Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El caso de las tarjetas 'sexblack' pone en cuestión la limpieza de la contabilidad de la Faffe

La juez Núñez Bolaños toma declaración hoy a su exdirector, Fernando Villén, a petición de la Junta y del PP.

(Sevilla)
0
Bonilla ante uno de los prostíbulos a los que iban los socialistas. | Europa Press

La hostilidad entre el exdirector de la Faffe, Fernando Villén, y la Junta de Andalucía, que lo echó como "ganado barato", según el propio Villén, concede un gran relieve a su declaración de hoy en el juzgado. En plena precampaña electoral, ha sido la propia Junta la que ha solicitado su comparecencia, además del PP andaluz.

La Fundación Andaluza para el Fondo de Formación y Empleo tuvo un poder inmenso en Andalucía, sobre todo en el mundo local, desde el 2004 hasta 2011. Desde ella se decidía quien trabajaba y quién no, quién hacía cursos de formación y quién no. Precisamente por su relación con el empleo –Andalucía está a la cabeza del paro en España y Europa–, es por lo que las tarjetas sexblack, empleadas en prostíbulos y otros menesteres por sus rectores, es un gran escándalo.

Hoy, la juez María Núñez Bolaños, polémica instructora sustituta de Mercedes Alaya en el juzgado de los dos macrocasos de corrupción, ERE y formación, toma declaración al ex director de la Fundación, Fernando Villén. Además, le seguirán otros ex trabajadores de la Faffe. Uno ellos el exalcalde socialista de Lebrija, Antonio Torres, uno de los cientos de enchufados en la entidad a la que, por cierto, no iba a trabajar.

Destaca El Mundo que el caso está derivando hacia la contabilidad de la Fundación, algo que está contemplado en el atestado de la UCO. En él, se dice que la investigación descubrió una "dinámica dirigida a camuflar contablemente estos gastos" porque tras pagar con la tarjeta, Villén ordenaba anotar las devoluciones de los importes gastados en los libros.

En el atestado se hace constar que Villén cargó a las tarjetas black –no conocidas hasta las denuncias del PP el año pasado–, más de 70.000 euros aunque todavía hay 4.321,38 euros que la Guardia Civil no ha logrado descifrar. Su hermano Manuel, que ha negado disponer de tarjeta, gastó en dos de ellas, según la UCO, una cantidad superior a los 8.000 euros.

La trayectoria de la juez Bolaños en los macrocasos de corrupción no permite adivinar qué ocurrirá en la sesión de hoy. Desde luego, sería muy extraño que no preguntara por quiénes le acompañaron en la gran juerga de 15.000 euros en el club Don Ángelo el 22 de marzo de 2010 o por si fue una coincidencia que ese mismo día hubiese sido destituido el entonces consejero de Empleo, Antonio Fernández.

Tampoco sería normal que no preguntara por qué se devolvió el dinero en los días siguientes; si el dinero efectivo con el que se pagaban los importes gastados con la tarjeta salían de su bolsillo o de las cajas fuertes de la FAFFE y por cuántos directivos más tuvieron ese tipo de tarjetas y sus gastos. Sólo son algunas preguntas que destaca el mencionado diario.

El gaditano Fernando Villén, que fue secretario de Empleo del PSOE-A en la Ejecutiva andaluza de Manuel Chaves, vuelve a declarar ante la juez Bolaños por petición de la acusación que ejercen la Junta de Andalucía y el PP. Villén, que cuando la Junta lo destituyó dijo que lo habían echado como "ganado barato", que recuerda hoy ABC, sólo ha dicho que haber pagado con las tarjetas fue un "error".

Su enemistad con la Junta explica la expectación generada por su declaración. Desde luego, el de las tarjetas black de la Faffe es un dinero menor si se le compara con los 3,1 millones de euros en viajes, hoteles y clubes de lujo que están en las cuentas de la fundación sólo desde 2008 a 2011. No se olvide que la Faffe tenía más de 1.000 empleados y que había manejado alrededor de 800 millones de euros en subvenciones.

Para hacerse una idea de su funcionamiento, la auditoría encargada por el Gobierno andaluz conocida en 2017 desveló que 8.844 personas fueron colocadas de forma irregular entre 2009 y 2011, al menos 200 vinculadas al PSOE y los sindicatos.

Pudiera parecer que Villén es un peso ligero del socialismo andaluz, pero el diario de Vocento describe en su perfil que este psicólogo era un hombre fuerte del socialismo gaditano, con carné del PSOE desde 1999 y muy vinculado a Manuel Chaves y su grupo de apoyo en Cádiz. Tan fuerte debería ser su influencia que dirigió la Faffe desde su creación en 2003 hasta su disolución en mayo de 2011.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios