Menú

Rahola monta en cólera contra ERC: ha "reventado la aorta" del golpe

Ayer volvió a liarse parda en Cataluña y la prensa espera ilusionada que esta sea la definitiva.

0

El Mundo dice que "ERC se alía con el PSC para expulsar del Parlament a Puigdemont". Uy, uy, esto huele a chamusquina, solo falta Roures. El editorial da la legislatura "por concluida" y también se huele "una posible reedición del tripartito entre ERC, los socialistas y Podemos". No sería extraño, socialistas y podemitas solo saben gobernar birlando las elecciones a quien las gana. Torra "debería convocar elecciones y que sean los catalanes los que decidan". ¡Otra vez, se pasan la vida decidiendo! Las elecciones hay que convocarlas a nivel nacional, a ver si solo van a tener derechos los catalanes. Destaca El Mundo también el enésimo embuste de Pedro Sánchez. "Sánchez falta a su palabra y no explicará su tesis en el Senado". Como dice Rosell, "llegó al poder sin demasiados escrúpulos y parece decidido a aferrarse a él con el mismo desahogo". Y este se permitió llamar indecente a Rajoy, le dijo la sartén al cazo. Federico Jiménez Losantos pone el ojo en Celaá, a la que llama "Fakelaá", la "progre colérica" que insultó a una periodista de esRadio. "En pocos días, OK Diario ha destapado cuatro fraudes en su declaración de Bienes (…) Doña Fraude mintió y el alto nivel de ejemplaridad del que presume le obliga a dimitir". Que se cuiden Maite y Ketty el próximo viernes, lo mismo les salta a la yugular la ministra histérica.

El País deja hoy el pasaporte en paz y se queda en casa. "El choque entre los secesionistas lleva a Cataluña al desgobierno". "El PSC y Ciudadanos no se plantean de momento una moción de censura". Esto va de despiste, que se ande con ojo Arrimadas. La cosa debe ser seria para que Soledad Gallego se digne a editorializar. "Ruptura indepe. El principio del fin del Govern Torra exige una cuestión de confianza o elecciones". Dice que ayer fue el "final del pacto de la legislatura" cuando "ERC plantó cara finalmente a la reiterada frivolidad de sus socios". Pero "lo decisivo es que se visualizó la ingobernabilidad de Cataluña. O mejor, que el secesionismo es incapaz de gobernarla". "Corresponde una cuestión de confianza o la convocatoria de elecciones anticipadas" y "será responsabilidad de la oposición contrarrestar tanto desafuero. Dispone de instrumentos para ello. Falta que quiera utilizarlos". Vamos, Iceta, moción de censura le falta decir. Inés, Inés, como no espabiles te roban otra vez la cartera. El País se hace eco de las verdades del barquero que le cantó ayer una diputada a Rufián. "No me guiñe el ojo, imbécil". El "imbécil" es el de siempre, ese patán payaso que representa a ERC en el Congreso.

Cuenta ABC que "Sánchez pone a Correos a su servicio". Este hombre es insaciable. "Demuestran un modo de gobernar basado en la manipulación del interés colectivo para ponerlo caprichosamente a merced del presidente". Como dice Álvaro Martínez, "el presidente del Gobierno huye de su palabra como alma que lleva el diablo, perseguido por sus mentiras pasadas y recientes, de esa completísima colección de embustes que ha almacenado en un mandato". Por cierto que a Carrascal se le ha ido un poco la olla. El hombre digiere cómo pudo Rajoy entregar el gobierno a la izquierda radical y a los separatistas. Y hoy intenta exculpar al expresidente. Dice que se lo puede permitir porque "a mi edad uno puede permitirse el lujo de ir contracorriente", por lo que deduce que Rajoy, "más que echarlo, se fue, sin siquiera dar la última batalla por la presidencia". Discurre Carrascal que Rajoy pensó que "hay cura, aunque drástica" para Cataluña. Que lo mejor "era dejar el gobierno a sus rivales" y "por eso cedió la presidencia al dispuesto a dialogar con el nacionalismo". ¿Cedió? Carrascal, le echaron a patadas mientras él ahogaba las penas en un bar. "Ayer el secesionismo estalló (…) Acaba una etapa y empieza otra. ¿Entienden ahora por qué digo que Rajoy pudo tener razón?". Lo que entendemos perfectamente es lo de permitirse lujos a cierta edad, incluso el de jubilarse.

La Razón dice que "el Gobierno borra el orgullo de ser españoles de la Fiesta Nacional" y desvela una información de servicio interesante. "Sánchez se la juega y elige un escenario apto para abucheos". Yupiii, todos a Neptuno a exigirle elecciones el día 12. En cuanto a Cataluña "el independentismo pierde la mayoría en el Parlament". Según Toni Bolaño, los indepes creen que "no llegaremos sin elecciones a mayo", "estamos a punto de saltar en pedazos". En fin, esto ya lo hemos oído antes. Cuenta La Razón que ayer hubo "rebelión de mujeres del PP contra Rufián", sólo del PP, porque las mujeres socialistas y podemitas apoyaron con su silencio el machismo matón del de ERC. Claro que viendo lo que hacen los socialistas andaluces con el dinero público ante el mutismo de las feministas socialistas tampoco es raro. Es más, como dice Pedro Narváez, "los burdeles rezan para que el PSOE mantenga el Gobierno". Un hostión a las féminas del PSOE muy merecido.

En La Vanguardia, Rahola está como una fiera. "ERC ha votado con el PSC para impedir en la mesa los votos delegados del presidente Puigdemont" y demás golpistas huidos. "Es decir, uno de los partidos que forma parte de la mayoría parlamentaria que tenía que restituir al gobierno legítimo acaba de votar con uno de los partidos del 155 para sacarle el derecho de voto al president legítimo de Catalunya, ahora en el exilio", delira. "Se hace muy difícil imaginar que se mantenga un gobierno de coalición, con los cuchillos clavados en la espalda, la desconfianza totalmente cuajada y una rabia mutua cada vez más descarnada. En este punto, no hay heridas para recoser, porque no se ha roto una venita, lo que ha reventado es la aorta". Oye, lo mismo va en serio y el puñetero procés ha reventado de una vez. Gracias, Llarena.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios