Menú

Colau le saca 36 millones a la Iglesia por la licencia de obras de la Sagrada Familia

La fundación eclesiástica que rige las obras se aviene al pago para evitar el acoso municipal y la paralización del templo expiatorio.

(Barcelona)
0
Sagrada Familia | Pixabay/CC/Patrice_Audet

Dos años de negociaciones entre el Ayuntamiento de Ada Colau y la fundación eclesiástica que dirige los trabajos de construcción del templo expiatorio de Gaudí han sido necesarios para desencallar el contencioso abierto por el equipo de gobierno podemita en Barcelona. Después de 136 años en marcha y a falta de ocho, en teoría, para su conclusión,las obras de la Sagrada Familia ya son legales a ojos de Colau y sus concejales. La Junta Constructora de la iglesia pagará al consistorio 36 millones de euros en diez años. Del total, 22 millones estarán destinados a la mejora del transporte público en la zona; 7 para habilitar una entrada directa en la basílica a través del Metro; cuatro para la reurbanización del entorno y tres para el mantenimiento del entorno.

Colau y la concejal Janet Sáenz, una de las más activas "luchadoras" contra los supuestos privilegios de la Iglesia en la edificación del templo, han celebrado el millonario desenlace con una rueda de prensa en la que también han comparecido representantes de la fundación. No se ha querido informar del importe de la licencia de obras, sujeto a otra negociación que estará resuelta, según ambas partes, en el primer trimestre del próximo año. Así, los 36 millones son una suerte de peaje previo a pagar a la administración podemita de la capital catalana para abordar la última fase de la edificación.

Tras el pago, el Ayuntamiento acepta negociar un nuevo plan urbanístico relativo a las afectaciones de la fachada de la Gloria. Según la junta constructora, se seguirán los planos de Gaudí al pie de la letra. No es de la misma opinión el equipo de Colau. De seguir las instrucciones del arquitecto, dos manzanas de edificios deberían ser derribadas para facilitar un gran paseo de acceso a la basílica desde la Diagonal hasta la calle Mallorca rematado con unas escalinatas.

Colau se apunta el tanto de haber forzado el millonario pago tras dos años de tiras y aflojas con la Iglesia. La asociación de vecinos del barrio considera, en cambio, que los 36 millones son muy poca cosa en comparación con las ganancias derivadas de los visitantes, que calculan en torno a los mil millones de euros en la próxima década. También se quejan de las afectaciones que provocan los veinte millones de turistas que se pasean cada año en torno a la basílica. De estos, sólo unos cuatro millones y medio pagan entrada para acceder al interior de la obra. La Sagrada Familia y la Alhambra de Granada son los monumentos españoles más populares.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios