memoria histórica.

"Lo único que se ha hecho siempre y se seguirá haciendo es defender la voluntad de la mayoría de los vecinos democráticamente expresada en las urnas en 2012 para mantener el nombre del pueblo, enfrentándose a quien sea necesario por muy importante que se crea", indica el alcalde.

Por todo ello, los ediles se han visto "obligados" a elegir entre su partido y el pueblo, y ante esa tesitura "no se ha dudado ni un segundo".

"Más aún", añade Pozo, cuando una de las personas que siempre les ha apoyado en esta causa, el exdiputado regional Juan Antonio Morales, "ha abandonado también el Partido Popular por discrepancias ideológicas, y sobre todo por no plantarle cara al presidente de la Diputación".

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha señalado hoy sobre este asunto, a pregunta de los periodistas, que "estas cosas a nosotros no nos restan sino que nos suman".

Monago ha señalado que él no tiene "nostalgia del franquismo", pero que respeta a quienes lo tengan y que por ello "se vayan del partido". "En esta casa no son bien acogidos", ha añadido Monago en referencia a ellos, y ha criticado que en ocasiones se les ponga la "etiqueta de partido franquista". El líder de los populares extremeños ha subrayado que él no ha venido a dar un "giro a la extrema derecha". "La extrema derecha no está en el PP y menos en el PP de Extremadura", ha subrayado Monago, que ha indicado que en su partido reina la "moderación".

Preguntado en concreto por Pozo y el exdiputado autonómico del PP Juan Antonio Morales, que recientemente ha abandonado el partido, ha recordado que los dos recibieron un premio de la Fundación Francisco Franco. "A mí no me lo van a dar nunca", ha concluido.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios