Menú

La oposición acusa a Ciudadanos de facilitar a Susana Díaz el adelanto electoral

Al exigir la desaparición de los aforamientos de la vida política andaluza.

0

Según la versión de PP y Podemos-IU, Juan Marín, Albert Rivera e Inés Arrimada han participado en una escenificación teatral exigiendo –ahora–, el cumplimiento de su acuerdo de gobierno con el PSOE andaluz fechado en 2015, singularmente la desaparición de los aforamientos en la vida política andaluza. Al negarse a cumplirlo, Susana Díaz admite que será difícil que se aprueben los presupuestos para 2019 y en tal circunstancia podría adelantar las elecciones andaluzas.

La versión se sustenta en la anticipación de los comicios a algún momento de este otoño, preferentemente octubre, pero no es fácil determinar la fecha en que podrían tener lugar de ser cierta la intención del PSOE andaluz. Según se ha publicado en Confidencial Andaluz, algunos expertos de la Junta han señalado que tales elecciones no podrían celebrarse antes del 25 de noviembre por razones que tienen que ver con la Ley de Contratos.

De ser cierto lo que se presenta como la conclusión de un cualificado experto de la propia Consejería de Presidencia de la Junta, el presunto adelanto electoral en Andalucía tendría que contar con la cercana presencia de las Navidades y con la posibilidad de convocarlas ordinariamente en marzo de 2019. Aunque en cuatro meses pueden cambiar mucho las circunstancias electorales, si sobreviniese una decadencia electoral socialista como consecuencia del efecto "Pedro Sánchez" en toda España, podría determinar la decisión de Susana Díaz.

Para PP y Podemos resulta altamente sospechoso que el partido naranja haya guardado silencio sobre los incumplimientos del PSOE andaluz de su acuerdo de gobierno. Por ejemplo, no se ha afrontado la reforma de la ley electoral, se ha malencarado la desaparición del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y se ha incumplido la exigencia de que desaparecieran los aforamientos.

Este ha sido el argumento utilizado por los líderes de Ciudadanos en la pasada semana, Tanto Albert Rivera, como Inés Arrimadas o el propio Juan Marín, han expresado con claridad que o se eliminan los aforamientos o no habrá presupuestos para 2019.

Naturalmente, Susana Díaz ha aprovechado la marea política para cargar contra Ciudadanos con un lapidario: "¿Y se acuerdan ahora de eso?" Europa Press recogió que Díaz señaló que le parece bien que se quiten "todos" los aforamientos que hay en este país porque todos los ciudadanos tienen que ser iguales ante la ley, si bien se ha preguntado si es ahora cuando Rivera se acuerda de ese asunto, porque cuando le aprobó los Presupuestos Generales del Estado al anterior Gobierno de Mariano Rajoy "no se acordó de pedirle que los suprimiera".

Refutó después que sea posible ahora proceder a la eliminación de los aforamientos porque conlleve un proceso político complejo como la reforma del Estatuto de Autonomía que obliga a la convocatoria de un referéndum para aprobar las modificaciones.

Además, acusó de "volantazos" al partido naranja a cuyo líder, Rivera, describió como "descolocado" tras la moción de censura que aupó a Pedro Sánchez y defenestró a Mariano Rajoy e intensificó su ataque a Inés Arrimada, tras un corto viaje a Andalucía de la líder de Cs en Cataluña, a la que acusó que intentar dar órdenes a los andaluces.

En este clima, la oposición andaluza a derecha e izquierda considera "teatral" –con mención a los temas musicales de Pimpinela–, todo lo que está ocurriendo y que, según su versión, tiene como finalidad facilitar al gobierno de Susana Díaz la convocatoria anticipada de elecciones. Según el PP andaluz, otra vez zarandeado por la crisis del PP de Granada al que el juzgado obliga a repetir el congreso provincial por irregularidades, "tienen que disfrazar la ruptura" y eludir los problemas reales como empleo y educación. El caso llega hasta El Mundo que titula: "El último servicio de Ciudadanos a Díaz", asumiendo las tesis de la oposición.

IU tampoco se cree la "bronca" entre Ciudadanos y PSOE después de tres presupuestos socialistas con marca naranja. Recoge el grupo Joly que "quieren jugar al mambo para ir poniendo en escena una ruptura totalmente falsa", según Ernesto Alba, coordinador de la Ejecutiva de IU.

Teresa Rodríguez, que tiene cada vez más poder en Podemos Andalucía, ha criticado en un tuit que Ciudadanos diga este año que no negociará los presupuestos de la Junta de Andalucía con el PSOE si no elimina los aforamientos, ya que lleva "tres años blanqueando el cortijo".

Su tuit dice así: "Que dice Ciudadanos que este año no le aprueba los presupuestos a Susana por lo de los aforamientos. Y lo dice después de 3 años blanqueando el Cortijo, votando contra nuestra Oficina Anticorrupción, nuestra Ley de Cuentas, nuestra reforma contra las dietas black…"

Lo cierto es que el tiempo va pasando y que la cuestión del adelanto electoral andaluz es ya cuestión de ganar pocos meses porque en marzo de 2019 habrán de celebrarse de todos modos y según el calendario legal oficial.

A favor de la decisión pesa el hecho de que Susana Díaz no contiene la pérdida de votos a pesar de que sea la candidata más votada, que quiere un debate andaluz con repercusión nacional, que no podrá aprobar los presupuestos y que teme el cambio de tendencia del voto como consecuencia del efecto Sánchez, que puede terminar siendo fatal para el socialismo en España.

En España

    0
    comentarios

    Servicios