Menú

La Fiscalía deja groguis a los golpistas, que culpan a Sánchez de la "venganza"

Torra retira el apoyo nacionalista al Gobierno y Lluís Llach reclama "llenar las calles para vaciar las cárceles".

(Barcelona)
0
Quim Torra frente a la cárcel de Lledoners este viernes | EFE

No por sabido ha causado menos impacto. El escrito de la Fiscalía sobre los delitos cometidos por los procesados por el golpe de Estado separatista ha descolocado a los principales dirigentes, que tachan de "barbaridad" la solicitud de 25 años de prisión para Oriol Junqueras como cabecilla de la operación, diecisiete para los Jordis y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y dieciséis para el resto de los exconsejeros que no huyeron tras la proclamación de la república catalana.

El presidente de la Generalidad, Quim Torra, y el del Parlament, Roger Torrent, han comparecido juntos en el auditorio de la cámara catalana para leer un papel en el que afirman que la Fiscalía no sólo acusa a los 22 procesados, sino "a la inmensa mayoría de la ciudadanía de Cataluña". Según Torra, no hay rebelión ni cualquier otro delito en la organización de un referéndum ilegal y "el Gobierno ha perdido una oportunidad de oro para sacar de los tribunales el conflicto que se vive en Cataluña y devolverlo al terreno político".

Torra dijo compartir la "indignación" por "la petición de penas interminables a gente buena, gente de paz" y anima a transformar los sentimientos de rabia e impotencia en "energía positiva". También ha apelado al "espíritu del 3-O", fecha de la huelga general que se llevó a cabo tras el simulacro de votación al que el separatismo sigue dando un valor absoluto.

No habrá Presupuestos

No sólo la Fiscalía es objeto de duras críticas por parte de los separatistas. Pedro Sánchez se ha convertido en el nuevo enemigo público número de la república, a pesar de las gestiones del Gobierno en la Abogacía del Estado, que ha cambiado el delito de rebelión por el de sedición y pide la mitad de años que los fiscales. Según Torra y Torrent, Sánchez es "cómplice de la represión y de la venganza". El vicepresidente autonómico y delfín de Junqueras, Pere Aragonès, ha dado por cegada cualquier vía para los grupos nacionalistas apoyen los Presupuestos Generales del Estado.

Lluís Llach, a quien acaban de nombrar presidente de uno de los nuevos chiringuitos nacionalistas, el "Forum Cívico Constituyente", repitió presencia en el escenario de Lledoners con un agresivo discurso en el que afirmó que "ya va siendo hora de llenar las calles para vaciar las cárceles".

Torra clausura el mitin. Ataca a la monarquía, reitera que no hay marcha atrás y anuncia que retira el apoyo a Sánchez. No habrá Presupuestos. Dice el sustituto de Puigdemont que la oferta de Sánchez para Cataluña son doscientos años de cárcel para los dirigentes independentistas. "Es intolerable", proclama.

Mejor con Rajoy, dicen ahora

No ha habido propiamente una nueva declaración de guerra contra el Estado, pero los dirigentes separatistas se quejan de que con Rajoy la Abogacía del Estado sólo acusaba a los procesado de malversación y que con Sánchez se ha añadido el delito de sedición. "No nos pararán por muchos años de prisión que pidan. El sistema judicial español continúa alimentando la farsa y quiere condenar la voluntad democrática de todo un pueblo", tuiteaba Aragonès nada más conocer el escrito de Fiscalía. En la misma línea se pronunciaban los demás dirigentes de ERC y de Junts per Catalunya (JxCat), así como los podemitas de Cataluña. Elisenda Alamany, representante del sector separatista de Podem ha calificado el escrito de Fiscalía de "intolerable" y "auténtica salvajada".

El consejero de Educación, Josep Bargalló, se sumaba a la cascada de ataques contra el sistema judicial y tachaba el procedimiento de "farsa". "La presión y el exilio serán su derrota. No hay marcha atrás", añadía en un mensaje en Twitter. David Bonvehí, presidente del PDeCAT, apuntaba que "es evidente que no hay nada que negociar, ya se apañarán con sus presupuestos y su política española". También la alcaldesa Ada Colau se ha sumado a la rueda de arengas. "Día negro", ha asegurado Colau, que pide "una respuesta firme y pacífica" a la ciudadanía contra las acusaciones de la Fiscalía.

La consejera de Agricultura, Teresa Jordà, ha resumido el sentir separatista en su cuenta de Twitter: "Hoy han vuelto a hostiar a todo un pueblo con la mano plana, pero desconociendo que nosotros nos levantamos, respiramos y seguimos. Ha pasado un año de aquel día en la Audiencia pero hoy somos muchos más".

El "mosso" separatista

Máxima hiperventilación de los dirigentes separatistas. Concentraciones frente a las tres cárceles catalanas que acogen a los procesados. Torra ha visitado a los presos de Lledoners y se ha quedado para el acto, una repetición de lo acontecido ayer frente a la prisión. Cartas de los presos leídas por familiares y concejales separatistas. Intervenciones estelares del abogado de la fugada Clara Ponsatí, Aamer Anwar, que ha repetido su teoría sobre el supuesto estrato franquista del Estado, y Albert Donaire, un mosso d'esquadra de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que tiene bula de la consejería de Interior para participar en actos separatistas e insultar a los ciudadanos no nacionalistas.

Desde Waterloo, Puigdemont clama por una intervención de la Unión Europea. "Europa no puede permanecer en silencio", tuitea. En la localidad de residencia de Junqueras, Sant Vicent dels Horts, se ha celebrado una marcha de antorchas con la participación de Gabriel Rufián y el diputado de la CUP Carles Riera.

El escrito de Fiscalía ha limado por un día las abruptas diferencias entre los partidos y grupos separatistas. Las bases reclaman "unidad" en los mítines y piden una huelga general. Nuevo debate en las filas separatistas sobre la oportunidad de iniciar ya las movilizaciones o esperar al comienzo del juicio. Una facción de la CUP propone convocar el paro el primer día de la vista oral.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation