Menú

La doble vara de medir del PSOE: ve "preocupantes" las grabaciones de Cospedal pero no las de Delgado

La portavoz del Comité Electoral, Esther Peña, pide explicaciones a Casado por las informaciones que afectan a López del Hierro, marido de Cospedal.

0
La portavoz del Comité Electoral, Esther Peña, pide explicaciones a Casado por las informaciones que afectan a López del Hierro, marido de Cospedal.
Esther Peña | EFE

El PSOE ha caído en su propia trampa. Las nuevas remesas de grabaciones del comisario Villarejo que afectan al marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro, han servido de cebo para que el PSOE haya incurrido hoy en su propia contradicción: conferir credibilidad a las informaciones de las cloacas sólo cuando no les afectan en carne propia.

El argumentario inicial del Gobierno ha sido no dar credibilidad a las grabaciones que apuntan a que López del Hierro y Villarejo se pasaron información sobre las pesquisas de varias operaciones judiciales que afectaban al PP, entre ellas la trama Gürtel. En ese sentido se pronunció la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y su compañero de gabinete, el titular de Interior, Fernando Grande Marlaska.

Pero en la sede de Ferraz ha volado el argumentario. En rueda de prensa tras el Comité Electoral del PSOE, la portavoz Esther Peña comenzó siguiendo a pies juntillas la doctrina oficial: "No nos merecen demasiado respetos ninguna de estas filtraciones ilegales", dijo la portavoz "ni nos van a marcar la agenda" porque "nosotros vamos a actuar de manera coherente; mientras los demás sigan enfangando, nosotros vamos a dedicarnos a hacer política real". Pero la posición de origen duró apenas unos segundos. Sin siquiera ser preguntada nuevamente la portavoz introdujo unos matices con los que actuó exactamente al contrario de como dijo actuar, calificando de "preocupante" el fondo de las conversaciones de estas grabaciones y pidiendo al líder del PP, Pablo Casado, explicaciones.

"Lo que hemos conocido hoy es una situación reiterada de entendimiento y complicidad para influir sobre la investigación policial y sobre la acción de la justicia para obtener un trato de favor hacia el PP. Lo preocupante es que esas conversaciones se produjeran. Nos parece muy peligroso porque es una actividad para obstruir a la Justicia y obtener la impunidad del PP". Por ello, continuó: "Ante esta trama nos parece importante y esperamos que el PP, que siempre ha actuado con tanta diligencia y con tanto afán, actúe exactamente igual con los dirigentes de su partido que aparecen en estas filtraciones de hoy. Exigimos a Pablo Casado que le dé la importancia a este tipo de actos y que se ponga manos a la obra".

Un giro de 180 grados que motivó la pregunta de Libertad Digital sobre la contradicción evidente del PSOE y por qué no considera "preocupantes" también las grabaciones que afectan a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en cuyo fondo no entró ningún miembro de Gobierno y del partido."No vamos a entrar en la cloaca", se limitó a responder Peña.

En España

    0
    comentarios

    Servicios