Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El presidente del TS: "Cuando la Constitución resulta golpeada, no puede renunciar a defenderse"

En el acto de apertura del año judicial, Lesmes y la FGE han reafirmado la firmeza del Estado de derecho frente al desafío separatista.

0
El juez Llarena y el Rey Felipe VI | EFE

Solemne acto de apertura del año judicial en el Tribunal Supremo marcado, una vez más, por el desafío separatista. En el centro, Felipe VI presidiendo el encuentro; a su izquierda, la ministra de Justicia Dolores Delgado; y a su derecha, los dos ponentes. Una fiscal progresista y un magistrado conservador que, más allá de etiquetas, han coincidido en dos planteamientos: la Constitución Española como pilar del Estado de derecho y la necesidad de una reforma urgente en la organización del sistema.

"Cuando la Constitución resulta golpeada, no puede renunciar a defenderse", ha dicho el presidente del Alto Tribunal y del Consejo General del Poder Judicial en la que será su última intervención en el cargo. En un mensaje a los socios europeos, Carlos Lesmes ha lamentado la "grave incertidumbre que las decisiones de fuera han generado al interpretar de forma unilateral conceptos como libertad igualdad y justicia". A su juicio, el rechazo de las extradiciones de Carles Puigdemont y el resto de los exconsejeros catalanes procesados, primero, y fugados, después, supone una "perdida de virtualidad de los instrumentos de cooperación jurídica".

María José Segarra, que ha desgranado por primera vez el balance del Ministerio Fiscal, el que corresponde al ejercicio de 2017, ve un "desbordamiento del orden constitucional en Cataluña que se encontró con el Estado de Derecho, como no podía ser de otra manera. Avisa de que "las legitimas aspiraciones políticas de una parte deben ser encauzadas a través del ordenamiento político. No hay nada mas democrático que la ley porque nos vincula a todos". Será "especialmente firme contra cualquier intento de condicionar las funciones de los fiscales en Cataluña".

Palabras en presencia, por ejemplo, del juez Pablo Llarena. Han estado la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, las presidentas del Consejo de Estado y del Tribunal de Cuentas, María Teresa Fernández de la Vega y María José de la Fuente, los portavoces de los grupos parlamentarios y los portavoces de las Comisiones de Justicia. También el líder de Ciudadanos Albert Rivera y el presidente de la CAM Ángel Garrido.

Discursos de Segarra y Lesmes

La fiscal general del Estado ha comenzado su discurso con un homenaje a José Manuel Maza, fallecido en el mismo cargo y que "tantísimo hizo por la Justicia para la gente". Palabras cariñosas también hacia Julián Sánchez Melgar de quien ha recordado su lema: "No hagamos nada que no podamos explicar".

En cuanto al balance de la institución en 2017, han descendido las causas penales, en general, aunque los tiempos de respuesta hasta la acusación o apertura de juicio no han mejorado. Los casos de corrupción han incrementado un 16%; y un 14% las sentencias condenatorias. "La confirmación de la derrota de ETA ha sido posible por la firmeza del Estado de derecho. Quiero destacar el papel de los fiscales, público reconocimiento especialmente para los que ya no están con nosotros".

El terrorismo yihadista "ocupa hoy gran parte de nuestros esfuerzos, casi la mitad de las diligencias incoadas en la Audiencia Nacional, un incremento del 12% más, entre ellos, los graves atentados en Barcelona y Cambrils, en Cataluña, que exigen una adecuada cooperación internacional. Reafirmamos el compromiso de la Fiscalía de auxilio internacional para construir Europa y consolidar un espacio jurídico europeo".

Por su parte, Lesmes ha empezando reafirmando la Constitución como pilar del Estado de Derecho. "Algunas manifestaciones sociales contra sentencias, alentadas por responsables políticos, han provocado incluso persecuciones personales a magistrados. El CGPJ ha actuado y seguirá haciéndolo sin vacilaciones en defensa de los magistrados. No quiero blindar al juez ante la critica, nos ayuda a crecer. Sin embargo, el juez ejerce una profesión de alta cualificación y su actuación debe analizarse desde la honestidad. Las visiones sesgadas o partidistas pueden afectar a la libertad de ánimo de los jueces imparciales".

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios