Menú

El escapismo de Delgado: huye de los periodistas y se blinda hasta el 10 de octubre

La ministra de Justicia intenta dar esquinazo a los periodistas en el Congreso provocando el motín y la persecución de los informadores.  

0
El escapismo de Delgado: huye de los periodistas y se blinda hasta el 10 de octubre
Baltasar Garzón y Dolores Delgado. | LD

La titular de Justicia está más en la diana que nunca. Y así lo demuestra lo que ocurrió esta tarde en el Congreso de los Diputados. Dolores Delgado tenía confirmada su asistencia a la presentación de un libro en la cámara baja. Presencia que había cancelado y que finalmente sí se ha producido. Pero, en lugar de entrar por la puerta principal, Delgado intentó entrar a la sala Clara Campoamor del Congreso por una puerta lateral dando así esquinazo a las cámaras de televisión y los periodistas.

En el momento en que éstos atisbaron la maniobra, el grupo de informadores entró en la sala y rompió la norma parlamentaria no escrita de no realizar preguntas en el interior de una sala de comisión. Un motín periodístico ante el que Delgado tuvo que responder diciendo: "Haré en su momento, el día 10 de octubre, una comparecencia en el Congreso, en la que les explicaré absolutamente todo".

Preguntada por Libertad Digital si conocía la red de prostitución para sacar información a los políticos, desvelada por el diario www.moncloa.com, la ministra no contestó y se limitó a decir que "ahora estamos con un tema que es muy importante que es la presentación de un libro que refleja una realidad, que es la realidad de la discapacidad. Es tan importante que, por favor, no vale la pena que entremos en nada más. Os lo agradezco, por favor, os lo agradezco muchísimo".

La ministra no pudo contener a los periodistas ante un blindaje que no tiene visos de finalizar. Delgado no ha comparecido nunca en rueda de prensa desde que se inició su particular crisis. No lo hizo el lunes cuando ofreció un desayuno informativo ya convocado con anterioridad; ni el martes cuando compareció en el Senado; ni el miércoles en el Congreso.

Una ausencia de preguntas y respuestas que se han tirado por elevación al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Ha tenido que ser el jefe del Ejecutivo desde el extranjero quien haya dado la cara por su titular de Justicia descartando su dimisión porque "no me marcará la agenda un corrupto". En privado, fuentes de Moncloa y Gobierno aseguran que "vamos a resistir" ante lo que califican de "chantaje" del comisario Villarejo.

Pero también son conscientes de que el goteo diario e incesante de informaciones o filtraciones que erosiona al Ejecutivo en su conjunto. La decisión de mantener a Delgado es determinante en el Gobierno y sólo cambiará si el foco se desvía de la ministra de Justicia y se eleva a la cabeza del Ejecutivo, al presidente Pedro Sánchez, que este fin de semana vuelve de su gira norteamericana y se enfrenta a la magnitud de la crisis doméstica que sufre su gabinete.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation