Menú

Ussía alerta de "un socialismo enloquecido por un dirigente ambicioso y desalmado"

Se sigue hablando mucho de presupuestos tras la presentación estelar de ayer en la que faltó su protagonista: Pablo Iglesias.

0

El Mundo dice que "Sánchez enfría la respuesta a la reprobación del Rey por el Parlament". Así le agradece que le sacara del atolladero del día de la Fiesta Nacional. Rosell está muy enfadado con esta nueva muestra de deslealtad del presidente de podemitas, golpistas y filoterroristas. "Si Zarzuela salió el sábado a defender a Pedro Sánchez fue porque aquella bochornosa escena atacaba la imagen" del presidente. "Se comprende por ello el gesto crispado con el que abandonó su incorrecta posición tras el aviso del encargado de protocolo. Lo que no se comprende tanto es que esa misma tarde Moncloa corriera a servirse de sus terminales mediática para trasladar la culpa propia a la Casa Real, cuando no a Ana Pastor". Una actitud miserable que retrata al individuo que ocupa La Moncloa sin haber sido votado. "Sánchez quitó hierro a la resolución contra el Rey, recurriendo al socorrido argumento de que las palabras no son hechos (…) La Constitución obliga al Rey a secundar al presidente del Gobierno, y lo está haciendo con la elegante discreción que caracteriza a Felipe VI. Pero también obliga al presidente del Gobierno a no dejar sola a la Corona en la defensa de la unidad y la democracia de todos". Sorprende Raúl del Pozo, no por defender la subida del salario mínimo, algo que a priori no le puede parecer mal a nadie, sino por convertir en víctimas a Pedro y Pablo por las críticas recibidas. "En España, ahora, el que manda suele ser impopular sobre todo cuando decreta algo de solidaridad. Tienen que aprender a soportar el odio". ¿Pedro y Pablo? Pero si son ellos los profesionales de propagar el odio a todo el que discrepe. No se les odia, Raúl, sólo se intenta que sometan sus programas a las urnas, tampoco es pedir la luna.

El País dice que "el Presupuesto baja una décima el PIB y deja dudas sobre los ingresos". Hoy le toca a Enrique Gil Calvo la dosis de peloteo a Sánchez. "Inesperadamente, el presidente Sánchez ha acordado con el líder de Podemos un borrador de presupuestos que está mereciendo la credibilidad de propios y extraños", dice, haciendo caso omiso de las críticas. "Todo un acierto, que ha sorprendido a cuantos desconfiaban de Pedro y Pablo". Y eso con los presupuestos, porque con Cataluña lo están bordando, opina. "Los exabruptos de la oposición españolista del PP y de Ciudadanos, que fuera del Gobierno no tiene otra cosa que ofrecer más que vociferar como Vox, lo cierto es que la actitud del Ejecutivo Sánchez está siendo sensata y acertada", dice Gil Calvo como un supremacista catalán cualquiera. Y para terminar este insólito artículo se dedica a amedrentar al Poder Judicial. "No sabemos muy buen cuál va a ser su papel… ¿Jugarán sus cartas con sensatez e inteligencia, combinando el peso de la ley con su interpretación más prudente y moderada, que, junto a desobediencia, dictaminaría sedición en grado de tentativa? ¿O convergerán con la preferencia expresada por Torra, dictando una sentencia tan dura que justifique su big momentum insurreccional?". Parece que ahora las sentencias judiciales las quiere dictar El País.

ABC habla de "el milagro del Gobierno". "Envía a Bruselas unas cuentas que elevan el gasto en 16.000 millones, reconoce la desaceleración, fija los ingresos al impuestazo al diésel y a las empresas y asegura a la UE que bajará el déficit". Ignacio Camacho avisa de que lo de los presupuestos es lo de menos y que discutir por decimitas es perder el tiempo, porque "lo que importa es la voluntad de construir un bloque de largo aliento al que pretenden incorporar al nacionalismo en pleno. Un esquema frentepopulista que recuerda al de Zapatero con la diferencia de que el liderazgo de éste tenía mucho más peso, toda vez que el PSOE ocupaba con comodidad un espacio que ahora le disputa Podemos". Peor, Zapatero no tenía vocación de dictador y llegó a La Moncloa porque le votaron. Pedro y Pablo pretenden instalarse de por vida en el poder sin pasar por las urnas. "La novedad esencial que está en juego es política y tiene que ver incluso con la forma y la naturaleza del Estado, sometido a la presión simultánea de fuerzas que lo quieren romper o tomar al asalto". "Si la coalición en ciernes cuaja a medio plazo, lo de menos va a ser que el déficit quede una décimas arriba o abajo". Un golpe de Estado encubierto con Iglesias mandando en La Moncloa y Pedro de maniquí.

La Razón dice que "el gobierno asume un frenazo del crecimiento hasta 2020". Marhuenda es otro que se distrae con los números. "Habrá que ver si Pedro Sánchez y Pablo Iglesias logran los votos necesarios en el Parlamento y el aval de Bruselas. Ojala no sea así porque estas cuentas de acento ideológico electoral son una pésima noticia para la nación". Ussía advierte al PP de que no arrincone a Vox. "Vox no es el enemigo ni adversario del PP. Son 800.000 votos que el PP puede recuperar si Casado se deja influir por el sentido común. Un partido como el PP, en las condiciones por las que transcurre España, tiene que recuperar a sus antiguos militantes para impedir la victoria de los comunistas, los separatistas, los bolivarianos y los terroristas, socios de un socialismo enloquecido por un dirigente ambicioso, okupa, necio y desalmado". En lo que ha quedado el PSOE.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation