Menú

Rivera se apunta el tanto de los aforamientos frente a Sánchez, que ve naufragar sus apoyos

Podemos y nacionalistas piden acabar con la inviolabilidad del Rey; PP y PSOE se suman a Cs pero niegan que el aforamiento sea un privilegio. 

0
Rivera se apunta el tanto de los aforamientos frente a Sánchez, que ve naufragar sus apoyos
Albert Rivera y José Manuel Villegas, este martes en el Congreso. | EFE

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes instar al Gobierno a suprimir el aforamiento de cargos políticos contemplados en la Constitución, es decir, el que afecta a los parlamentarios de la cámara baja, a los senadores y a los miembros del Ejecutivo.

Se trata de una votación "histórica", según Albert Rivera, quien defendía desde la tribuna de oradores la propuesta de su grupo, que no tiene carácter vinculante y que salía adelante con el apoyo de los dos grandes grupos del Parlamento, el popular y el socialista. Rivera aseguraba que los diputados tenían la "oportunidad" de hacerse "el harakiri de los privilegios judiciales de los políticos".

Podemos decidía finalmente abstenerse, al rechazar Ciudadanos una enmienda del PNV que, tirando por elevación, pedía acabar con la inviolabilidad del Rey que también contempla la Carta Magna.

Rivera logra una victoria

Rivera logra así una victoria parlamentaria con una de sus medidas bandera, que considera fundamental para la regeneración de España, la que consiguió que el Parlamento de Murcia aprobase en 2017 y la que esgrimió hace unas semanas para dar por roto el acuerdo de investidura con Susana Díaz en Andalucía, ante la inacción de la Junta socialista a la hora de afrontar ese punto del acuerdo.

Precisamente, la enmienda a la que se daba luz verde este martes insta a los parlamentos autonómicos a suprimir los aforamientos. Son los respectivos estatutos los que lo regulan en cada comunidad, por lo que al tratarse de leyes orgánicas la última palabra la tendrán las Cortes Generales.

El PP, como ya anunció el lunes el vicesecretario de organización, Javier Maroto, respaldaba la medida, aun cuando los populares consideran que no se puede tildar de "privilegio" la figura del aforamiento, como se refiere a ella Ciudadanos. En ese argumento coincidían desde la tribuna la diputada del PP, Beatriz Escudero, y el del PSOE, Gregorio Cámara. Escudero, incluso, tildaba de "populista" al líder de Ciudadanos ya que, a su juicio, si quiere ser como el resto de españoles debería eliminar también la inmunidad parlamentaria y la inviolabilidad: "Usted no quiere ser igual que los españoles, usted solo quiere quitar una prerrogativa de tres. Hay aforamiento, inviolabilidad e inmunidad ¿por qué sólo quiere ser un trocito igual que los españoles? ¿por qué junto con el aforamiento no pide eliminar la inviolabilidad y la inmunidad?". El PP trataba de enmendar el texto de Ciudadanos con su propuesta pero Rivera, seguro de su victoria, rechazaba la iniciativa de los populares y anunciaba que se votaría "en sus términos".

En cuanto al Gobierno, la propuesta lanzada a bombo y platillo al inicio de la semana por Pedro Sánchez durante un acto de conmemoración de sus cien días en La Moncloa, empezaba a hacer aguas apenas veinticuatro horas después.

Si se abre el melón...

La victoria de Rivera se produce 24 horas después del anuncio de Pedro Sánchez de una reforma constitucional para acabar con los aforamientos y en contraste con la falta de apoyos del presidente del Gobierno que este martes ha visto naufragar su proyecto en el Congreso, antes incluso de aprobarlo el próximo viernes en el Consejo de Ministros y presentar el anteproyecto de ley el lunes en la cámara baja. El Ejecutivo confía en que un asunto "tan sensible como el de estos privilegios políticos que no se puede defender públicamente" acabe retratando a todos los partidos pero, de momento, el Ejecutivo sólo ha cosechado críticas y negativas de los grupos de la oposición incluyendo a sus socios preferentes en el Congreso ERC, PDeCAT y PNV.

Para los nacionalistas catalanes y Podemos, si se abre el melón constitucional –Sánchez plantea una reforma exprés que en sesenta días acabe con los aforamientos– será momento de abordar otras cuestiones como el derecho a decidir en Cataluña por"la absoluta falta de legitimidad de la Constitución del 78" como decía el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, explicaba su iniciativa de acabar con la inviolabilidad del jefe del Estado: "Claro, si lo que se interpreta es que no puede ser llevado a los tribunales por un robo o un asesinato, si lo llevamos al extremo… ¿Es esto lo que corresponde a un estado democrático? ¿Es verdaderamente esto lo que pretendía el legislador? Yo creo que no", sentenciaba, recordando que fue precisamente el monarca y su antecesor quienes manifestaron públicamente en su día que "todos somos iguales ante la ley".

En su auxilio acudía la portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra: "En una democracia no puede ser que por apellidarte Borbón no respondas a la Justicia como el conjunto de ciudadanos. No es la reforma por la que nosotros estamos apostando. No basta solo con eliminar los aforamientos, necesitamos eliminar la figura de inviolabilidad del Rey". Podemos insiste, además, en pedir al PSOE que apoye una comisión de investigación que analice las ultimas revelaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein sobre Juan Carlos I: "El Gobierno debería replantearse su posición precisamente porquehay indicios de que el Rey emérito pudo tener cuentas en Suiza y terrenos en el exterior que no se sabe cómo se han pagado".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios