Menú

El Gobierno escurre el bulto sobre la venta de armas a Arabia Saudí mientras Robles insiste en culpar a Sánchez

Ha explicado que ella propuso paralizar el contrato pero que el presidente decidió mantenerlo en una "decisión muy meditada".

Hay inquietud en las filas socialistas por lo que dirá este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en su comparecencia monográfica sobre la venta de armas Arabia Saudí que solicitó ERC. De momento, Moncloa no da pistas y la línea oficial de Gobierno y PSOE es dejar la decisión exclusiva en manos del presidente Sánchez y esperar una investigación "independiente, exhaustiva y transparente" sobre la asesinato del periodista, Jamal Khashoggi, supuestamente a manos de Arabia Saudí.

Una muerte que ha provocado la reacción inmediata de la canciller alemana, Angela Merkel, quien no sólo ha paralizado la venta de armas a Arabia Saudí sino que ha pedido a todos sus socios europeos que hagan lo propio. "No se puede hacer", cuentan fuentes del gobierno porque supondría suspender la construcción de las fragatas de Navantia en Cádiz en medio de la campaña andaluza y cuando el viernes Pedro Sánchez celebra su Consejo de Ministros extraordinario en Sevilla con Susana Díaz. "Sería un incendio político en Andalucía" dicen en el PSOE.

De hecho, no parecen acoger la petición alemana de forma positiva, al menos de momento. En la comisión de Defensa celebrada esta mañana en el Congreso el PSOE ha exigido la retirada de una Proposición No de Ley de Compromís que pedía suspender la venta de armas a Arabia Saudí. Preguntada por esta cuestión, la portavoz socialista, Adriana Lastra, esquivó la cuestión diciendo que "no voy a aventurar lo que dirá mañana el presidente".

Posición difícil que pone en el foco al presidente del Gobierno, a quien ha señalado la ministra de Defensa, Margarita Robles, desautorizada hace más de un mes por el presidente tras anunciar que paralizaría esta venta de armamento al régimen saudí. Robles ha recalcado hoy que la decisión final sobre la venta de armas a Arabia Saudí la tomó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras meditar mucho sobre los pros y los contras y ha incidido en que el debate sobre si se deben primar los intereses comerciales o el mantenimiento de los puestos de trabajo "no es sencillo".

En una entrevista en Antena 3, Robles ha señalado que España tiene un compromiso "clarísimo" con la defensa de los derechos humanos, aunque ha remitido a la comparecencia de mañana en el Congreso de los Diputados, en la que Sánchez explicará la posición de España respecto a la polémica internacional sobre la venta de armas al país árabe tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Ha explicado que, cuando ella propuso paralizar el contrato firmado en 2015 con Arabia Saudí que se encontró cuando llegó al cargo, lo hizo "por conocimiento de una determinada realidad", pero ha matizado que quien tiene toda la información es el presidente del Gobierno y quien decide finalmente mantenerlo es él, en una decisión muy meditada. En su opinión, en este asunto hay dos realidades: defender los derechos humanos por parte de la comunidad internacional y garantizar los empleos, pero sin que estén "al albur" de una determinada coyuntura ajena a esos trabajos, ha puntualizado.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad