Menú

España convoca por tercera vez en un mes al embajador belga por Cataluña

"Ante las reiteradas descalificaciones" que el presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, ha proferido contra España.

LD/Agencias
0

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha vuelto a convocar, por tercera vez en menos de un mes, al embajador belga en Madrid, Marc Calcoen, "ante las reiteradas descalificaciones" que el presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, "en su calidad institucional", ha proferido contra España.

En un comunicado, Exteriores informa de que será el propio ministro, Josep Borrell, el que reciba al embajador de Bélgica a las 19.00 horas de hoy en el Palacio de Santa Cruz.

El departamento que dirige Borrell justifica la protesta en "las reiteradas descalificaciones que el presidente del Parlamento flamenco ha proferido, en su calidad institucional, contra España y las autoridades españolas".

En concreto, se añade en la nota, Exteriores censura las declaraciones que Peumans hizo el pasado miércoles cuando inauguró una exposición sobre el proceso secesionista catalán en la sede del Parlamento de Flandes titulada "La revolución de las urnas".

El dirigente del partido separatista de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA) consideró "inadmisible" que los líderes independentistas catalanes sigan en prisión al sostener que "encerrar a políticos es un acto de violencia".

Reiteró además que el Gobierno español es "incapaz de cumplir las condiciones para formar parte de una Europa democrática".

La anterior ocasión en la que Exteriores convocó al embajador belga fue el pasado 2 de octubre por las declaraciones "inaceptables" para un país "amigo y aliado" como España por parte de Peumans sobre el proceso independentista catalán.

En aquella ocasión, fue el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano, el que recibió al diplomático belga, que ya fue convocado el 20 de septiembre en protesta por la carta que el presidente del Parlamento flamenco envió a la expresidenta del Parlament catalán Carme Forcadell.

Después de la primera queja diplomática, Peumans se reafirmó en el mensaje dirigido a Forcadell en el que cuestionaba la democracia española y rechazó retirar "ni una sola palabra" de esa carta.

"Mantener a los políticos detenidos durante meses es un acto incluso más insidioso, una prueba de que el Gobierno central en España no es capaz de cumplir las condiciones para ser parte de una democracia moderna en la Unión Europea", decía la misiva de Peumans.

La primera vez que se convocó al embajador belga fue la directora general de Europa Occidental, Central y Sudeste de Europa del Ministerio de Exteriores la que trasladó el "profundo malestar" por la carta del político separatista flamenco.

La N-VA es la principal fuerza de Bélgica y sustenta la coalición cuatripartita de Gobierno, integrada por tres partidos flamencos y uno francófono, el Movimiento Reformador (MR) del primer ministro Charles Michel.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios