Menú

La Policía Municipal, al límite por la última maniobra del Gobierno de Carmena

Cientos de policías, pertenecientes a los dos sindicatos mayoritarios, volvieron a concentrarse ante la última maniobra del Gobierno municipal.

0
Cientos de policías, pertenecientes a los dos sindicatos mayoritarios, volvieron a concentrarse ante la última maniobra del Gobierno municipal.
CPPM Madrid

La Policía municipal de Madrid es el colectivo que se siente más maltratado y vapuleado por el Gobierno de Manuela Carmena. Y este martes los sindicatos mayoritarios –CPPM y CSIT– se volvieron a echar a la calle para mostrar su rechazo a la última oferta sobre el convenio colectivo realizada por el Ejecutivo local, que temen les sea impuesta "por la espalda", pactándola con los otros tres sindicatos, UPM, CCOO y UGT.

"Reclamamos un texto digno y similar a lo que han conseguido otros colectivos dentro de este mismo Ayuntamiento. Este delegado de área (por Javier Barbero) no nos garantiza la conciliación familiar" ni otros derechos, indicó en declaraciones a LD el responsable de Policía del CSIT-UP, José Francisco Horcajo. "Al final vamos a tener que ir a los juzgados a reclamar nuestros derechos".

La última oferta presentada a inicios de octubre es, según el centenar de agentes que ha protestado en Plaza de la Villa, prácticamente igual que el preacuerdo rechazado por más del 80% de la plantilla en un referéndum en el mes de junio.

Tras darle "muchas vueltas" y de convocar mesas, el Consistorio, "muy probablemente, tenga ya pactada la firma del documento (con los tres sindicatos minoritarios) y está utilizando el desgaste, para que los policías se movilicen menos", señaló ante los periodistas Óscar López, de CSIT. Por su parte Marino Perales, portavoz de CPPM expresó su rechazo a que el Gobierno "pretenda imponer el preacuerdo rechazado por una mayoría de policías por la espalda y con el consentimiento de los sindicatos minoritarios, que van a subvertir lo que dijeron los policías en su día, que este acuerdo no lo queríamos".

Entre gritos de "¡Barbero, dimite, la poli no te admite!" –y una prolongada pitada al edil del PSOE responsable de la materia, Ramón Silva, que pasó en esos momentos por la plaza–, Begoña Villacís (Cs) y José Luis Martínez Almeida (PP) se acercaron a apoyar a los agentes concentrados.

"Un día más volvemos a estar aquí en la Plaza de la Villa, acompañando a la Policía Municipal porque vienen denunciando lo que es una auténtica verdad, y es que el Ayuntamiento no quiere llegar a un acuerdo. El Ayuntamiento de Madrid, o Podemos, se apunta a todas las manifestaciones de todos los trabajadores, dice querer lo mejor, les sube el SMI, pero a la hora de la verdad son incapaces de sentarse y llegar a un acuerdo con la Policía Municipal; simplemente porque no les quieren", afirmó Villacís. La portavoz centrista en el Consistorio madrileño explicó que "los policías están hartos de que se les falte al respeto, están hartos de que se les humille sistemáticamente. Los policías lo único que quieren es poder conciliar. Y están negociando unas mejoras salariales que, básicamente, son las que llevan años con ellas congeladas".

"Podemos no quiere llegar a un acuerdo porque probablemente alguna de sus corrientes internas no verían con buenos ojos que se llegara a un acuerdo con la Policía Municipal".

Martínez Almeida avanzó que su grupo seguirá apoyando a la Policía Municipal. "Basta ya de ignorar a la Policía, basta ya de despreciar las peticiones justas y razonables que están haciendo. Y Manuela Carmena les dijo una cosa: que les llevaba en el corazón y que iban a obtener todo aquello que quisieran. Ni les lleva en el corazón ni les da lo que ellos en justicia están pidiendo".

El portavoz popular recordó que el PP ya le dijo a Carmena que era necesario apartar de las negociaciones al concejal Barbero, "quien, como responsable máximo del cuerpo policial, ha puesto en duda cómo desempeñan su trabajo, ha criminalizado la gestión que la Policía hizo del incidente de Lavapiés, es incapaz de llegar a un acuerdo justo con la Policía y por tanto tiene que ser Carmena la que deje de esconderse detrás de sus concejales y asuma su responsabilidad. Y su responsabilidad es que la Policía tenga el trato justo y digno que merece".

Además, Martínez Almeida tachó de "intolerable que Rommy Arce, imputada por un delito de injurias y calumnias contra la Policía, siga sentándose como miembro de la comisión de seguridad".

Para CSIT, este acuerdo "se va a caer por su propio peso" porque aunque el Gobierno defienda que hay más días de libranza estas jornadas no se podrán disfrutar; "cada día somos menos policías y tenemos mayores servicios", explicó Óscar López.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD