Menú

PP y Cs tratan de impedir que avance la maniobra "totalitaria" de Sánchez para salvar los Presupuestos

Recurren a la mesa del Congreso, después de que la mayoría de izquierdas de la Comisión de Justicia tramitase la  polémica enmienda socialista.

0
PP y Cs tratan de impedir que avance la maniobra "totalitaria" de Sánchez para salvar los Presupuestos
La mesa de la Comisión de Justicia del Congreso, reunida este jueves. | EFE

El conflicto institucional está servido. Pero esta vez no entre un poder y otro, o no exactamente, sino en el seno mismo del Legislativo. La presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, la socialista Isabel Rodríguez, ha asegurado que, siguiendo la tradición parlamentaria, la mesa de su comisión es "soberana". Defendía así el rechazo a las objeciones de los populares y de Ciudadanos sobre la polémica enmienda socialista a la Ley de Violencia de Género. Una decisión que se adoptaba por la mayoría de izquierdas de ese órgano, donde los socialistas y ERC suman tres votos frente a dos del PP.

La enmienda es una treta parlamentaria con la que el Gobierno intenta sortear el previsible veto del Senado a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, el paso previo a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que serían los primeros del nuevo Gobierno.

Para la portavoz del Grupo Popular, Dolors Montserrat, se trata de una actitud "totalitaria", y para el portavoz de Justicia de Ciudadanos, Ignacio Prendes, es un "atropello" que será recurrido a la Mesa del Congreso, en la que populares y naranjas tienen mayoría, cinco representantes, frente a los cuatro que suman los socialistas y Podemos.

Una visión completamente distinta a la de Rodríguez, quien insistía una y otra vez, durante una comparecencia ante la prensa en la cámara baja, en que no existen "precedentes" de que la "mesa grande", como ya se la empieza a denominar por unos y otros en este conflicto, invalide decisiones de las mesas de cada una de las comisiones parlamentarias.

PP y Cs y la "homogeneidad"

Para PP y Ciudadanos, en cambio, es un "fraude" lo ocurrido, entre otras cosas por la falta de "homogeneidad" de la enmienda de marras. Argumentan que una enmienda debe ser coherente con el contenido de la Ley en trámite, cuando en este caso se mezclan dos asuntos: la estabilidad presupuestaria y la lucha contra la violencia que sufren las mujeres. Se da la circunstancia, además, de que las dos leyes están en trámite a la vez, de manera paralela, en la actual legislatura.

Montserrat comparaba la actitud del Gobierno con la del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Este miércoles, el propio Pedro Sánchez aseguraba que se trata de un "procedimiento habitual", aunque lo cierto es que la enmienda fue registrada con sigilo y sin convocatoria alguna a los medios el pasado martes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios