Menú

Susana Díaz pretende firmar el decreto de disolución el martes que viene: elecciones el 2 de diciembre

Según fuentes de su entorno, ni la presidenta "ni la amplia mayoría del PSOE andaluz" quiere hacerlas coincidir con las generales.

0
Susana Díaz | EFE

El PSOE andaluz no quiere ni oír hablar de la posición minoritaria en el Gobierno central de celebrar elecciones generales junto a las elecciones andaluzas que apuntan algunos medios. "Es la opinión mayoritaria en el PSOE andaluz, nadie quiere hacerlas coincidir", dicen las fuentes consultadas por Libertad Digital, que explican que la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha barajado y está barajando diferentes escenarios pero que la decisión está prácticamente tomada.

El escenario más probable es celebrar elecciones en Andalucía el 2 de diciembre para lo cual ya están las cuentas echadas. El martes que viene, 9 de octubre, se realizaría el anuncio y al día siguiente, miércoles 10, se firmaría el decreto de disolución de la cámara autonómica, exactamente los 54 días antes de la celebración de los comicios que fija la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

Sin embargo, todo es condicional al tratarse de una baronesa andaluza que tenía previsto convocar elecciones el 28 de octubre coincidiendo con la llegada al Gobierno de Felipe González en 1982, pero no lo hizo "por temor a que el debate catalán inflara los resultados de Ciudadanos", su socio de Gobierno en detrimento del PP, segunda formación en Andalucía y líder de la oposición. "Si el segundo queda tercero, tenemos un problema", decían fuentes socialistas a este periódico.

De forma oficial, el entorno de Díaz se limita a tirar de guión con que "la convocatoria de las elecciones es una prerrogativa exclusiva de la presidenta", pero lo que sí descartan es esa coincidencia con las generales porque la presidenta "siempre ha dicho que desea un debate andaluz con acento andaluz". Una "especulación", según otras fuentes, descartadas por la inmensa mayoría de los dirigentes andaluces. También lo descartan en el Ejecutivo central. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha descartado "casi al 100%" que coincidan ambas elecciones. "Serán separadas", ha dicho la andaluza responsable de la cartera de Hacienda.

Generales, ¿después de mayo?

Sobre el posible adelanto de las elecciones generales, las fuentes consultadas por Libertad Digital tachan de "muy minoritaria" la posición de un adelanto electoral antes del mes de mayo, cuando se producirían las elecciones europeas, municipales y autonómicas. Una minoría en el seno del Gobierno liderada por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ya abogó por celebrar elecciones el pasado mes de julio y que ahora es partidario de sacar las urnas en febrero y de celebrarlas conjuntamente con las andaluzas.

Pero la mayoría del Gobierno sigue defendiendo la posición del presidente, Pedro Sánchez, de mantener la hoja de ruta: no convocar hasta después de las elecciones europeas y, si fuera posible, en otoño de 2019. De hecho, así se lo comunicó el propio Sánchez el pasado lunes al órgano del Comité Electoral celebrado en Ferraz y presidido por el propio Ábalos.

A esto se suma que los ánimos se han serenado en el Gobierno. Tras el ultimátum de Torra, las aguas vuelven a su cauce y el Ejecutivo cree ahora que la división en el bloque independentista y el desconocimiento del PDeCAT y ERC sobre los planes del presidente catalán "han rebajado el incendio". El suflé se desinfla y el Gobierno de Sánchez considera que es posible "aguantar", aunque las referencias temporales desaparecen de las quinielas por lo que pudiera pasar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios