Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Los Mossos piden que no repartan caretas de Trapero en los actos del 17-A

El exjefe de la policía de la Generalidad teme que utilicen su imagen en los "homenajes" a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.  

(Barcelona)
0
El mayor Josep Lluís Trapero en una imagen de archivo. | EFE

Josep Lluís Trapero, exjefe de los Mossos, es un símbolo dentro del cuerpo y fuera. Durante los días posteriores a los atentados del 17 de agosto del pasado año en Barcelona y Cambrils, el entonces consejero Joaquim Forn lo exhibía en todas las ruedas de prensa y se convirtió en un héroe del independentismo, que llegó a estampar camisetas con su cara y las palabras "bueno, pues molt bé, pues adiós", que fue lo que le dijo a un periodista holandés que se fue de una rueda de prensa porque preguntaba en español y le respondían en catalán.

El separatismo identificaba entonces a Trapero con la eficacia policial, un emblema de calidad de la inminente república, la prueba de que la Generalidad estaba lista para convertirse en un Estado a pocas semanas del referéndum ilegal del 1-O. Los medios cubrieron de elogios al "major", rango máximo de los Mossos que sólo tiene él y todavía se le mantiene. Su barba de pocos días, las ojeras y un estilo de comunicación bronco y directo causaron sensación. Ya no era el "comisari Paella" del año anterior, cuando la musa del proceso, Pilar Rahola, difundió en redes la fiesta en su casa de Cadaqués con Puigdemont, el expresidente del Barça Laporta, otros amigos y el jefe de la policía en calidad de cocinero y guitarrista.

Caída en desgracia

Imputado en la Audiencia Nacional por la pasividad de los Mossos en el intento de linchamiento de una comitiva judicial en la consejería de Economía un mes después, el 20 de septiembre, y por su papel antes y durante el 1-O, Trapero quiere un perfil bajo que no le perjudique judicialmente. En los Mossos mantiene los galones y rechazó la oferta del nuevo consejero, Miquel Buch, para reasumir el mando. Alegó que está a la espera de juicio y con medidas cautelares como la retirada del pasaporte. Entendía el policía que aquello era el abrazo de un oso, igual que los homenajes que le preparaba el separatismo para el primer aniversario de los atentados.

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium han tenido que modificar consignas y pancartas para respetar la voluntad de Trapero, que les llegó por diferentes vías, según decía este sábado La Vanguardia. Y por si el mensaje no había quedado claro, los Mossos d'Esquadra han emitido una nota de prensa en la que piden a la ciudadanía "que no se sume a las iniciativas en las que se pretende reconocer la tarea del 'major' Trapero al frente de los Mossos d'Esquadra durante los atentados".

Lo pide Trapero en persona

Para aclarar que no se trata de un repudio, el departamento de Interior asegura que "esta es una petición formulada por el propio 'major' Trapero, que ha comunicado a la Prefectura su voluntad de que no se haga un uso público de su imagen en este acontecimiento donde el protagonismo y el reconocimiento debe ser para las víctimas, ni tampoco en otros actos con reivindicaciones políticas".

El comunicado oficial alude al acto organizado por el Ayuntamiento de Barcelona y también al que la ANC y Òmnium montarán el viernes por la tarde delante de la prisión de Lledoners, en la que se encuentra el exconsejero de Interior Joaquim Forn.

No mencionan ni a la Guardia Urbana

El propósito de las organizaciones separatistas era repartir caretas de cartón con la cara del policía y el consejero y darle la espalda al Rey durante el homenaje oficial. Tal tipo de "performance" ya se llevó a cabo con caretas de Puigdemont con ocasión de la última constitución del "parlament".

En su nota, los Mossos se congratulan por las muestras de agradecimiento que dicen recibir de la ciudadanía "por el trabajo que los Mossos junto a los cuerpos de emergencias llevaron a cabo durante el ataque terrorista". Ni siquiera mencionan a la Guardia Urbana de Barcelona.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios