Menú

Los barones socialistas temen el sorpasso de Ciudadanos a Podemos "en casi todos los territorios"

Encuestas socialistas dan el sorpasso de Cs a Podemos en "casi todos los territorios". El PSOE mantiene liderazgo pero no le salen los números.

0
Vara, Lambán, Page y Puig en el desfile del 12 de octubre. | EFE

La repercusión fue automática. A las pocas semanas de la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno de España, los barones socialistas notaron un "empujón" de entre dos y tres puntos en las encuestas internas realizadas en sus territorios. Un subidón electoral que no ha variado desde hace meses, según algunos de los secretarios generales del PSOE consultados por Libertad Digital.

No hay erosión, no hay menoscabo de su liderazgo político. Según ellos porque, en contra de lo que sucede en el "microclima político", la gente "concede más tiempo a quien gobierna, a quien ostenta la presidencia para comprobar qué es lo que hace". Un diagnóstico que se sustenta en la creencia de que las últimas encuestas publicadas –la del diario La Razón que revela que el PSOE ha dilapidado en cuatro meses la ventaja de cuatro puntos que llegó a ostentar sobre el PP–, no se corresponde con la realidad de sus propios datos, que dicen manejar.

Pero en los sondeos socialistas –visión de parte, en cualquier caso–, sí hay datos reveladores aunque no acusen el desgaste del PSOE. Son los que afectan a Ciudadanos. Según las encuestas internas de los socialistas, "hay un sorpasso indiscutible de Ciudadanos a Podemos en todos los territorios y también a nivel nacional". Algo que suscita una doble lectura en el PSOE. Primero, de cara al futuro, porque la formación de Albert Rivera, según estos pronósticos, "va a pasar automáticamente de tener 30 escaños a tener 60 y Podemos al contrario", sufriendo el castigo a la cuarta fuerza política que aplica nuestro sistema electoral en el reparto de escaños.

Y, segundo, y más preocupante para el PSOE, en los territorios, donde el nuevo ranking de formaciones políticas puede poner en riesgo algunos de los gobiernos autonómicos y locales en donde "ahora la suma puede no salir". Es este temor lo que ha suscitado la petición de los barones al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que se intente alejar el calendario de las elecciones generales lo más posible de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2019 para "no contaminar" el debate. Algunos barones advierten de que la política nacional, cuyo epicentro es y será Cataluña en los meses venideros es "letal" para sus intereses. "Cataluña nos está matando".

De un lado, porque toda suerte de negociación con los secesionistas cuestiona a los barones más hostiles con el independentismo. Y, segundo, porque "el debate está inflando sobremanera a Ciudadanos" que ya está en una posición indubitablemente buena y que podría no limitarse a erosionar al PP sino cebarse incluso con las propias filas socialistas. Una situación que suscitó el principal temor de la presidenta andaluza, Susana Díaz, por miedo a que su socio de Gobierno, Ciudadanos, tercera posición en el parlamento andaluz, acabe ocupando la segunda para acabar siendo líder de la oposición. Algo que impediría tejer alianzas de Gobierno a no ser que sumaran PSOE y Podemos cuya alianza con los anticapitalistas de Teresa Rodríguez sería cuando menos lenta y complicada.

El auge de la formación naranja también podría complicar la gobernabilidad en Extremadura y Castilla-La Mancha donde los presidentes, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page, gobiernan con el apoyo de Podemos. Caso que también sucede en Asturias, Baleares, Aragón... y otros tantos feudos socialistas.

Así las cosas, los territorios del PSOE empiezan a analizar con lupa el escenario demoscópico y se aferran a la esperanza. Paradójicamente, cuatro años después de las municipales y autonómicas, en las que temían que la llegada de Podemos hiciera tambalear su liderazgo político en la izquierda, el PSOE confía ahora en que la formación morada mantenga sus posiciones. Los socialistas vuelven a rebelarse contra el sorpasso. Hace cuatro años era el sorpasso de la izquierda; hoy el que temen es el de Ciudadanos que, dejando al PSOE como primera fuerza política, podría arrebatarles diversas plazas y autonomías en las próximas elecciones de mayo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation