Menú

Los inspectores, indignados con Celaá mientras el PP dice que sí actuó ante el informe sobre adoctrinamiento

La ministra de Educación sigue echando por tierra el informe sobre adoctrinamiento en Cataluña que elaboró su propio departamento.

Libertad Digital/esRadio
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Dieter entrevista a Sandra Moneo Es la Tarde de Dieter

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Dieter entrevista a Sandra Moneo" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Isabel Celaá durante la sesión de control | EFE

Este miércoles, ha continuado en el Congreso la polémica por el informe sobre adoctrinamiento en las aulas catalanas elaborado por el Ministerio de Educación y cuyo contenido había permanecido oculto. A preguntas de Ciudadanos, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha insistido en criticar por "falta de rigor" el informe y en justificar que siga sin hacerlo público y ha llegado a acusar de "mala fe" a los funcionarios que lo elaboraron: ¿"Es descuido, falta de rigor o simplemente mala fe" que sobre un mismo libro el documento de la Alta Inspección diga que se habla de la Constitución y luego más abajo se alegue lo contrario?, ha planteado a preguntas de Juan Carlos Girauta.

En Es la Tarde de Dieter, de esRadio, Manuel Blanco, uno de los autores del informe y ex director de la Alta Inspección en Baleares ha lamentado que con estas declaraciones se esté "poniendo en tela de juicio la independencia de un funcionario" y el "honor de una persona" y ha señalado que el texto "no iba contra nadie" ni tenía "finalidad persecutoria". "Estas palabras están totalmente fuera de lugar", ha dicho antes de afirmar que está "dolido" y de insistir en que "no puede dejar a los pies de los caballos" a los que han estado trabajando por garantizar la educación en nuestro país. Por su parte, el presidente de la Unión Sindical de Inspectores ha recordado que el informe se elaboró "para dar respuesta a las quejas de unos ciudadanos". "Si una persona halla deficiencias lo que hace es subsanarlas, no tiene sentido meterlo en un cajón".

Desde el PP, la secretaria ejecutiva de Educación del partido, Sandra Moneo, ha lamentado que la ministra haya cuestionado la "profesionalidad de quienes conocen el sistema educativo" y se ha reafirmado en lo avanzado por el presidente de su partido, Pablo Casado, sobre la posibilidad de recuperar competencias educativas "si no somos capaces de garantizar el derecho a la educación" en condiciones "de igualdad" y ante casos de "adoctrinamiento".

Sobre el hecho de que el informe fuera encargado y conocido por Íñigo Méndez de Vigo, Moneo ha señalado que el Gobierno "no se quedó de manos cruzadas" con el informe sino que "se puso inmediatamente en contacto con la Real Academia de la Historia"para "buscar un punto común" que permitiese "desarrollar un decreto de contenidos comunes y unos manuales comunes" en relación a la Historia de España que pudieran estudiar todos los alumnos.

En el momento en el que se encargó el informe, el secretario de Estado de Educación también afirmó que el Ministerio había recurrido a la Real Academia de Historia para que verificara las posibles manipulaciones en los manuales de Historia o Ciencias Sociales. El informe, en todo caso, tampoco salió a la luz con los populares y la propia Moneo, aunque ha defendido el trabajo de los inspectores, ha señalado que "no conocía" el documento y ha remitido al propio Méndez de Vigo.

"Las decisiones se pueden tomar en diferentes ámbitos", ha defendido Moneo, que ha señalado que "ahora nos corresponde valorar el escenario encima de la mesa" y "tendremos que replantearnos las competencias de la inspección y las que tiene el Estado".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios