Menú

Las ministras de Sánchez insisten en el buenismo antes de la reunión bilateral con la Generalidad

Celaá asegura que están encontrando "reciprocidad" en el diálogo con el Gobierno de Torra y Batet pide acuerdos políticos "con un consenso amplio".

0
Celaá asegura que están encontrando "reciprocidad" en el diálogo con el Gobierno de Torra y Batet pide acuerdos políticos "con un consenso amplio".
Carmen Montón, Isabel Celaá, Magdalena Valerio y Meritxell Batet. | EFE

A pesar de que el fugado Carles Puigdemont recordaba ayer al presidente Sánchez que "el periodo de gracia de acaba", las ministras de Educación y Política Territorial, Isabel Celaá y Meritxell Batet, insisten en la campaña de buenismo y acercamiento con los separatistas de cara a la primera reunión de la comisión bilateral entre el Gobierno y la Generalidad catalana que se celebrará el próximo 1 de agosto.

La portavoz del Gobierno y titular de Educación, Isabel Celaá, ha asegurado que el Gobierno está encontrando "reciprocidad" en el diálogo con el Gobierno que preside Quim Torra, y ha subrayado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez es autónomo y "no siente ninguna amenaza, ni es objeto de chantaje por parte de nadie".

En una entrevista que publica hoy El Mundo, Celaá también se refiere al veto anunciado por la Generalidad a la asistencia del Rey a sus actos: "No aceptamos el veto al Rey que ha anunciado el Govern. El jefe del Estado -afirma- puede ir a cualquier parte del territorio. Nadie tiene que darle permiso".

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, considera que la solución al conflicto político en Cataluña pasa por lograr un acuerdo político "con un consenso amplio" que represente "a un 80 o a un 100 %" de la sociedad catalana, y "este acuerdo es el que debería someterse a votación".

En una entrevista enLa Vanguardia, la ministra subraya que "nuestro marco constitucional no permite la celebración de un referéndum de autodeterminación", una "limitación legal evidente y clara", subraya.

Batet considera que el PDeCAT está siguiendo una "tendencia, seguramente universal, a optar por las opcionesmenos centradas, menos moderadas y más radicales", especialmente después de que Carles Puigdemont apartase a Marta Pascal de la dirección del partido para obligar a los convergentes a integrarse en su nuevo movimiento, la Crida Nacional por la República.

En esta línea, preguntada por si la estrategia de Puigdemont interfiere en la relación entre ambos gobiernos, la ministra asegura que la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el del Govern, Quim Torra, fue "importante", y que ahora se debe continuar "profundizando en esta normalidad institucional" con la Comisión Bilateral del próximo 1 de agosto.

Batet ha asegurado que de la Comisión Bilateral del próximo miércoles "pueden salir elementos positivos, como dar continuidad a los trabajos en las comisiones mixtas previstas en el mismo Estatut y crear grupos de trabajo para tirar adelante acuerdos que pueden fructificar los próximos meses", y confía en que futuras comisiones bilaterales "sirvan para cerrar acuerdos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios