Menú

Los yihadistas del 17-A financiaron los atentados con créditos rápidos al consumo

Barajaron como posibles objetivos famosas discotecas de Barcelona, Lloret de Mar y Sitges. También el festival de música Rototom de Benicasim.

Libertad Digital
0
Los yihadistas del 17-A financiaron los atentados con créditos rápidos al consumo
El día después del atentado en Las Ramblas de Barcelona. | Rubén González

La célula yihadista que cometió los atentados terroristas en Cataluña durante el mes de agosto del año pasado financió su actividad a través de créditos rápidos al consumo. Así se desprende de un informe de la Comisaría General de Información de los Mossos d'Esquadra incluido en el sumario y en el que se dice que varios de los integrantes de la célula yihadista pidieron este tipo de créditos un mes antes de los atentados.

A raíz de este informe, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó en un auto del pasado 18 de junio que las financieras con las que supuestamente habían mantenido contacto los terroristas -Cofidis, Moneyman.es y DineroRapid- aporten toda la documentación relativa a los préstamos concedidos a los miembros de la célula, con el objetivo de "conocer todos los canales de financiación" de los investigados.

En concreto, según los Mossos, uno de los terroristas abatidos en Cambrils, Mohamed Hichamy, realizó cuatro llamadas a Cofidis entre el 4 y el 8 de julio de 2017, según se desprende del estudio del registro de su teléfono móvil. Teniendo en cuenta que la financiera Cofidis "ofrece dinero a crédito de una manera muy rápida", según los Mossos, "todo parece indicar que la voluntad de Mohamed Hichami era conseguir dinero a crédito (evidente para no ser retornado) con la finalidad de adquirir las sustancias precursoras para la fabricación de los explosivos, como así se ha constado que hicieron durante esas fechas".

Hichami efectuó estas llamadas entre el 4 y el 8 de julio, lo que para los investigadores resulta "especialmente importante", ya que se puso en contacto con la financiera en una fecha "muy cercana al día 20 de agosto de 2017, fecha que parecía la prevista por los terroristas para cometer los atentados", que finalmente los precipitaron el 17 de agosto tras saltar por los aires la casa de Alcanar (Tarragona) en la que preparaban los explosivos.

Según el informe, el autor del atentado en las Ramblas, Younes Abouyaaqoub, y Mohamed Hichamy -uno de los terroristas abatidos en Cambrils-, solicitaron un crédito a Cofidis el 4 de julio de 2017, justo un mes y trece días antes de los atentados, "por lo que se puede inferir que esta petición podría estar motivada para coadyuvar la gestión de los atentados".

Asimismo, resaltan los Mossos, tanto Hicham Aouyaaqoub -hermano de Younes y de otro de los terroristas abatidos en Cambrils-, y Rachid Oukabir -hermano de dos de los integrantes de la célula, Moussa, abatido en Cambrils, y Driss, uno de los encarcelados- también solicitaron préstamos a la misma entidad, "que bien pudieran obedecer a esta misma estrategia".

Además, tras analizar el contenido de un teléfono móvil hallado entre los escombros de Alcanar, perteneciente a Mohamed Houli -uno de los encarcelados-, los Mossos han detectado que recibió varios SMS de empresas de microcréditos como Moneyman.es y Dinerorapid, por lo que concluyen que hizo búsquedas en estas empresas.

Estos SMS resultan también reveladores, según los Mossos, porque muestran "de nuevo" otra de las estrategias marcadas por la célula terrorista y que también se había podido observar en operaciones anteriores, como es el uso de una "identidad ficticia", ya que varios de los mensajes recibidos en el móvil de Houli van dirigidos a "Nelu Daniel". "Esta instrucción infiere que la identidad de Nelu Daniel bien pudiera responder a esta táctica de imposibilitar y dificultar un posterior rastreo por parte de los cuerpos policiales, amén de engañar y estafar a la empresa de microcrédito", sostienen.

Discotecas y festivales como objetivos

La célula yihadista barajaba una larga lista de opciones para cometer sus atrocidades criminales. Según el sumario de la causa, cuyo secreto se suspendió hace unos días, entre los mismos estaban discotecas y festivales de música de Barcelona, y Benicasim (Castellón), por ser ejemplo del modo de vida occidental que distrae a los musulmanes de sus "verdaderas preocupaciones".

Estos datos se desprenden del contenido de un teléfono móvil localizado por los investigadores en los escombros de la casa de Alcanar (Tarragona) y que pertenecería, previsiblemente, a Mohamed Hycham, uno de los yihadistas que fue abatido en las calles de Cambrils. Los agentes dan cuenta en un informe de las numerosas búsquedas de este tipo que los miembros de la célula comenzaron a realizar desde el 8 de agosto.

Una de sus primeras búsquedas fue el aforo de la discoteca Colossos, en Lloret de Mar, y que es de 1.800 personas. Un aforo muy similar al de la sala Bataclán de París, donde otra célula islamista atentó en enero de 2015, lo que hace pensar a los investigadores que este ataque pudo "inspirar a los terroristas a buscar objetivos del mismo calibre". A juicio de los Mossos, dicha discoteca sería "un objetivo válido contra el que atacar" como crítica al modo de vida occidental, "que mediante la música y los espectáculos distraen a los musulmanes de sus verdaderas preocupaciones".

También buscaron datos de otras conocidas y populares discotecas de Barcelona, como Razzmataz, Pachá o la sala Bagdad, una sala de espectáculos pornográficos que, según el informe, supone un "ejemplo de lugar contrario a la virtud y a la moral según el ideario yihadista". "Las discotecas gay de Sitges" y "Las discotecas gay Sitges, la más grande" fueron otras de las búsquedas de posibles objetivos que realizaron en internet.

El 13 de agosto de 2017, cuatro días antes de los atentados yihadistas, se empezaron a interesar por conocidos festivales de Sitges (Barcelona) y de Benicasim (Castellón), localidad que dista de Alcanar en tal solo 76 kilómetros, "hecho que facilita el poder llevar cualquier tipo de furgoneta con explosivos hasta allí". El objetivo era "buscar eventos públicos multitudinarios que puedan tener una repercusión pública notoria", y se da la circunstancia de que en diversas búsquedas se concreta una fecha exacta, el 19 de agosto, sobre algunos de los posibles objetivos.

El festival Rototom Sunsplash de Benicasim, que alberga anualmente a 250.000 asistentes, fue otra de las consultas de los terroristas, que también realizaron búsquedas más amplias como "Todos los festivales 19.08.2017 en la Comunidad Valenciana" y "Carpas Benicassim 19.8.2017". "Agenda conciertos Barcelona", "Festa major Sitges 2017" y "Festa major Sitges les barranques" fueron otras de las búsquedas, que redundan sobre el mismo tipo de objetivos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco