Menú

Carolina Punset traiciona a Cs y se pasa al separatismo insultando al partido al que debe el escaño

La formación de Rivera asegura que este sábado ha expulsado a la eurodiputada por reunirse con Puigdemont utilizando un coche oficial.

0
Carolina Punset y Albert Rivera | EFE

La eurodiputada Carolina Punset, que logró su escaño gracias a Ciudadanos, ha traicionado a la formación naranja y a su idea sobre la unidad de España y se ha pasado al separatismo. La eurodiputada ha querido hacer pública su traición visitando al forajido golpista Carles Puigdemont en Waterloo en coche oficial del Parlamento Europeo.

Tras esa infame reunión el 9 de octubre, la Comisión de Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha enviado a Punset un expediente de expulsión.

En el colmo de la vileza, la eurodiputada ha tenido la desvergüenza de mandar una carta al diario podemita de Escolar anunciando que "abandonará en las próximas fechas Ciudadanos por desacuerdos con las decisiones que ha tomado la dirección del partido" y que, según ella, han convertido a la formación en "la marca blanca del PP".

Punset no ha tenido la decencia de enviar la carta a la formación gracias a la cual es diputada, o, al menos, Cs asegura que no ha recibido ninguna notificación de la eurodiputada. Con una bajeza moral difícil de igualar, Punset critica los "bandazos" de Ciudadanos desde las últimas elecciones generales y les acusa de "trasfuguismo político". A Punset no le debe parecer un bandazo ni transfuguismo presentarse por Ciudadanos y visitar a un golpista separatista. Punset dice que ha tardado "mucho" en tomar la decisión de abandonar Ciudadanos, aunque la realidad es que ha sido Rivera el que ha tardado mucho en expulsarla.

En este sentido, se inventa que Cs pasó del "no es no" al expresidente del Ejecutivo Mariano Rajoy "a ser los únicos que apuntalaron su Gobierno en una moción de censura más que necesaria". La primera afirmación refleja un insólito desconocimiento de lo acontecido en España en los últimos años o, simplemente, una descarada mentira, porque habría que recordar a Punset que el "no es no" es de Pedro Sánchez, no de Ciudadanos, partido gracias al cual pudo Rajoy ser investido presidente.

"No facilitar la salida de un gobierno corrupto es igual a ser cómplice de la corrupción", apunta la visitante de Puigdemont, el representante de CiU, el partido más corrupto de España.

La tránsfuga incluso se atreve a criticar la postura de Cs en Cataluña, donde ha ganado las elecciones. "Pasear banderas va contra el ADN de lo que fue aquel Cs al que yo me alisté cuando casi nadie lo conocía", apostilla en el colmo de la mezquindad quien se va a visitar a Puigdemont, el de las banderas separatista y los lazos amarillos.

"Te riñen por hablar con Puigdemont, con ERC, con cualquiera que no esté en el bloque del 155", dice. Por que para ella es necesario "escuchar al adversario lejos de insultos, provocaciones y menos aún celebraciones o gracietas en redes sociales por el ingreso en prisión de políticos". ¿Le habrá dicho eso a Puigdemont o a sus amigos que llaman bestias a los españoles?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios