Menú

Ofensiva contra la ministra de Justicia: el PP pide su dimisión por sus vínculos con Villarejo y Garzón

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se limita a decir que el Gobierno "está por encima de intereses específicos".

0
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se limita a decir que el Gobierno "está por encima de intereses específicos".
Dolores Delgado. | EFE

La ofensiva contra la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha comenzado. Una cacería parlamentaria orquestada desde el PP sobre la base de la operación Tándem, que la relaciona con el comisario de las cloacas del Estado, José Villarejo, actualmente en prisión preventiva, y con el exjuez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, amigo íntimo de la titular de Justicia.

"Usted tendrá que dar explicaciones por el tema de la Audiencia Nacional. Usted está en una posición insostenible y tiene que dimitir", le espetó la diputada popular María Jesús Bonilla en la sesión de control al Gobierno. Pero la ministra no quiso entrar en provocaciones pese a que su cara reflejaba el enfado con el principal partido de la oposición.

"Créame que no voy a responder a ninguna pregunta que pueda poner en cuestión la defensa de la soberanía de la jurisdicción española. Da la casualidad, señora Bonilla, de que este Gobierno ejerce una responsabilidad sin intereses políticos, específicos o partidistas, una responsabilidad que está por encima de esos intereses que es la defensa de los intereses de Estado que es lo que está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez".

Pero la defensa de Delgado sobre la acción de Gobierno, y la suya personal, no convenció a la responsable del segundo asalto. La diputada popular, María Jesús Moro, que fue mucho más explícita al denunciar la elección del personal por parte de Delgado en el Comité de Expertos para la Justicia Universal. "No hay que elegir a aquellos con los que compartes cacerías o dudosos eventos", fue el primer golpe de Moro, que se atrevió a entrar en el fondo del sumario y aludió a la relación de Delgado con Garzón.

La acusó de ser "una ministra que parece la mano visible de una sombra que planea en el Ministerio de Justicia, que coloca a sus peones, que con atrevimiento da instrucciones desde las tribunas de prensa. Que parece que ha venido mas a dar cauce a vendetas que a ejecutar". Las menciones veladas a Villarejo se volvieron explíticas en el caso del exjuez estrella: "Luego está el que no está pero está: Garzón. No es objetivo ni es ejemplar incorporar jueces que intervienen en determinados procedimientos, que abordan asuntos fuera del sumario o que parecen compartir información de las sentencias antes de dictarlas o que exigen públicamente que se les incluyan otros temas, en otros asuntos y en otros procedimientos ; o bien aquellos que hacen de la materia de la jurisdicción universal su propio beneficio…".

La diputada del PP le espetó a la ministra que "prefiere a amigos que nos retrotraen a cacerías. Usted presumía de no estar en sumario alguno como D. Hoy nos escandalizamos señora ministra por su investigación en la operación Tándem en la que aparece con el apelativo D2. Nos preocupamos con su nombramiento y hoy nos escandalizamos con estas tristes noticias. Hoy nos escandalizamos por estas tristes noticias".

En España

    0
    comentarios

    Servicios